23.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 23.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Miguel Gándara y Javi Cobo, los primeros en caer

El Racing anunció ayer que había alcanzado un acuerdo para rescindir los contratos de los dos jugadores cántabros

Miguel Gándara y Javi Cobo, los primeros en caer

Los primeros en caer han sido dos canteranos. La salida de uno de ellos, el de Torrelavega, era predecible. La del otro, el de Santander, quizá no tanto. Cabía la posibilidad de que pudiera entrar en los planes del Racing aunque fuera en forma de cesión. Sin embargo, también él ha rescindido el contrato con el club donde se hizo mayor, donde le crecieron los dientes y le salió la barba. Ni Javi Cobo ni Miguel Gándara son ya jugadores verdiblancos. En la tarde de ayer anunció la entidad presidida por Alfredo Pérez que había alcanzado un acuerdo con ambos para poner fin a su relación contractual, por lo que inician ahora un nuevo tiempo fuera de los dominios racinguistas.

Ninguno de los dos ha jugado ni un solo minuto esta temporada a las órdenes de Iván Ania. En el caso del central, porque tuvo la mala fortuna de caer lesionado en el segundo entrenamiento de la pretemporada y no recibió el alta hasta el mes de marzo, por lo que ya era tarde para coger cualquier tren. Mientras, aunque el centrocampista completó buena parte del verano a las órdenes del entrenador asturiano, él mismo pidió salir y ni el cuerpo técnico ni la dirección deportiva le pusieron trabas a este respecto. Lo vieron con buenos ojos sabiendo que tendría complicado contar con minutos en el Racing y le encontraron una cesión en el filial del Deportivo. Allí tampoco ha terminado de explotar y el club ha decidido poner fin a la relación que mantenía con el jugador.

Las de Gándara y Javi Cobo son las primeras rescisiones de contrato con vistas a la próxima temporada. Se esperan más antes del próximo domingo porque es la única manera de que no computen como gasto en el límite salarial que establecerá la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y que tanto puede marcar lo que el equipo pueda hacer en Segunda División el próximo curso. Para que esto suceda así, es importante que la finalización del contrato concluya con acuerdo y, en ese sentido, es lo que parece que ha habido con estos dos jugadores. Así, al menos, lo trasladó el club en la tarde de ayer, cuando informó del adiós del central y el centrocampista. Con todo, es probable que haya

más problema con los demás. Los hay a los que les han ofrecido algo más de la mitad de la ficha de la próxima temporada por rescindir pero aún no hay acuerdos cerrados. En el fondo, los futbolistas, que, obviamente, defienden sus propios intereses, son conscientes de las prisas que puede tener el Racing yesunabazamásasufavor.Lo que está claro es que al club se le va acabando el tiempo.

Hace tres años. Tanto Miguel Gándara como Javi Cobo salieron a primer plano en la primera temporada de Ángel Viadero en el banquillo. Ambos hicieron la pretemporada a sus órdenes y se quedaron en el primer equipo a pesar de estar todavía en edad juvenil. Fue el defensor quien más tiempo de juego acumuló en el centro de la retaguardia y, sobre todo, en el lateral derecho. Tanto es así, que prácticamente estuvo a punto de cambiar de rol sobre la marcha, ya que siempre había jugado como central y, una vez asomado a la cima racinguista, fue pegado a la banda para suplir las ausencias de David Córcoles. Y lo cierto es que el jugador santanderino siempre cumplía. No se le recuerdan errores de bulto.

En poco tiempo, Gándara jugó los diez partidos que le otorgaban la renovación de manera automática. De hecho, en el curso 2016 2017 disputó 1.264 minutos participando en 18 encuentros y siendo titular en trece. No son malos números para un debut con sólo 19 años. Con todo, más aún jugó la temporada pasada, cuando acumuló 2.233 minutos participando en 28 envites y siendo titular en 23. Su crecimiento parecía obvio y por eso también lo era que iba a ser de los pocos que continuarían en el equipo tras la llegada de Iván Ania. Sin embargo, una rotura de la triada en la rodilla lo echó todo por la borda. Ha estado en el dique seco en pleno despegue y ahora le toca encontrar nuevos destinos. A buen seguro que tendrá buenos proyectos entre los que elegir porque sigue siendo sub 23 y cuenta ya con una experiencia importante. Y una figura así se cotiza bien.

Recuperado de la lesión, fue en febrero cuando comenzó a sumarse a los entrenamientos con sus compañeros y en marzo cuando recibió el alta. El club, según explicó en su momento Chuti Molina, le ofreció mantener ficha con el primer equipo y tramitar una con el filial, lo que le permitiría jugar con éste a la vez que mantiene la puerta abierta de jugar en el primer equipo. Si elegía esta segunda opción, la nómina iba a ser la misma e iba a entrenar a las órdenes de Iván Ania, por lo que vio más posibilidades eligiendo ésta. Fue así como poco a poco fue entrando en el filial en las últimas semanas de temporada. Confió entonces en poder jugar el playoff, pero el equipo al final no se clasificó. Y lo cierto es que Ania no le brindó ni un minuto. Ni siquiera en la eliminatoria contra el Fuenlabrada, algo que habría agradado al aficionado. No tener ese detalle quizá ya era un mensaje que estaba enviando el club al jugador.

A Javi Cobo le costó más entrar aunque, aún así, en sus dos temporadas en el primer equipo racinguista, cuando tenía 19 y 20 años, respectivamente, siempre pasó de los mil minutos de juego. En concreto, disputó 1.162 el primer año y 1.057 el segundo. Saltó a la palestra al mismo tiempo que Sergio y ambos pugnaron por una misma posición. En el curso 2016 17, participó en 25 partidos siendo en doce de ellos titular. En su segunda campaña, jugó 26 encuentros siendo ocho veces titular. Tuvo sus oportunidad y, de hecho, contó también con algunas titularidades consecutivas que le brindaron continuidad y que él tampoco aprovechó. Siempre se lo dejó fácil a sus entrenadores para volverle a convertir en un jugador suplente.

Al ver que en el curso que está a punto de terminar iba a ser aún más complicado jugar, pidió salir. Ania le invitó a hacerlo colocándole en banda en los entrenamientos y en los partidos de la pasada pretemporada y el club le encontró acomodo en el filial del Deportivo de La Coruña, que acababa de subir a Segunda B. Parecía el lugar idóneo para que por fin acumulara minutos de verdad y confirmara su valía o no. Sin embargo, sigue sin derribar la puerta. Apenas ha jugado trescientos minutos más que en su primer año con Viadero. De hecho, sólo ha jugado 23 partidos, 17 de ellos como titular y sólo nueve completos. Es un futbolista que no ha terminado de explotar y en el Racing consideran que, si no lo ha hecho ya, será difícil que lo vaya a hacer para jugar en Segunda o Primera División, que es a donde espera mirar a partir de ahora el club.

En otras condiciones, a buen seguro que el Racing habría llevado estos dos casos de diferente manera, pero ahora ha tenido que actuar rápido. Seguramente, habría negociado al menos una cesión con Gándara o se habría guardado un derecho de compra o parte de beneficio en un futuro traspaso. A saber. Sin embargo, Chuti Molina ha de actuar rápido para intentar librarse de todo el lastre posible antes del próximo día treinta. Con cuantos más jugadores alcance un acuerdo el club antes de que termine el mes, más podrá gastar después para conformar un proyecto competitivo.

La Fundación entrega equipaciones a los internos de el Dueso

La Fundación Real Racing Club ha donado un lote de equipaciones verdiblancas al Centro Penitenciario El Dueso para que sean empleadas por los internos en sus competiciones y actividades deportivas.
El Presidente de Honor de la entidad cántabra, Juan Antonio Tuto Sañudo, acudió a Santoña para hacer entrega del material deportivo de la firma danesa que ha vestido al club racinguista durante las últimas cuatro campañas y que dejará de hacerlo la próxima. De hecho, aunque el club cántabro todavía no lo ha hecho oficial, será Puma la marca que vestirá al equipo de Ania y a todas las categorías inferiores racinguistas. De hecho, los participantes en los campus de verano ya están vestidos con dicha marca actualmente. Volviendo a la entrega de equipaje a la prisión, el director de El Dueso, Carlos Fonfría, agradeció el gesto de la Fundación y recogió los uniformes verdiblancos junto a Antonio Acebo, responsable de las actividades deportivas que se desarrollan en el centro penitenciario, y el capellán Vicente Basterra, que a su vez es el Prior del Santuario de la Virgen Bien Aparecida (Patrona de Cantabria). Todos ellos, además, felicitaron a Sañudo por el reciente ascenso del Racing a la Liga 1|2|3 conseguido tras haber superado en el play off de campeones al Atlético Baleares.

Comentarios