21.07.2019 |
El tiempo
domingo. 21.07.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Guinda amarga

  • El Racing, que no gana desde el pasado 7 de abril, se queda sin el título de campeón de Segunda División B al no poder remontar el 1-2 de la ida ayer en el Fernando Torres de Fuenlabrada
  • Los de Ania ofrecieron una buena imagen
La lucha por el control del juego fue muy intensa en el centro del campo. / LOF
La lucha por el control del juego fue muy intensa en el centro del campo. / LOF

El Racing no pudo colocar el broche de oro a la fantástica temporada 2018/19, la de su regreso a Segunda División, tras empatar a cero ayer ante el Fuenlabrada en el Fernando Torres. De esta forma, el equipo madrileño se proclamó campeón absoluto de Segunda B por su victoria (1-2) en El Sardinero. Los pupilos de Iván Ania lo intentaron de todas las formas posibles, pero no lograron perforar la meta de uno de los conjuntos menos goleados de todo el fútbol español.

El último duelo de la campaña para el equipo cántabro comenzó con dominio alterno entre los dos primeros ascendidos a la categoría de plata. El Fuenlabrada arrancó con el dominio del balón -una de sus señas de identidad-, pero las primeras ocasiones llevaron la firma del cuadro visitante. En el minuto cinco, David Barral disparó por vez primera al marco de Ander desde dentro del área, aunque su remate se marchó desviado. Tres minutos más tarde, Javi Siverio gozó de una nueva oportunidad de adelantar a los suyos en el marcador, pero el meta del Fuenlabrada logró hacerse con la pelota.

El Racing planteó un encuentro de presión alta y fútbol directo. El Fuenlabrada, de posesiones largas y control del esférico en el centro del campo. En el minuto 20, la escuadra anfitriona estuvo cerca de adelantarse en el marcador con un córner que a punto estuvo de convertirse en gol olímpico de Caballero, pero Iván Crespo sacó una mano antológica. 

David Barral insistió en erigirse en protagonista del partido. Llevó mucho peligro con su juego entre centrales, pero a pesar de su determinación y empuje no logró perforar el marco fuenlabreño a lo largo del partido. El delantero gaditano pudo anotar en el minuto 

23, pero la ocasión más clara de la primera parte llegó en el 40. Fue a favor de los hombres de Mere: un gol anulado por fuera de juego a Héctor Gómez tras un gran centro desde una zona derecha dominada por el veterano Iribas. El partido llegó al descanso con el marcador igualado y con ocasiones claras para ambos equipos. 

Tras el paso por los vestuarios el Racing volvió a ser superior a su rival, pero, de nuevo, las mejores llegadas fueron locales. Javi Gómez, Randy y Héctor Gómez protagonizaron acercamientos peligrosos sobre el área racinguista, aunque el paso de los minutos empezó a hacer mella en los dos equipos, que ya buscaban las ansiadas vacaciones tras una más que exitosa temporada. 

En el minuto 69, Iribas colocó de nuevo un centro por la derecha que se paseó con muchísimo peligro por delante de Iván Crespo. Los últimos minutos fueron los mejores para el conjunto santanderino, que a punto estuvo de batir la portería de un Cantero que se despidió del club capitalino. A tres minutos del final, Rafa de Vicente -que salió en la segunda parte, al igual que Nico Hidalgo y Óscarrozó el 0-1 que hubiera permitido soñar con la remontada y el título de campeón. 

En el minuto 92, Noguera puso por última vez en peligro la meta local, pero su disparo no encontró portería. El Racing no pudo poner la guinda a un curso sensacional; el Fuenlabrada, por su parte, se proclamó campeón de entre los 80 equipos de la categoría de bronce. 

Comentarios