16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

YA ESTÁ AQUÍ

  • El Racing inicia esta tarde su nueva aventura en Segunda División
  • Recibe en el Sardinero al Málaga, un aspirante al ascenso a pesar de que todavía está a medio hacer

Hace cinco años que el Racing no comenzaba una nueva aventura en el fútbol profesional. Ha estado cinco de sus últimas seis temporadas en Segunda B, por lo que está harto del infierno. Lo conoce mejor que su propia casa y ya se da por satisfecho. Ha probado el barro pero prefiere el azulejo. La Segunda División no es como la Primera pero se le parece. Es el paso previo hacia el dominio de las estrellas y sobre ese peldaño pretende avanzar el equipo verdiblanco en los próximos meses con solvencia y seguridad. Durante buena parte del verano ha temido no ser capaz de dar forma a un equipo competitivo pero esta tarde va a salir a competir con la certeza de tener el potencial suficiente para plantar cara a todo un Málaga.

El Racing ya está aquí. Ha tardado pero ha llegado. De nuevo forma parte del club, de esa Liga de Fútbol Profesional donde todos son más guapos porque todos tienen más dinero. El presupuesto de la entidad verdiblanca o al menos lo que va a gastar en jugadores se va a duplicar respecto al curso pasado, lo que parece mucho pero tampoco es tanto. De hecho, parece que Iván Ania va a tener entre manos a una de las plantillas más baratas de toda la competición, pero tiene la certeza de ser capaz de compensar las carencias monetarias con otras virtudes que los demás no tienen.

Es cierto que no todo es dinero, pero el dinero sí es mucho. Tanto es así, que tres de los que perdieron la categoría el curso pasado tenían uno de los cuatro presupuestos más bajos. Sólo uno rompió la lógica. Para conseguirlo, hay que hacer las cosas muy bien y, sobre todo, no regalar nada. Y el Racing sabe de eso porque la última vez que saltó a la arena de la Segunda División regaló el primer mes. Se presentó a jugar con un equipo cojo y, sobre todo, sin delantero. Incluso Borja Granero tuvo que actuar de ‘nueve’. No sumó nada en los cuatro primeros partidos y después no se salvó por un suspiro. Quizá entonces nadie se acordó de lo que sucedió en agosto y septiembre, pero ahí estuvo la clave.

Al entrenador del Racing y a su director deportivo les gusta comenzar en plena forma. Es un buen momento para coger a los rivales con el pie cambiado y a medio hacer y, por lo tanto, para tomar un impulso de los que acaban dando puntos. Una buena puesta en escena sirve para coger una buena dosis de confianza y lo contrario genera unas inseguridades que luego se arrastran todo el año. Queda claro que puede ser clave un buen arranque y el primer paso para ese objetivo primero se dará hoy.

El sorteo quiso que el Racing comenzara su nueva andadura en la categoría de plata con dos partidos en casa ante otros tantos aspirantes al ascenso. Al menos, a priori. Sin embargo, el Málaga, que el pasado año tenía el presupuesto más caro de toda la Segunda División, llega esta tarde (18 h.) a Los Campos de Sport un tanto cojo. Puede ser, de hecho, un buen día para medirse a él porque todavía tiene el equipo a medio hacer. Es un Málaga a medias.

El club andaluz ha tenido numerosas dificultades durante este verano. Tanto es así, que sólo cuenta en nómina con once futbolistas profesionales. Hoy se presentará en Santander con diez jugadores de la cantera con los que viene trabajando su entrenador, que es Víctor Sánchez del Amo. Éste no se va a tener que pensar demasiado el once porque apenas tiene cartas. Por un lado, le facilita el trabajo, pero por otro también le desorienta. El proyecto está cargado de incertidumbre porque la Liga, dentro de su apuesta por una disciplina económica que evite repetir casos como el del Reus el curso pasado, está impidiendo a la entidad malagueña inscribir jugadores. Y eso le va a hacer comenzar la temporada casi a ciegas. Por eso es un buen día para medirse a quien está llamado a ser uno de los grandes equipos de la categoría en cuanto solvente sus problemas, que tiene pinta de que lo va a hacer. De hecho, hay jugadores que están esperando a que se resuelvan sus problemas para fichar por ellos. 

No hay que engañarse, ya que los once futbolistas profesionales que tiene Víctor a su mando ya dan para formar un equipo titular tremendo. Al Racing no le van a regalar nada hoy y va a tener que enseñar una buena versión para quedarse con los tres primeros puntos que se van a poner en juego. El mismo Chuti Molina reconoció el pasado lunes que le habría gustado disponer de quince días más para que el equipo llegara en un estado de forma mejor que el actual, pero es lo que hay. Este año, la Liga madruga más de lo habitual. 

Como en todo verano, ha habido salidas y llegadas en el plantel. Y aún habrá más después de que se abra el telón esta tarde. Por mucho que haya una quincena de futbolistas que continúan desde el curso pasado, el equipo se ha reforzado en todas sus líneas. Lo ha hecho en la portería, en la defensa, en el doble pivote y en las posiciones de ataque. En principio, es para mejor porque, por mucho que el Racing se paseara el curso pasado por la Segunda B, todos tienen claro que el salto que se produce al recalar en un piso superior es grande. Y hace falta sumar experiencia y jugadores que sepan de qué va la historia para no pagar la novatada. 

La pretemporada del conjunto cántabro se ha saldado de manera positiva a pesar incluso de ponerse delante de rivales de Primera División. En líneas generales, ha tranquilizado a los aficionados, que no pueden ver los entrenamientos pero que, por ejemplo, vieron el partido de presentación contra el Athletic. Y lo que se vio aquel día transmitió confianza. Si los hombres de Ania son capaces de enseñar un nivel similar al de aquel día, a buen seguro que estarán en disposición de mirar a los ojos a uno de los ‘gallos’ de la categoría. El calendario ha querido que el Racing se percate desde el primer momento de donde está metido y ahora le toca a él responder. 

El verano se ha saldado positivamente para el conjunto cántabro en cuanto a las lesiones se refiere. Nuha ha estado a parte hasta hace apenas diez días e Iván Crespo va a estar en el dique seco hasta octubre, pero no ha habido más daños. No está mal porque se trata de un periodo peligroso. Con todo, está por ver si el técnico se atreve a dar entrada ya a Alexis, que apenas lleva una semana de entrenamiento, o a Enzo, que se sabe de memoria el libreto del entrenador pero que sólo ha jugado un puñado de minutos con su equipo esta pretemporada. Más de lo mismo se puede decir del último en llegar, que ha sido Dani Toribio, que fue presentado ayer oficialmente. Se trata del primer partido de liga y éste siempre se afronta casi a ciegas, sin tener muchas referencias sobre las propias preferencias del entrenador. También los aficionados han de ir cogiendo el pulso a la liga. 

Quien tampoco podrá jugar esta tarde es David Barral, el mediático delantero que fichó el Racing en el último mercado invernal. Arrastra una sanción del curso pasado y eso hará que se acumulen problemas en el puesto de ‘nueve’, ya que Jon Ander también seguirá siendo baja por su rotura de ligamentos mientras que Nuha necesitará más tiempo para mostrar su mejor nivel. De este modo, no sería descartable ver a Siverio comenzar de inicio. Como alternativas, está la opción de jugar sin delantero acumulando a Cejudo o Yoda por arriba. Son las típicas dudas previas a un partido de fútbol. Porque sí, la temporada ya comienza hoy. Parece mentira que haya pasado tanto tiempo desde Son Malferit. 

Comentarios