17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

"Poca gente considera hoy persuasivo a Hitler"

Adolf Hitler, dándose un baño de masas.
Adolf Hitler, dándose un baño de masas.
"Poca gente considera hoy persuasivo a Hitler"

El historiador Tim Bouviere publica 'Apaciguar a Hitler' (Debate), el relato de cómo el líder nazi consiguió ir ganando terreno a los otros dirigentes europeos a pesar de que sobre todo el continente surgía la amenaza de una guerra fratricida que finalmente tuvo lugar.

"No creo que Hitler sea considerado alguien persuasivo hoy en día: todo el mundo se siente repelido por su ideología. La fascinación que puede generar en algunos se basa en dos razones: no fue un régimen que provocó enormes sufrimientos a su gente como el de Stalin y luego además es un ejemplo extraordinario del poder que puede acumular un solo hombre", ha explicado en una entrevista con Europa Press el historiador.

No obstante, Bouvier sí reconoce que existe "un glamour perpetuo que parece que ejerce el III Reich", relacionado con la estética y el patriotismo, a lo que se suma que el país alemán es heredero de "una de las grandes civilizaciones europeas que representa el progreso occidental".

Esa misma fascinación fue la que permitió a Hitler convencer a su país de la necesidad de una guerra --aunque, tal y como explica el investigador, más favorable a un conflicto solo con los países vecinos que a una guerra mundial en la que se veían menos fuertes-- y atrasar la reacción de otras potencias europeas, en especial la de Reino Unido.

"Chamberlain nunca explicó a la población por qué Reino Unido tenía que ir a la guerra y así la gente no estaba preparada ni tenía una razón para luchar. Hitler no pensaba que Chamberlain podía ir a la guerra, mientras que con Churchill las cosas fueron muy distintas: cuando estalla la guerra en 1939, el pueblo británico ya estaba unido y preparado para luchar", ha recordado Bouviere.

"La política de Chamberlain había fracasado de tal forma que, sencillamente, habían visto un hombre que había ido tres veces a Alemania y había hecho concesiones importantes, que quería la paz cuando era obvio para todos que Reino Unido tenía que entrar en guerra y derrotar a Hitler", ha señalado.

Respecto a si la autorización para publicar el 'Mein kampf' en países como Polonia, uno de los más afectados por la política de los nazis, es comprensible, el historiador reconoce que es una cuestión que debería atender al "tipo de regímenes que haya en los países y cómo hayan asumido este conflicto".

"Por ejemplo, Alemania ha atravesado un proceso sorprendente y profundo de comprender su historia y reconocer lo que ocurrió. Esto se enseña constantemente en las escuelas alemanas, casi en exceso, y es menos peligroso. En cualquier caso, el 'Mein kampf' es un símbolo más que nada, y eso es más peligroso que el texto en sí", ha alertado.

La intervención de Churchill en el conflicto fue definitiva, aunque para Bouviere no para una derrota directa de Alemania. "No eran lo suficientemente fuertes, hubiera requerido muchísima fuerza para derrotar a los alemanes: lo que realmente hizo Reino Unido en 1940 fue negar a Alemania la victoria con su negativa a firmar una paz con Hitler", ha concluido.

"Poca gente considera hoy persuasivo a Hitler"
Comentarios