09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Toribio, al apartado de dudas

  • El catalán, fijo para el entrenador, se retiró en el primer tramo del entrenamiento de ayer
  • Abraham se ejercitó con normalidad 
  • Cristóbal mantuvo una charla con Kitoko
Abraham, que ayer volvió a entrenar con todos, junto a Jon Ander. / Cubero
Abraham, que ayer volvió a entrenar con todos, junto a Jon Ander. / Cubero
Toribio, al apartado de dudas

Los jugadores del Racing volvieron ayer a los entrenamientos después de haber disfrutado el lunes de una jornada de descanso. Fue un día de asueto un tanto condicionado, ya que los futbolistas se habían pasado toda la madrugada en el autobús volviendo de Elche y no llegaron hasta Santander hasta las siete de la mañana. Fue ayer cuando el equipo completó una intensa sesión de trabajo con la mira puesta ya en el partido del viernes. Apenas va a haber tiempo para prepararlo y por eso no se pueden esperar grandes novedades en la forma que tenga el equipo de afrontar la contienda.

Lo que puede condicionar la alineación que ponga en escena el técnico verdiblanco es lo sucedido ayer durante el entrenamiento. Cuando el mismo estaba aún dando sus primeros pasos, Dani Toribio debió sentir que algo no iba bien porque se retiró del terreno de juego junto con el fisioterapeuta. En principio, no daba la sensación de tratarse de algo demasiado doloroso o grave, pero, teniendo en cuenta lo corta que es esta semana, se puede meter al jugador talaverano al apartado de dudas. Habrá que esperar a ver si hoy vuelve a estar con todos para concluir si va a llegar a tiempo de jugar o no.

La baja de Dani Toribio sería un contratiempo para un entrenador que tiene plena confianza en él. De hecho, lo ha jugado todo desde su llegada siendo Mario, Sergio e incluso Nkaka unos minutos en Lugo quienes se han ido colocando junto a él. Que no pudiera jugar él abriría las puertas a sumar una nueva carta para el puesto de medio centro. Y no sería descartable que Kitoko, que es el único que falta por jugar ahí con el nuevo técnico (éste ya le alineó en Lugo pero como lateral), tuviera sus opciones. De hecho, ayer Cristóbal estuvo manteniendo una charla individualizada con él como ya la ha tenido antes con otros de sus compañeros, como Aitor Buñuel o Enzo la semana pasada.

Si se confirmara la baja de Dani Toribio, se sumaría a la ya conocida de Alexis, que no podrá ser de la partida por acumulación de amonestaciones. Esto abrirá la puerta de la titularidad a Iñaki Olaortua y de la convocatoria a Óscar Gil. Al menos, en principio. Quien podrá entrar en los planes del técnico si así lo estima oportuno es Abraham Minero, que se había mostrado recuperado hace dos semanas pero no la pasada, cuando de nuevo volvió a ejercitarse en solitario. Ayer, en cambio, estuvo con todos, lo que quiere decir que Cristóbal pudo presumir de tener a toda su plantilla a su plena disposición. No es poca cosa después de 18 jornadas ya superadas.

El entrenamiento de ayer fue similar, aunque quizá más largo de lo habitual, al que se lleva a cabo el día después de un partido. De este modo, quienes fueron titulares el domingo en Elche sólo estuvieron sobre el terreno de juego en la primera parte del mismo, cuando el cuerpo técnico diseñó un circuito con diferentes ejercicios. Después confeccionaron un partidillo y los que jugaron en el Martínez Valero se retiraron para seguir con su proceso de recuperación en el gimnasio. Los teóricos dicen que hay que tener especial cuidado con el trabajo que se realice 48 horas antes y después de un partido.

La principal novedad entre quienes entrenaron a las órdenes de Cristóbal fue Nacho, el lateral izquierdo habitualmente suplente del filial. Quien juega es Jesús Puras pero éste no puede ser tenido en cuenta para hacerlo en el primer equipo por tener más de 23 años. Habría que hacerle ficha y eso es algo que no va a suceder. Aún así, es el habitual en los entrenamientos de los ‘mayores’ pero ayer no estaba. Estaba Nacho prácticamente por vez primera esta temporada.

El equipo cántabro volverá hoy al trabajo sabedor de que el viernes juega contra un recién ascendido de los que engañan, ya que, aunque el curso pasado estuviera en Segunda B, va a llegar a El Sardinero sumido en puestos de playoff de ascenso, de los que prácticamente no se ha bajado desde el primer día. Y ya son 18 los partidos disputados, por lo que no responde a ninguna casualidad ni a ningún golpe de fortuna. Lo que tienen claro los jugadores verdiblancos es no se pueden permitir un tropiezo después de perder en Elche para no romper del todo la fe en que el cambio de entrenador pudiera modificar la preocupante tendencia que viene firmando el equipo desde el principio del campeonato.

loading...
Comentarios