23.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 23.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

SPORTING - RACING

Vuelan las entradas para Gijón

  • A primera hora de la tarde de ayer ya se habían agotado las 1.250 localidades que había enviado el Sporting  
  • El club asturiano avisa de que no venderá entradas a racinguistas en el Molinón
Aficionados del Racing en la grada de Los Campos de Sport. / Cubero
Aficionados del Racing en la grada de Los Campos de Sport. / Cubero
Vuelan las entradas para Gijón

El racinguismo también se moviliza en Segunda División. Es un poco más caro hacerlo, pero cada vez que se le presente un desplazamiento más o menos cercano, va a acudir con una importante representación. El domingo en El Molinón habrá más de 1.250 aficionados verdiblancos porque ayer a primera hora de la tarde se agotaron todas las entradas enviadas por el Sporting para vender en Santander. El buen partido del pasado martes animó a dar el paso y, aprovechando que, además, el horario es bueno, algo que va a ser más raro que habitual esta temporada, todo apunta a que se podrá vivir un buen día de fútbol en Gijón durante todo el domingo.

Cuando el miércoles se cerraron las taquillas, sólo quedaban 380 disponibles. Buena parte de las mismas ya se vendieron en la mañana de ayer y por la tarde, cuando apenas pasaban de las cuatro y media, el Racing tuvo que colgar el cartel de no hay billetes. En ese momento, todavía había un buen número de aficionados que confiaban en cazar una entrada, pero se quedaron con las ganas. Y lo peor es que no va a ser sencillo hacerse con una.

El Sporting ya ha dejado claro que no va a enviar más localidades por mucho que la demanda sea muy superior a las 1.250 que envió en un primer y único paquete. Además, ha advertido de que el racinguista que no compre su entrada en Santander, no debe viajar a Gijón porque asegura que no van a vender entradas a aficionados verdiblancos. Para la zona del campo donde se colocarán los seguidores que compraron su entrada en Santander ya no se van a vender más y, además, en las taquillas de El Molinón tendrán prohibido vender localidades a cualquier hincha que tenga aspecto de racinguista. Quien lo haga, tendrá que ir ‘de paisano’ y, más tarde, en la grada comportarse como un sportinguista más. De hecho, el club asturiano ha avisado al cántabro de que se guarda el derecho a echar de la grada a un aficionado del Racing que esté fuera del lugar acotado si se le descubre. Es decir, si se alegra de lo bueno que le pasa al conjunto santanderino y de lo malo que le pasa al asturiano.

Son medidas que se antojan exageradas y que, probablemente, sólo pretendan servir como traba para que tampoco haya una presencia masiva de aficionados racinguistas en las gradas y, de este modo, curarse en salud. Más raro aún suenan este tipo de decisiones teniendo en cuenta que, desde hace unos años y, sobre todo, gracias a la figura de Manolo Preciado, hay una buena sintonía entre los aficionados de ambos clubes. De pronto, se produjo un repentino cambio porque parecía que el ‘enemigo’ histórico era el equipo de Gijón y el amigo el Oviedo y ahora se han cambiado las tornas. Cosas raras entre aficiones que se autodenominan ultras.

Sea como sea, lo importante es que habrá una buena presencia de racinguistas en Gijón. Las entradas cuestan cinco euros más de las que habitualmente había disponibles en Segunda B pero los seguidores verdiblancos, que han ganado una importante costumbre viajera en los últimos años, no van a fallar tampoco en el fútbol profesional. Cada vez se viaja menos no sólo por el coste que supone, sino también por los horarios y todas las trabas que se ponen en nombre de la seguridad. A buen seguro que también hubiera estado cerca del millar el número de racinguistas que habrían viajado a Vallecas hace una semana, pero presentarse en Madrid un viernes a las nueve no está al alcance de todos. El primer desplazamiento del Racing había sido a Las Palmas y ahí sí que se antojaba complicado haber visto a seguidores del conjunto cántabro.

A buen seguro que se formará un buen ambiente durante todo el domingo en Gijón. Aún así, habrá racinguistas que cojan el guante lanzado por el Lealtad, que permitirá a los abonados del Racing acudir gratis al partido que juegan a mediodía. Quieren aprovechar los lazos trenzados durante los años que coincidieron en Segunda B, ganar apoyo en la grada y favorecer la hostelería de la ciudad con los racinguista que opten por quedarse a comer en Villaviciosa. No parece un mal plan para quien no quiera meterse en las profundidades gijonesas.

Comentarios