26.08.2019 |
El tiempo
lunes. 26.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

‘Racingueo’ desde 190 euros

El Racing presentó ayer su nueva campaña de abonados, que recupera en parte la antigüedad no con rebajas directas, sino ampliando la cobertura del abono

Para los precios se han fijado en los de clubes similares

El director general Víctor Alonso, explicando la campaña de abonos. / J.R.
El director general Víctor Alonso, explicando la campaña de abonos. / J.R.
‘Racingueo’ desde 190 euros

La campaña de abonados del Racing se ha inventado un término que el club ya llevaba días difundiendo en redes sociales para generar una necesidad por conocer que suele funcionar muy bien en el mundo publicitario. Si el pasado año toda la actividad promocional del club se formó en base al ‘Este año sí’, en esta ocasión se ha apostado por el ‘Racingueo’. «Tras un año en Segunda B con buenos resultados, hemos visto cómo cada vez iba más gente al campo y había un mayor número de abonados. Ahora, una vez conseguido el objetivo, hay un sentimiento en la calle, ganas de fútbol, de sacarse el carné y conocer la nueva camiseta. Nos hemos inventado una palabra para describir eso y eso es la de ‘racingueo’». Así lo describió Sergio Reigadas, director de márketing del club verdiblanco. Éste insistió en que el término servía «para describir el sentimiento, la pasión y la tradición de ver los partidos en familia y disfrutar de nuestro equipo». Racingueo es, en definitiva, muchas cosas siempre que tengan que ver con el Racing y el racinguismo. Y, entre ellas, está la de generar debate cada vez que se instauran precios ya sea para el abono o para un solo partido. Y esta vez no es una excepción. Es difícil contentar a todos y siempre hay una ranura por la que colar la crítica. Más aún este año, cuando los dirigentes de la entidad verdiblanca eran conscientes de que les iban a mirar con lupa.

Por fin la campaña está ya en marcha. Fue ayer a mediodía cuando al director general del club Víctor Alonso y el ya citado Sergio Reigadas presentaron la misma y explicaron los detalles de la política de precios que habían instaurado. No estuvo presente el presidente Alfredo Pérez, que es, en definitiva, el que más cualidades acumula para vender las virtudes de cualquier producto, en este caso el del carné racinguista. Da la sensación de que te vendería un polvorón en el desierto, pero ayer no estuvo. Quizá porque confía que la campaña va a ser del gusto de todos porque ha repartido una serie de guiños generalizados que, por otro lado, corren el peligro de quedarse cortos en función de las expectativas de cada uno, de lo cual tampoco tiene culpa el club.

Los precios han aumentado considerablemente respecto a los del curso pasado. Es lógico. No podía ser de otra manera no sólo pensando en el salto de categoría, sino incluso teniendo en cuenta la rebaja de alrededor del cincuenta por ciento que tuvo el abono el pasado año. Era algo admitido y asumido por todos. Lo que quizá no ha gustado tanto ha sido comparar los nuevos precios respecto a la última vez que estuvo el equipo en Segunda División. Y, curiosamente, quienes salen beneficiados son los abonados que se colocan en las tribunas central y este. Son los únicos que ven su precio rebajado respecto a ese curso 2013 - 2014. El resto, los que no pueden pagar tanto por su carné, ven cómo el precio a pagar se ha incrementado. Como la vida misma.

Oro y plata. Al reunirse con el club, tanto peñistas como pequeños accionistas pidieron que se recuperara la antigüedad, la cual se eliminó el pasado año a cambio de rebajar los precios de manera considerable. Víctor Alonso vendió ayer que se había vuelto a instaurar este concepto, pero él mismo precisó que lo habían hecho «de distinta manera». Ya no habrá «un descuento directo» en cuanto al precio del abono, sino que los más veteranos disfrutarán de algunos beneficios. Así, aquellos que llevan más de cincuenta años siendo fieles al Racing podrán disfrutar también con su carné, que se llamará Oro, de todos los partidos de Copa del Rey que se disputen en El Sardinero y también los de una posible promoción de ascenso. A continuación, también está el carné Plata, que es para abonados con entre 25 y 49 años de antigüedad. En este caso, no tendrían que pagar en un partido de Copa del Rey y en uno de una hipotética promoción.

En definitiva, son beneficios que podrían no producirse. Desde este año, el formato de Copa del Rey es a partido único y, en función del sorteo, bien podría suceder que tocara jugar fuera de casa (el pasado curso, así fueron las dos primeras eliminatorias en Miranda y Murcia) y que la competición no llegue nunca a Santander. También podría suceder que llegara seis veces. En cuanto a la promoción de ascenso, aunque llegar a ella se ha convertido en el sueño húmedo de cualquier racinguista, todos son conscientes de la dificultad que entraña. Más aún esta temporada, cuando el proyecto deportivo estará muy lastrado económicamente hablando. Se trata, además, de una antigüedad de la que sólo podrían disfrutar, en el mejor de los casos, los muy antiguos.

Quizá para compensar esto, desde el club también han considerado importante diferenciar entre quienes estuvieron al pie del cañón en Segunda B y quienes se van a apuntar ahora a la Segunda División y a las luces y estrellas de la Liga de Fútbol Profesional. De esta manera, habrá una rebaja de precio para quienes renueven respecto a lo que deberán de pagar los nuevos abonados. En concreto, será de un 5% del que se podrán beneficiar hasta el 15 de agosto. Esa es la fecha límite porque, a partir de entonces, ni siquiera se guardara el sitio ya a quienes tuvieron carné el pasado curso. «El objetivo que hemos perseguido con esta iniciativa es premiar la fidelidad de quienes ya estuvieron el año pasado con el equipo», explicó Víctor Alonso en la mañana de ayer.

El director general del club destacó que la «estructura de precios» o, dicho de otro modo, las partes en las que se dividen Los Campos de Sport, «es similar» al curso pasado «en cuanto a las tarifas se refiere». «Sólo hay una única diferencia», detalló. Y se trata de la recuperación de la división entre tribuna central y principal, que había sido unificada hace doce meses. En cuanto a los precios en sí, que para abonados nuevos va de los 190 a los 400 euros, el dirigente murciano afirmó que habían buscado «la referencia de clubes que, por estructura, dimensión social, histórica y geográfica, fueran similar al nuestro». En concreto, se han fijado en los casos del Oviedo y del Sporting aunque aseguró que las tarifas aprobadas aún son «más económicas» que las que tienen los clubes asturianos. «Está basado en ellos pero es un poco más reducida», subrayó. De hecho, puso el ejemplo del abono más económico, que permitiría ver los 21 partidos ligueros que se disputarán en Santander por un promedio de ocho euros.

Con el carné, que se puede adquirir desde ayer mismo tanto en las taquillas como en la tienda online, que ha sido mejorada y perfeccionada para la ocasión, también podrá acudir el aficionado racinguista al partido de presentación contra el Athletic. Entienden que se trata de una cita «relevante por la entidad del rival» y que puede acelerar la adquisición del abono para poder disfrutar del amistoso el próximo cuatro de agosto.

Lo que sigue vigente, no tanto por deseo del consejo de administración sino porque se trata de un compromiso adquirido durante la última ampliación de capital abierta al público en general, son los descuentos en función de las acciones. Hay dos tramos y, quienes tienen entre sesenta y 120 cuentan con 30 euros de rebaja siendo este, además, el último año en el que se podrán beneficiar del mismo. Quienes adquirieron en su día más de seiscientos euros en acciones, cuentan con una rebaja de sesenta euros y todavía les quedan otros cinco años de rebaja.

Lo que no se ha tocado es el carné racinguista, que se mantiene a un precio de veinte euros y que, además de permitir acudir a un partido de forma gratuita, también ofrece un diez por ciento de descuento en entradas para los partidos. Se trata de una modalidad que, sobre todo, eligen quienes viven fuera y no pueden disfrutar cada domingo de su equipo. Quienes sí tienen esa posibilidad y quieran hacer frente a los precios estipulados, contarán con la posibilidad de financiar el precio. Eso sí, deberá ser siempre con el Banco Santander y, además, sacándose una tarjeta de crédito propia de dicha entidad.

No les valdría mal una financiación a los más jóvenes, ya que el club apenas ofrece tramos de edad y paga lo mismo un niño de seis años que un adolescente de 17. La última vez que el Racing estuvo en Segunda, había cuatro tramos diferentes. Primero estaba el infantil (6 a doce años), el juvenil (13 a 17 años) y el joven (de 18 a 25 años), además del adulto. Ahora no. Pagan algo menos los menores de edad pero no son pocos los que no ven normal que el carné más barato para un niño de seis años sea de 125 euros. Lo cierto es que tampoco parece la mejor manera de ir sembrando ‘racingueo’ con vistas al futuro.

Comentarios