27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«No nos vamos a rendir»

  • «Nos estamos llevando palos muy duros», confiesa Abraham Minero
  • Cree que, viendo al Racing, «los rivales pueden venir pensando que va a ser fácil, pero no va a ser así»
Golpe de David Rodríguez contra Olaortua
Golpe de David Rodríguez contra Olaortua
«No nos vamos a rendir»

Que todo el mundo lo tenga claro: «No nos vamos a rendir». Es el mensaje que ha querido trasladar el club desde el pasado sábado, apenas un puñado de horas después de que el Racing recibiera un duro golpe moral y material en Cádiz, y también el que comienza a salir del vestuario. Ayer fue Abraham Minero quien lo repitió en numerosas ocasiones en sus algo más de siete minutos de rueda de prensa. Prometió a quien le quisiera escuchar que el vestuario sigue estando en pie, que no se ha descompuesto y que está dispuesto a pelear la permanencia hasta el último día. Lo que sucede es que para pelear por algo hay que tener posibilidades o esperanzas de conseguirlo y eso se puede esfumar si el conjunto cántabro no se queda con todo el botín el próximo domingo, cuando se mida al Alcorcón en El Sardinero antes de tener que visitar el campo del Almería.

No está siendo fácil ser jugador del Racing esta temporada. «Nos estamos llevando palos muy duros porque estamos haciendo un trabajo muy bueno y, a cambio, no estamos teniendo recompensa», lamenta Abraham. Con todo, lo bueno es que el fútbol concede una nueva oportunidad al domingo siguiente, por lo que entiende que sólo les queda «aprender de lo que ha pasado, ya que parece que, cuando podemos sacar la cabeza, otra vez nos la tiran para abajo». Eso sí, tiene claro que, a pesar de que estén mal y lo estén pasando peor, el equipo «va a seguir trabajando para dar la vuelta a esta situación».

En este sentido, anuncia que ya están «centrados completamente en el partido de Alcorcón». Confían en su trabajo, consideran que está siendo bueno y por eso el lateral zurdo catalán cree que, a partir de ahí, será «la unidad» lo que les permita escapar de su actual situación. «Falta también que la suerte nos acompañe. Es cierto que hay que ir a buscarla, pero también que, por ahora, no ha estado con nosotros», asume el defensor verdiblanco, que no se cansa de insistir en que los jugadores van «a luchar hasta el final» y lo van «a dar todo para que el domingo por fin se queden aquí tres puntos que necesitamos y que nos darían un poco de aire».

Lo que tocaría encontrar es una explicación a por qué al conjunto cántabro se le han escapado tantos puntos en los minutos finales para, a partir de ahí, intentar cortar esa tendencia. Abraham no tiene claro que a estas alturas toque intentar hallar un por qué. Asume que la realidad es la que es pero también que hay veces en las que «no hay explicaciones». «Lo que sí se puede hacer es juntarse, unirse más y buscar evitar situaciones en las que se puedan repetir esas situaciones», apunta. Entiende que, en ocasiones, se puede generar «un estado de miedo» por culpa de esa lamentable colección de malas experiencias sobre la bocina que ya han sufrido. Sin embargo, recuerda que «esto es fútbol» y que, por muchas cosas que haya visto un jugador o un aficionado, «siempre hay algo que te puede sorprender».

Abraham es un tipo veterano que ya tiene muchas horas de fútbol en sus piernas y en sus retinas y, aún así, considera que el Racing ha vivido situaciones en los últimos meses capaces de «sorprender incluso al que más experiencia en el mundo del fútbol puede tener». «Son cosas difíciles de haber visto antes», lamenta. Parece haber una fuerza que impide al conjunto cántabro levantar cabeza pero, en vez de detenerse a lamerse las heridas, el lateral zurdo considera que no deben venirse abajo, sino «levantar la cabeza e ir a por los tres puntos en cada partido». «Si hay que sufrir en los últimos diez minutos porque toca, habrá que hacerlo porque la verdad es que no nos podemos llevar más palos», resalta. De este modo, tiene claro que lo que les queda es «seguir trabajando e insistiendo porque, al final, es lo único que nos puede dar la recompensa», añade.

Lo cierto es que no debe ser fácil estar ahí abajo, tener un tesoro que guardar e intentar defenderlo sabiendo que tantas veces has muerto ahogado en la orilla. «Nos ha ocurrido tantas veces...», resalta el defensor verdiblanco. De todos modos, también afirma que mientras está la pelota en disputa, «no piensas en lo que ha pasado otros días, sino en dónde está el balón o en la situación de juego, pero no en los puntos que se te han ido en el descuento». Sólo confía en que, a base de hachazos, hayan «aprendido» y que, lejos de venirse abajo, se mantengan con «la cabeza arriba para intentar que no vuelva a pasar». 

«Son situaciones que pocas veces habrán vivido los jugadores», destaca el jugador llegado a Santander procedente del Nástic de Tarragona el pasado verano. Por eso insiste en que van a seguir intentándolo sin venirse abajo para conseguir que esos «últimos minutos no se conviertan en pánico y miedo, sino que los afrontemos con naturalidad para llevarnos los puntos». En ese sentido, están ante «una semana importante de unidad, de trabajo y de confianza porque el fútbol siempre te da una oportunidad al siguiente domingo y hay que aprovecharla». «Estamos en una situación delicada que a nadie le gusta pero nosotros nunca nos rendimos», añade.

Golpe de David Rodríguez contra Olaortua

David Rodríguez tuvo que retirarse antes de tiempo del entrenamiento de ayer por culpa de un duro golpe al disputar un balón aéreo con Iñaki Olaortua al que el central, como acostumbra, fue con todo. El delantero talaverano se llevó la peor parte y, por precaución, terminó abandonando antes de tiempo el entrenamiento para ser tratado por los servicios médicos. Hoy estará sin problemas con los suyos. / JOSÉ RAMÓN

El mercado. Más allá de porque el domingo hay partido contra el Alcorcón, también es una semana importante porque el viernes se cierra el mercado. Eso siempre genera inquietud en todo vestuario. Abraham sostiene que, hoy en día, «el mercado de invierno es casi como el de verano por toda la cantidad de entradas y salidas de jugadores que se dan». Sin embargo, ellos mantienen «la cabeza fría» y con la firme intención de «respetar al club al que estás representando porque lo que pueda pasar no depende del jugador».

Da la sensación de que al Racing no le puede ir peor y que ya ha tocado fondo, lo que es atrevido pensar porque siempre pueden suceder muchas más cosas. Con todo, Abraham ve la parte positiva de tanto catastrofismo y cree que los rivales, por ejemplo el Alcorcón el domingo, «puede venir pensando que va a ganar fácil». «Y no va a ser así», advierte Abraham. Así, afirma que el jugador «tiene que estar centrado en lo que hay que estar porque lo que pueda venir depende de lo que pueda hacer».

El jugador catalán ha sido titular en dos de los últimos tres partidos y en Cádiz incluso le tocó jugar por delante de Moi en el segundo tiempo, tras la lesión de Enzo. Sostiene que fue «una circunstancia en ese momento» pero también considera que cualquiera de los dos está «capacitado para jugar por delante y otro por detrás y al revés». Con lo que, a diferencia de la semana pasada, contarán ante el Alcorcón  es con El Sardinero y toda su afición. Abraham está agradecido porque «domingo tras domingo está ahí aunque las cosas vayan mal». «Nosotros vamos a darles todo para seguir remando todos en la misma dirección y que, entre todos, saquemos esos puntos tan deseados», concluye.

Comentarios