02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

MALAGA - RACING

Que no haya una séptima

Que no haya una séptima

Málaga y Racing suenan a dos equipos de siempre; dos históricos que en todo momento han estado ahí y que, por consiguiente, deberían tener un amplio historial de duelos entre ambos. Sin embargo, no es así. Incluso se limitan, prácticamente, al siglo XXI, ya que la primera vez que se vieron las caras fue en la campaña 1999 - 2000. Y fue en Primera División. De hecho, la visita del conjunto cántabro de hoy a La Rosaleda será la primera de toda su historia que se haga en Segunda División.

Los precedentes no son demasiado positivos para el conjunto cántabro. Ni siquiera se va a poder apoyar ahí para incrementar el optimismo en su hinchada sobre las posibilidades de dar la campanada esta tarde. Tanto es así, que los últimos seis partidos que ha disputado contra el Málaga los ha perdido. Además, algunos de ellos los ha perdido de manera clara y contundente. Por lo tanto, el conjunto cántabro tiene ahí algo en lo que trabajar. Debe presentarse hoy con la bola de demolición porque hay una racha que derribar.

La última derrota escoció. De hecho, pudo marcar mucho de lo que le ha sucedido al Racing después porque haber comenzado la actual temporada sumando contra un equipo como el Málaga le habría concedido la confianza que después le ha faltado y que le ha podido afectar en tantas facetas del juego. Fue en el mes de agosto pasado, cuando aún las playas estaban llenas y aún les quedaba casi la mitad de las vacaciones a los veraneantes. Parece que han pasado muchas cosas desde entonces y es verdad, pero aquel episodio pertenece a este mismo curso. Y el conjunto cántabro no hizo mal partido, pero recibió su primer mazazo en la recta final de un partido.

Fue en el 85 cuando un despiste y un cabezazo del exracinguista y ahora capitán del Málaga Adrián marcó un gol que sirvió para darle los tres puntos a su equipo. Aquella fue la sexta victoria consecutiva del equipo malagueño sobre el cántabro aunque la quinta había sucedido mucho tiempo atrás, un nueve de abril del 2012, durante aquellos penosos últimos meses del Racing en Primera División. Entonces, el triunfo del conjunto andaluz fue de 3-0 cuando, esa misma temporada pero en noviembre, aún con Héctor Cúper en el banquillo, el resultado había sido de 1-3. 

La temporada anterior, las victorias del Málaga fueron de 1-2 en El Sardinero y de 4-1 en Málaga. Esto quiere decir que el Racing se va a presentar hoy en La Rosaleda tras haber recibido siete goles y haber marcado sólo uno en sus dos últimos partidos en dicho campo. Lo curioso fue que el curso anterior, el 2009-10, con Muñiz en el banquillo, el conjunto cántabro perdió en Santander 0-3, partido con el que se inició esta racha de seis victorias consecutivas que hoy quieren aumentar a siete, pero en Málaga ganó el conjunto cántabro 1-2 en la vuelta de Muñiz a un escenario en el que había triunfado el curso anterior.

En total, el Racing ha visitado el campo malagueño en diez ocasiones, prácticamente todas ellas en la década pasada. Y el bagaje es de seis victorias locales, dos empates y sólo dos triunfos verdiblancos. Además del de aquel curso 2009-10, está el conseguido en la 2005-06 (2-3) en un movido partido. Todos los precedentes son en Primera División mientras que en Copa se han cruzado una sola vez, también en el presente siglo. Fue en los dieciseisavos de final de la campaña 2007-2008 en la que el Racing llegaría incluso a la semifinal por vez primera en su historia. La ida fue en Málaga y se finiquitó con un empate a cero mientras que el Racing ganó en El Sardinero 2-0. Con vistas a hoy, se podría decir que ni siquiera el empate le valdría para irse con una sonrisa. El equipo verdiblanco necesita muchos puntos y eso exige sumar de tres en tres.

Comentarios