26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

IVÁN ANIA

«Necesitamos ganar ya»

Iván Ania, bromeando junto a Moi, Jon Ander y Alexis. / Cubero
Iván Ania, bromeando junto a Moi, Jon Ander y Alexis. / Cubero
«Necesitamos ganar ya»

En el Racing se empieza a instaurar un mensaje peligroso. Tanto los jugadores como el mismo entrenador están repitiendo en las últimas fechas que la solución pasa por conseguir una victoria, que en cuanto logren la primera, los males que les están acechando en este arranque de competición se esfumarán y todo empezará a ir bien. Son muchos los que han defendido algo similar para, finalmente, no salir más del agujero. Quizá porque ganar partidos no corrige nada por sí mismo, sino que primero ha de llegar la corrección y más tarde llegan las victorias. El orden es importante.

Lo que, como reconoce Iván Ania, es «evidente», es que el Racing necesita «una victoria cuanto antes» que les permita ganar «tranquilidad y subir puestos en la clasificación». Ganar tres puntos conseguiría, en su opinión, «que todo lo que ahora se ve oscuro, empiece a verse más claro». De este modo, aunque, lógicamente, considera absurdo hablar de final refiriéndose al envite de esta tarde contra el Mirandés, no esconde que el equipo está «en una situación en la que necesita ganar porque son ya cinco jornadas sin hacerlo». Y empiezan a ser muchas. Cada vez quema más la situación y, si al conjunto cántabro le da por repetir en casa una imagen como la del viernes pasado, incluso el ambiente podría comenzar a enturbiarse. Y es algo que no le conviene a nadie.

Al Racing no le han cogido de sorpresa las curvas que se ha encontrado en el camino nada más empezar porque sabía que estaban ahí desde que se sorteó el calendario. «Conocíamos que íbamos a empezar enfrentándonos en las primeras jornadas a los más fuertes de la categoría», recuerda Ania. Y, aunque el casillero de victorias esté todavía a cero, insiste en que en «todos» los partidos han competido bien. Sí asume que, de los cinco encuentros disputados hasta la fecha, el de Vallecas fue en el que «más superiores» fueron los rivales. «Sabíamos de la entidad del rival y cómo eran los jugadores tanto a nivel individual como colectivo, por lo que teníamos claro que iba a haber momentos de sufrir, pero no esperábamos que fueran a ser tan superiores a nosotros», añade.

Lo del pasado viernes se puede considerar un manchón en el expediente porque ni con las sensaciones se pudo quedar el Racing. Aún así, como bien remarca Ania, la mejor noticia fue que, en el fondo, en todo momento estuvieron dentro del partido y con la posibilidad de conseguir un punto aunque fuera de casualidad. Eso también es meritorio. Hoy toca comenzar otra historia ante un rival bien diferente e intuye que, como los partidos anteriores, «se va a decidir por los detalles». Y es que, considera que los partidos en esta categoría «son muy igualados». Él los está viendo prácticamente todos y ha concluido que, al final, «cada equipo tiene su momento y el que es capaz de aprovechar ese momento positivo para marcar un gol o conseguir ventaja se termina llevando el resultado». Ahí está la clave. Y el Racing no lo ha conseguido hasta la fecha.

Margen de mejora. Ania ve lo que ve la mayoría y por eso tiene claro que el equipo tiene «margen de mejora en todas las líneas porque, además, los resultados así lo dicen». Sobre todo, pide una mejora en cuanto al «trabajo defensivo colectivo» se refiere. En ese sentido, explica que los laterales están sufriendo «porque no llega la ayuda del medio centro o porque el extremo no colabora». Y es que, protegerse es «un trabajo colectivo» en el que hay que profundizar para convertirse en un equipo «muchísimo más sólido». En cuanto al ataque se refiere, cree que el Racing tiene «presencia» pero necesita «tener que hacer menos ocasiones para hacer gol».

Con todo, por encima de todo, considera fundamental «la portería a cero». «Es algo que aún no hemos conseguido», recuerda el entrenador verdiblanco. Y lo considera básico para llegar a ese tramo final de los partidos en los que tanto se está decidiendo con una mayor seguridad y tranquilidad. En el fondo, tiene claro que han de «mejorar cosas» pero siendo «positivos» y pensando que los rivales a los que se han enfrentado hasta la fecha «son muy potentes» y, aún así, todos los encuentros «han sido competidos». En este sentido, destaca que, tras ver los demás partidos del Almería, al que menos peligro crearon fue al Racing. Y recalca también los minutos en los que metieron al Málaga en su área. «El equipo transmite cosas positivas pero es evidente que, cuando no ganas, algo estás haciendo mal», subraya.

No suele adelantar Ania cuáles son sus intenciones para el siguiente partido y, en este sentido, hoy tampoco es una excepción. No especifica si volverá a jugar con tres medio centros, algo por lo que apostó el viernes pasado para igualar a su rival en la sala de máquinas. Sin embargo, intuye que el envite contra el Mirandés «va a ser totalmente distinto porque el sistema no es el mismo». «Pocos tienen la calidad del Rayo», sostiene. Con todo, el equipo que pilota Andoni Iraola tiene otras buenas virtudes, entre las que destaca su «buena transición». «No apuesta por un juego combinativo ni elabora mucho juego interior, pero sí es vertical, con velocidad y con uno contra uno en banda», precisa. Intuye que les concederán la iniciativa para «esperar» a que el conjunto cántabro cometa «algún error» que puedan aprovechar. Y ahí suele estar la madre del cordero, en no cometer errores.

El partido será importante por los precedentes que trae consigo y por la mala dinámica de resultados que arrastra el conjunto cántabro. Más aún, después de ofrecer la peor imagen en mucho tiempo el pasado viernes en Vallecas. El nivel de optimismo se ha relajado y han surgido con fuerza las críticas, a las que el equipo, según asegura Ana, es «ajeno». «La crítica nos la hacemos nosotros mismos. No estamos pendientes de lo que digan por ahí o de críticas que haga gente que ni siquiera conocemos. Bastante tenemos con hacer autocrítica como para, encima, leer lo que diga gente anónima que igual ni va al fútbol», concluye.

«Necesitamos ganar ya»
Comentarios