22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

GIMNÁSTICA VS LEIOA

La Gimnástica no pasa del empate

El conjunto torrelaveguense controló durante muchos minutos a su rival pero no supo cerrar el partido. Primo adelantó a los locales y Luariz igualó para los visitantes

Los dos equipos se emplearon a fondo. / J.RAMÓN
Los dos equipos se emplearon a fondo. / J.RAMÓN
La Gimnástica no pasa del empate

Reparto de puntos en el Malecón en la nueva era de Dani Mori, en el enfrentamiento ante el Leioa, partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Segunda División B, grupo 2, en un encuentro jugado con gran intensidad y en el que no se cumplió el famoso dicho de que a entrenador nuevo, victoria segura. El recién llegado técnico local planteó el choque con una variación en relación a los partidos anteriores, con un claro cuatro-cuatro-dos que buscaba la consecución de los tres puntos ante un rival que está muy cómodo en la clasificación buscando los puestos de la fase de ascenso. La primera media hora de juego estuvo muy igualada con los dos conjuntos protegiendo muy bien la defensa. La Gimnástica, con el nuevo planteamiento apuntado anteriormente, supo maniatar a los vascos con un gran trabajo de todo el equipo, especialmente en la presión.

Fueron unos minutos sin ocasiones creadas por ninguno de los dos contendientes con un juego que se desarrollaba en el centro del campo y con una Gimnástica que trataba de enviar balones al área en busca del acierto de sus delanteros. La primera para los locales llegó en el minuto 32 cuando el portero Iturrioz no acertó  a sacar el balón, llegando éste a Nacho Rodríguez quien al borde del área, disparó fuerte pero elevado. Los minutos se iban consumiendo y las oportunidades de gol no se creaban, aunque los de Torrelavega tenían el encuentro controlado no dando opciones a su rival. Faltando un minuto para llegar al descanso llegó el gol de los de casa gracias a Primo quien, por la derecha, logró entrar hasta el área pequeña y, aunque bastante escorado, logró mandar el balón al fondo de la red. Era un gol importante que llegaba en un buen momento.

En la segunda parte las llegadas por ambas partes a la portería contraria eran más frecuentes, aunque igualmente no prosperaban. Los vascos salieron con el propósito de buscar el empate y, aunque de forma tímida, se acercaron algo más a la meta de Álex Ruiz. En el minuto 63, el entrenador visitante introdujo dos cambios a la vez, que en cierta manera cambiaron algo la situación porque parecía que manejaban mejor los tiempos de juego, a pesar de que no crearon demasiado peligro, salvo los propios de los balones aéreos que siempre entrañan algunos riesgos.

Por su parte, la Gimnástica con un gran esfuerzo de todos sus jugadores, aguantaba bien la situación, con tranquilidad pero sin dejar de intentar aumentar el marcador. Un fallo en la parte izquierda de la defensa propició que Fran Sota penetrara por esa banda enviando un balón a su compañero Luariz quien, en semifallo, batió al guardameta local igualando la contienda. Fue un jarro de agua fría para los jugadores y para los aficionados que no habían parado de animar a su equipo y que visto lo sucedido en el terreno de juego, nada hacía presagiar que iba a llegar ese gol. Pero así es el fútbol que, ante el más mínimo fallo, no se perdona y eso le ocurrió a la Gimnástica. Poco antes del empate, Mori había quitado del campo a Primo entrando en su lugar Víctor, ya que el esfuerzo del primero había sido muy grande y notaba cierto cansancio. Tras el gol del empate, el técnico local dio entrada a Vitienes buscando romper por la banda derecha y, faltando cinco minutos, también salió al campo Salas, hombre de refresco en la delantera. Todo ello no sirvió pues se llegó al final de encuentro con el empate en el marcador.

Comentarios