20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING - ALMERÍA

La reválida

  • El Racing recibe esta tarde al Almería con la intención de dar continuidad a las buenas sensaciones del debut y de sumar sus primeros puntos  
  • Afronta el encuentro con numerosas bajas pero con la opción de alinear a un ‘nueve’
Aitor Buñuel será hoy uno de los hombres importantes en el Racing. / Cubero
Aitor Buñuel será hoy uno de los hombres importantes en el Racing. / Cubero

Comenzar con derrota la temporada y, además, tener que afrontar un segundo partido consecutivo en casa en la segunda jornada liguera añade una presión extra a todo equipo. También al Racing, que sabe bien que cada punto es vida. Tras la dolorosa derrota de hace siete días convertida en baño de realidad, hoy recibe a otro equipo andaluz, esta vez el Almería, que aspira a lo mismo que aspira el Málaga. El calendario quiso que los hombres de Ania recibieran un chute de Segunda División de altos vuelos a las primeras de cambio y está teniendo que dar sus primeros pasos en la categoría contra equipos que, en principio, no van a estar en su misma liga. Y es que, por delante todavía quedan Las Palmas y el Cádiz. Decía Chuti Molina esta semana que él ya sabe lo que es comenzar perdiendo los cuatro primeros partidos y terminar la primera vuelta en puestos de playoff, pero mejor no experimentarlo. Al menos, no la primera parte.

Para eso, es preciso comenzar a avanzar cuanto antes. Medirse a grandes equipos a las primeras de cambio hace más difícil la arrancada, pero también es mejor medirse ahora a estos rivales que cuando ya están hechos. Así, si el Racing se midió el pasado fin de semana a un Málaga que apenas tenía once jugadores profesionales en su plantilla, dos de los cuales ni siquiera pudieron jugar y otros dos se lesionaron, hoy recibe a un Almería que, tras el cambio de propietario, no ha dejado de sumar armamento nuevo a su plantel. No han dejado de llegar futbolistas nuevos y, de este modo, también se puede decir que, a día de hoy, se trata de un vehículo de una gran cilindrada que todavía no tiene los mecanismos bien articulados. Mejor probar a montar sobre él ahora que dentro de dos meses.

Lo malo es que el Racing también está a medio hacer. Es cierto que siguen muchos jugadores del curso pasado y, de hecho, ocho de los once que estrenaron la liga la semana pasada estaban ya la temporada anterior a las órdenes de Iván Ania, pero hay muchos jugadores que todavía están lejos de su estado de forma ideal. A eso hay que sumar que hoy tendrá que administrar el entrenador asturiano un alto número de bajas que le van a obligar a mover el manzano.

Luca Zidane, Iván Crespo, David Carmona, Kitoko, Mario Ortiz y, por supuesto, Jon Ander están inscritos en la nómina de bajas para recibir hoy al Almería. Por el lado contrario, el entrenador recupera a David Barral, que no pudo jugar la semana pasada contra el Málaga por una sanción arrastrada desde el curso pasado. Eso hizo que el equipo tuviera que jugar sin un delantero centro referencia, algo que quedará corregido hoy. No sólo podrá entrar en escena el delantero de San Fernando, sino que Nuha, que se pasó más de la mitad de la pretemporada al margen de sus compañeros, ha sumado ya una semana más de trabajo y estará para un poco más que para media hora. Eso ya cambia el panorama porque el once inicial no estará tan condicionado por esa ausencia de ‘nueve’.

A parte de los dos delanteros mencionados, el Racing ha incorporado esta misma semana al hombre que verdaderamente parece llamado a dotar al equipo de una mayor mordiente arriba. Ha fichado a David Rodríguez, que ayer entró en una convocatoria con veinte nombres. Tiene un buen número de papeletas para ser uno de los dos descartes que va a tener que hacer el entrenador pero también es posible que éste se lo guarde y le tenga en el banquillo esperando una oportunidad para darle sus primeros minutos. Y es que, el jugador ha dejado acreditado en los pocos entrenamientos que ha completado en Santander que ha llegado en forma y que lo que le falta es jugar para adquirir el ritmo de competición adecuado. Y contra esto sólo hay una receta, que es jugar. No hay otra.

Las bajas se cebaron esta semana con la sala de máquinas, ya que ninguno de los dos futbolistas que ocuparon el medio centro el fin de semana pasado podrán ser hoy de la partida. Kitoko está lesionado por un duro golpe que recibió hace siete días y Mario Ortiz sancionado por una doble amarilla que, revisados los vídeos, se antoja injusta. El club estudió la posibilidad de recurrirlo pero no han sido atendidas sus peticiones. De este modo, es más que posible que hoy lleven la manija del juego tanto Sergio como Dani Toribio. En cuanto a este último se refiere, serán sus primeros minutos de juego con la camiseta del Racing. Ha sido uno de los últimos en llegar y la grada siempre aguarda con expectación cualquier cara nueva. Quizá también Alexis podría tener su oportunidad. Es de los que ha entrado también en una lista de veinte y, aunque hace siete días no pasó el corte, está por ver qué sucederá hoy. Con todo, no hay ninguna prisa porque Iñaki Olaortua ya confirmó contra el Málaga que mantiene un gran estado de forma, por lo que la solvencia atrás parece garantizada.

Con todo, la gran novedad estará a espaldas de los centrales porque bajo palos no estarán Iván Crespo, que se mantiene en la enfermería, ni Luca Zidane. Ninguno de los dos porteros del primer equipo estará defendiendo la portería racinguista y la alternativa la tomará Lucas Díaz, guardameta hispano suizo fichado el verano pasado procedente del filial del Oviedo para jugar en el segundo equipo racinguista. Es un portero al que conocen bien los jugadores porque entrena habitualmente con el primer equipo y porqueque ya ejerció durante la pretemporada enseñando buenas maneras. Transmite confianza y, además, el entrenador asegura que también se maneja bien con el pie, por lo que la idea de juego que pretende desarrollar el Racing esta temporada y que ya quedó confirmada la semana pasada no debería estar condicionada en este sentido.

El conjunto cántabro pretende siempre comportarse como un equipo reconocible independientemente de las correcciones que lleve a cabo en función del rival que haya delante. Y el de hoy es temible. De hecho, ya es el líder de la categoría por mucho que eso no diga nada tras una sola jornada disputada. El Almería, por mucho que haya dado la sensación de hacerse a última hora, ganó 3-0 al Albacete y hoy afronta su primer desplazamiento tras llegar ayer a Santander en avión vía Barcelona. Queda acreditado que es un rico de la categoría y, de hecho, hoy mismo podrían debutar dos de sus últimos fichajes, como son el central Maras y el extremo Lazo. En la lista también ha entrado un joven de la cantera que responde al nombre de Callejón además del cántabro César de la Hoz, que está dando forma a una interesante trayectoria en el fútbol profesional tras apenas haber tenido una oportunidad en el Racing. Hoy, llegará llevando la manija de uno de los grandes ‘gallos’ de la categoría.

Lo cierto es que el Almería tenía todas las cartas para convertirse en un equipo temible pero después de un tiempo prudencial, ya que, tras toda una pretemporada con un entrenador, el nuevo dueño del club, procedente de tierras lejanas, tuvo la idea de llevar consigo a un nuevo técnico, que es el portugués Pedro Emanuel. Daba la sensación de que iban a necesitar un periodo de adaptación pero eliminaron cualquier tipo de duda con la contundente victoria del fin de semana pasado. Es con esa inercia ganadora con la que llegará el Almería hoy a Los Campos de Sport mientras que el Racing lo hace tras una derrota, lo que siempre exige un poco más. Con todo, hablar de urgencias cuando aún es agosto es incluso cómico. Lo que ha de hacer el equipo es dar continuidad a los primeros 70 minutos del partido de hace siete días y, a ser posible, a los 20 iniciales del segundo tempo. Si lo hace y teniendo ahora por fin a alguien dentro de área que las empuje, tendrá mucho ganado. A menos, estará en el camino que hay que estar.

Comentarios