29.02.2020 |
El tiempo
sábado. 29.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«No he venido a sustituir a nadie»

  • Papu asegura estar «orgulloso de jugar en un equipo tan histórico» 
  • Confía en la permanencia siempre que jugadores, cuerpo técnico y afición actúen «unidos y como un equipo» 
  • Asegura que puede jugar por dentro y por banda
Papu habló públicamente como racinguista ayer por vez primera. / Cubero
Papu habló públicamente como racinguista ayer por vez primera. / Cubero
«No he venido a sustituir a nadie»

Por fin salió Papu a la palestra. El futbolista cedido por el Zaragoza lleva en Santander prácticamente un mes pero no había sido presentado oficialmente. Entre las pocas ganas que tenía Chuti Molina de aparecer públicamente y la exigencia del jugador de contar con un traductor de georgiano a su lado, su primer acto público como racinguista más allá de los terrenos de juego se ha hecho esperar. Fue ayer. Se podría haber vestido de presentación oficial pero ese tren ya pasó. Más aún, cuando incluso ha aparecido ya en dos partidos e incluso ha superado una lesión. Ya tiene una historia como jugador del Racing. Por eso ayer se puso a disposición de los medios sin estar acompañado del director deportivo, del director general o del presidente. Éste sí estaba en la sala, pero sólo como oyente.

Papu no quería responder a las preguntas de los periodistas sin tener una traductora a su lado porque, al parecer, no se siente con seguridad. Admitió la «culpa» de no dar el paso de aventurarse y, por lo tanto, de haber retrasado su primera comparecencia, ya que para el club tampoco ha sido sencillo encontrar a quien trasladara sus palabras vestidas de castellano. Lo pidió hace unas semanas y no lo consiguió hasta ayer, cuando se presentó en La Albericia Eto Meshvildishivili para que el jugador se sintiera más cómodo y, sobre todo, más seguro a la hora de dar sus respuestas. Más vale tarde que nunca.

El hecho de que Papu no se sintiera cómodo respondiendo en castellano a la prensa no quiere decir que no se maneje en este idioma. De hecho, afirmó que hace «vida normal con los compañeros y con el entrenador». Sobre el terreno de juego, no existe barrera idiomática. Quizá porque no hay cámaras ni un montón de rostros esperando a conocer su respuesta. Al final, es lo importante. Es complicado encontrarse con otro georgiano en el vestuario y es consciente de que si quiere hacer carrera en el fútbol español, le conviene manejarse en castellano.

A Papu le fichó el Racing para compensar la salida de Yoda. Cuando el club ató su incorporación, fue difícil de entender porque es un futbolista que juega en las posiciones donde habitualmente se desenvolvía el futbolista francés, que había sido el mejor de la primera vuelta. Fue curioso que el primer refuerzo de Chuti Molina fuera para dar competencia al jugador que mejor estaba funcionando, pero todo adquirió sentido tras la venta del aún máximo artillero del equipo. Aún así, en sus primeras palabras como jugador racinguista, el jugador cedido por el Zaragoza quiso dejar un mensaje bien escrito: «No he venido aquí a sustituir a nadie». No quiere ser otro Yoda, sino que quiere ser Papu. Sin más.

Está preparado. El atacante georgiano se lesionó en el momento menos oportuno, apenas 24 horas después de la salida de Yoda hacia Arabia Saudí, cuando por fin iba a entrar de lleno en la dinámica del equipo. Pasó una mala noche, llegó al entrenamiento diciendo que tenía dolores, le hicieron una prueba y detectaron que sufría una extraña lesión muscular. Eso le ha mantenido parado pero parece que por fin ha visto la luz y que podrá jugar contra el Almería, ya que ayer entrenó con normalidad. «Llevo trabajando con el fisioterapeuta tres semanas, los dolores han remitido y por eso estoy preparado para darlo todo en el próximo partido», explicó.

El futbolista georgiano es quien más cartas parece tener para ocupar la vacante que va a dejar Álvaro Cejudo, que no podrá ser de la partida por sanción. Ayer entrenó en todo momento como media punta mientra que la otra alternativa que podría tener el entrenador, que es Enzo, jugó siempre pegado a banda izquierda. Más claro agua. Parece que va a ser el georgiano el elegido. Él afirmó que puede jugar «tanto por el medio como por la derecha» y que lo haga en una posición o en otra «será decisión del míster». Por su parte, está «preparado para jugar en los dos puestos».

Lleva casi un mes en Santander y en el Racing y aseguró ayer estar «muy feliz» a pesar de la delicada situación clasificatoria por la que está pasando el equipo. «Estoy muy bien y muy a gusto tanto con mis compañeros como con el club, . Estoy orgulloso de jugar en un equipo tan grande y tan importante», aseguró el atacante georgiano. Es cierto que el conjunto cántabro es todo eso que él dice, pero la realidad es que ahora está último, en puestos de descenso a Segunda B y a cinco puntos de la salvación. Aún así, él decidió aceptar la propuesta racinguista a pesar de que, como reconoció él mismo, había tenido «muchas ofertas tanto de dentro como de fuera de España».

¿Qué le hizo decantarse por un Racing en peligro de quedarse fuera de juego a las primeras de cambio? Respondió que es una decisión que tomó «en familia» y que, al final, resultó «importante» apostar por un «equipo tan histórico». Además, puso en valor la llamada del «presidente del Racing» que, al parecer, también hizo un trabajo de persuasión. «La decisión final se tomó así y teniendo en cuenta un poco todo», señaló.

Una vez asentado en el Racing, queda pensar sólo en cumplir el objetivo. Y hay algo en lo que Papu puso el acento, que fue en la necesidad de contar con «la afición», algo de lo que puede estar seguro. «Entiendo que hayan estado un poco frustrados al ver al equipo en última posición, pero nosotros seguiremos luchando para mejorar la situación del equipo y conseguir la permanencia», subrayó. Él tiene claro que es algo que no pueden hacer «solos» y que, por lo tanto, han de actuar «como un equipo tanto la afición como los jugadores». «No es momento de reproches porque juntos podremos conseguir el objetivo», añadió.

Un primer paso para la reacción definitiva pudo haberse dado el viernes pasado en Almería. Papu quiso «felicitar» a José Luis Oltra por haberse estrenado en el banquillo verdiblanco con un triunfo. Considera que, a partir de lo logrado en territorio andaluz, se puede empezar a caminar hacia la luz siempre que lo hagan «todos juntos, tanto la afición, como los jugadores y el cuerpo técnico».

Comentarios