14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El nuevo lateral izquierdo

  • Buñuel acabó contento jugando a pierna cambiada, algo que no era nuevo para él  
  • El Girona tiene un equipo de primera división», advierte el lateral sobre el rival del domingo
Aitor Buñuel tuvo que ejercer en Albacete de lateral izquierdo. / Cubero
Aitor Buñuel tuvo que ejercer en Albacete de lateral izquierdo. / Cubero
El nuevo lateral izquierdo

Iván Ania sorprendió el pasado martes dejando a Moi en el banquillo para colocar a Buñuel fuera de su puesto natural. Fue toda una sorpresa. Es cierto que el defensor cedido por el Valladolid se ha quedado como el único especialista en el lateral izquierdo por la baja de Abraham, pero se le ve con la juventud y los pulmones suficientes como para considerar que puede con tres partidos en una semana y que no es de los que necesita rotaciones. El problema es que a su entrenador no le satisfizo su actuación contra el Numancia y quiso cambiar. En este caso, echar un vistazo al filial no estaba entre las posibilidades porque Jesús Puras, al tener más de 23 años, no puede estar subiendo y bajando entre el primer y el segundo equipo. Si quería cambiar, tenía que innovar. Y tanto el elegido para la experimentación como el propio técnico asturiano parecieron terminar contentos.

Recuerda Buñuel que jugar en el puesto del tres a pesar de llevar el dos no es una novedad para él. «No era la primera vez que jugaba en el lateral izquierdo», confirma. Cuenta que Ania le comentó su decisión «antes del partido» y ambos se mostraron con la seguridad de que todo iba a ir bien. «Tanto por la derecha como por la izquierda lo puedo hacer bien», subraya el navarro. Asegura que tiene «confianza para jugar por los dos lados» y lo cierto es que ni mucho menos se mostró timorato a pesar de tener que jugar a pierna cambiada.

Lo primero es cambiar el chip. Es como quien conduce en las islas británicas por la izquierda o le colocan la palanca de cambio en el lado contrario del coche. «Es distinto, pero creo que hice un buen partido», se felicita el defensor criado en la factoría de Tajonar. De hecho, realizó su aportación a la hora de conseguir lo que considera «un punto positivo fuera de casa, donde siempre es difícil sumar». Ahora ya piensan en el Girona pero él aún no sabe cómo ha de hacerlo, por la derecha o por la izquierda.

Como la otra vez que hubo jornada intersemanal, el Racing volverá a contar con la ventaja de contar con dos días más de descanso que su rival, ya que el Girona jugó anoche. La diferencia ha estado en el largo viaje que tuvo que hacer la plantilla verdiblanca para volver de Albacete. Jugadores y técnicos llegaron a La Albericia a las siete de la mañana tras toda una madrugada, pero asegura Buñuel que lo llevan «bien». «Fueron muchas horas de autobús, pero somos profesionales y es algo que está en nuestras vidas. Tuvimos luego toda la tarde para descansar y, con una buena alimentación, el domingo seguro que vamos a estar muy bien», corrobora el defensa verdiblanco.

Y es importante que lo estén porque llegará a Los Campos de Sport un equipo que, como él mismo recuerda, «tiene una plantilla de Primera División». Cuenta con un presupuesto que es casi seis veces mayor que el del Racing pero Buñuel advierte de que no tienen «miedo a nadie». «Jugamos en casa y tenemos que conseguir la victoria sí o sí», subraya. Admite el lateral racinguista que el conjunto catalán «no está en la mejor racha de resultados pero tiene jugadores de altísima calidad y muy buen nivel». «Está claro que nos van a poner las cosas muy difíciles pero van a tener que hacerlo muy bien si quieren llevarse algún punto de El Sardinero», avisa.

Fútbol ofensivo. Respecto al encuentro del pasado martes, afirma Buñuel que, aunque el Albacete «tuvo el dominio del balón y la posesión, en ningún momento generó ocasiones». De este modo, destacó que se habían mostrado «muy sólidos defensivamente» y que, a pesar de no tener apenas el balón, estuvieron «más cerca» de llevarse el partido que el conjunto manchego. «Tuvimos ocasiones claras para ponerlos por delante y, defensivamente hablando, hicimos un buen partido», precisa. Confía en que en próximas jornadas se reencuentren «con buenas sensaciones con balón», pero pone en valor «la portería a cero, algo fundamental porque hace que te puedas llevar el partido en cualquier momento».

No está de acuerdo Buñuel en que el encuentro que completó el Racing en Albacete fuera «conservador» porque saltaron a escena como lo hacen «todos los partidos», que es «yendo a ganar y a hacer un fútbol ofensivo». «Sí es cierto que en los primeros partidos tuvimos la mala suerte de no puntuar pese al buen juego, lo que te lleva, inconscientemente, a evitar riesgos para cometer menos errores, pero creo que en los siguientes partidos, mientras sigamos puntuando, vamos a intentar tener más el control del balón para, a partir de ahí, conseguir victorias», explica.

Recuerda el lateral navarro que «cada partido es un mundo» y que, además, «los rivales cada vez te tienen más estudiado y te aprietan un poco más arriba». Por eso tampoco es recomendable ser un equipo previsible. En lo que confía el defensor verdiblanco es en que van a «conseguir encontrar un término medio que permita penalizar a los rivales jugando a la espalda más directo y buscando a Nuha para que peine balones pero también manejando la alternativa de generar peligro sacando el balón desde atrás». De este modo, a los rivales les podrían entrar unas dudas que siempre son bien recibidas.

Y es que, al final los partidos se deciden por «detalles», que, como recalca Buñuel, «son muy importantes en Segunda». «Si analizas los partidos, siempre hay momentos para un equipo o para otro y esto se trata de aprovechar tus momentos para intentar hacer daño cuando estás bien y ser fuerte defensivamente para no encajar cuando es el rival quien te domina». La teoría está clara. Lo que es un poco más difícil es ponerla en práctica.

Comentarios