19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

LANGREO - GIMNÁSTICA

La Gimnástica pierde la categoría

El conjunto blanquiazul cayó derrotado ante el Langreo en un duelo intrascendente ya que el triunfo del Real Unión antes de iniciarse el partido le condenaba a descender a tercera

Los jugadores de la Gimnástica agradecen a sus seguidores su apoyo. / LOF
Los jugadores de la Gimnástica agradecen a sus seguidores su apoyo. / LOF
La Gimnástica pierde la categoría

La Gimnástica perdió por la mínima (1-0), aunque de manera absolutamente justa, en su visita al Langreo en un partido que ya empezó descendida matemáticamente por la victoria previa del Real Unión contra el Vitoria. Por lo tanto, el compromiso del Nuevo Ganzábal fue de dolorosa y pura intrascendencia para los visitantes, no así para el Langreo, que certificó matemáticamente la permanencia después de regresar esta temporada a Segunda B.

Inclinó la balanza del duelo un tanto del veterano jugador gallego Dani Abalo en el último cuarto de hora estando los visitantes con diez hombres por expulsión de Víctor al comienzo del segundo período. El factor psicológico fue dominado totalmente por el conjunto asturiano.
El Langreo llevó la iniciativa del encuentro ante una Gimnástica demasiado encerrada en su parcela y lógicamente afectada por el mazazo anímico del descenso matemático algo más de media hora antes de comenzar el duelo en tierras asturianas. La primera ocasión clara por parte local llegó en el minuto 4 y la protagonizó uno de los dos delanteros, David González, tras un saque de esquina botado por Aimar que, bajo palos y con el portero ya batido, fue despejado de nuevo a córner por los visitantes. Tres minutos más tarde, un contragolpe torrelaveguense conducido a toda velocidad por Salas acabó con un disparo de éste ligeramente desviado de la meta defendida por Adrián Torre. Eso sí, los visitantes no se dieron por vencidos ni por entregados sobre el terreno de juego y usaron con peligro el arma del contragolpe con la chispa de Salas y Rozas por los respectivos costados. No obstante, antes del descanso, los locales dispusieron de otra buena ocasión, por mediación de Javi Sánchez, que, con un fuerte disparo dentro del área, obligó al portero Álex Ruiz a lucirse en una excelente intervención. Las buenas intervenciones del guardameta de la Gimnástica mantuvieron el marcador a cero al descanso. 

Expulsión de Víctor. Una piedra importante en el camino visitante fue la expulsión del delantero Víctor al ver la segunda cartulina amarilla al comienzo del segundo tiempo. Eso sí, la primera ocasión tras el descanso correspondió a un bando visitante ya con diez efectivos. En el minuto 53, una mala cesión atrás del central local Alain permitió hacerse con el esférico a Salas, que, totalmente solo, obligó al portero Adrián Torre a emplearse de manera providencial en dos tiempos ante el disparo del delantero cántabro, evitando un gol más que cantado en el Nuevo Ganzábal. Cinco minutos después de esa acción, Aimar, a pase de Dani Abalo, se quedó solo de cara al gol, pero envió por fuera de los tres palos desde una posición inmejorable. Tan insistente fue el dominio local que, en el minuto 77, una buena triangulación entre Riki, David González y Dani Abalo dejó a éste solo ante el portero visitante, al que batió de fuerte disparo raso y cruzado, lo que significó el único tanto del encuentro. Los últimos minutos fueron de inteligencia táctica del Langreo para asegurar los tres puntos. 

Comentarios