04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El jueves, a pasar el test

  • Sanidad ha aprobado el protocolo realizado por el CSD y la Liga, que era básico para la vuelta a los entrenamientos  
  • Los jugadores del racing deberán estar en santander el miércoles para someterse a la prueba al día siguiente en La Albericia
Las instalaciones Nando Yosu volverán a tener actividad la próxima semana. / ALERTA
Las instalaciones Nando Yosu volverán a tener actividad la próxima semana. / ALERTA
El jueves, a pasar el test

Los jugadores y técnicos del Racing no querían ser unos privilegiados, pero lo van a acabar siendo porque así se lo va a exigir La Liga y, en definitiva, el club que les paga. Se han acelerado los acontecimientos, ahora ya parece claro que va a volver a haber fútbol y que se va a acabar la temporada y prácticamente se da por aceptado. La Liga tiene un protocolo pactado con el Consejo Superior de Deportes (CSD) y, de hecho, ayer mismo recibió el visto del Ministerio de Sanidad para realizar los tests que tenía previstos realizar a todos los profesionales que rodean a los equipos de Primera y Segunda División. Y entre ellos están los del conjunto cántabro, que ya tienen vez. Todos ellos acudirán el jueves de manera escalonada a las instalaciones Nando Yosu para someterse a una de las tres pruebas que hay programadas para confirmar que están limpios y que no están en disposición de contagiar el Covid-19 a nadie.

Los futbolistas y técnicos del Racing habían emitido un comunicado hace ocho días en el que se habían mostrado contrarios a la realización de tests en el mundo del fútbol mientras haya otros colectivos, como sanitarios, transportistas o trabajadores comerciales, que se han mantenido durante toda esta crisis pandémica en primera línea de batalla y nunca se han sometido a prueba alguna para conocer si estaban contagiados o no. Entendían que era un gesto de solidaridad y empatía con la sociedad y lo cierto es que fue un gesto agradecido por el entorno del club. Fue todo un guiño al racinguismo que, al menos, sirvió para poner esta cuestión encima de la mesa. Durante 48 horas se habló mucho del asunto pero luego se fue apagando el debate. De hecho, ningún club ni ninguna plantilla respaldó la iniciativa racinguista. Tampoco era lo que buscaban, pero habría ayudado.

En dicho comunicado, los integrantes del plantel verdiblanco ya especificaron, por mucho que alguno haya querido vender lo contrario, que en ningún momento se iban a negar a realizar los tests si así lo exigían los encargados de organizar el campeonato. Su intención fue dejar clara su postura y ratificar, por si alguien no lo tenía claro, que ellos querían jugar e intentar conseguir la permanencia sobre el terreno de juego por muy complicada que esté la cosa. De hecho, quedan once partidos por disputarse y precisa remontar siete puntos. Tiene que ganar más partidos de los que ganó entre agosto y marzo, pero en el vestuario creen que será posible. Y la remontada deberá comenzar la próxima semana, cuando los jugadores podrán iniciar una nueva fase que les permitirá, por lo menos, comenzar a entrenar de manera individual.

Desde mañana mismo, los jugadores al menos podrán salir ya de su casa a correr. No es poca cosa porque los hay que han estado metidos en un piso y sin ninguna cinta con la que poder realizar esa práctica. Ese ya será un paso hacia delante. Otro será la vuelta a Santander de los que han pasado el confinamiento fuera, ya sea en otras comunidades autónomas o incluso en otros países, que han sido muchos. El protocolo para la realización de los tests exige que el futbolista o el preparador que se vaya a someter a uno de ellos ha de estar 24 horas antes en el lugar donde se lo van a realizar. Por lo tanto, desde el miércoles ya volverán a estar todos los integrantes de la plantilla verdiblanca en la capital cántabra. Será el primer paso.

Una vez realizado el test, los jugadores deberán mantener 48 horas de espera en las que deberán mantener el plan de trabajo telemático que han seguido en las últimas siete semanas a partir de las tablas que les ha venido enviando el preparador físico Marcos Chena. Seguirán con el freno echado al igual que el resto de las personas y será durante el fin de semana cuando de verdad arranque la preparación del equipo. Primero será de manera individual en La Albericia, luego en pequeños grupos y, si todo va bien, a finales de mes podrá trabajar todo el equipo con el objetivo de comenzar a jugar a mediados de junio. Los preparadores físicos dispondrán de algo menos de seis semanas para poner a sus jugadores a tono. Es todo un reto porque cogerán a un grupo de deportistas que vienen de estar dos meses metidos en sus casas y, con ello, prepararles para, prácticamente, disputar dos partidos por semana. Todo ello, con la incógnita y la incertidumbre que va a rodear esta nueva realidad y, por encima de todo, la finalización de los contratos de una quincena de jugadores del Racing.

Y es que, con el visto bueno de Sanidad ayer y con el plan elaborado por La Liga a partir del calendario de desconfinamiento diseñado por el gobierno español y hecho público el pasado martes, da la sensación de que la vuelta a la competición está lanzada, que todo se ha acelerado y que se puede dar por hecha. Sin embargo, todavía queda convencer a los jugadores de que todo este plan es una buena idea. Porque en medio de toda esta atípica pretemporada a la que deberán hacer frente, todavía está en la previsión de quienes están ordenando todo este circo recluir a los jugadores en lugares de concentración y en hoteles. Es decir, les van a pedir que, cuando el resto va saliendo de confinamiento poco a poco, ellos se metan en otro. Y, en ese sentido, jugadores como Álvaro Cejudo ya mostraron públicamente su absoluto rechazo a dejar a su familia.

Es un tema que todavía no se ha puesto de verdad encima de la mesa por mucho que esté en la hoja de ruta de La Liga. Y eso deberá negociarlo con la AFE, que, por ahora, tampoco está regalando los acuerdos. Ésta pidió desde el primer momento que no se quisiera ir más rápido de lo que permitiera o aconsejara Sanidad y, en ese sentido, el paso dado en la mañana de ayer fue importante para cumplir con esa hoja de ruta diseñada por el señor Tebas.

Como tienen claro que garantizar la integridad de los deportistas es lo primero, ya sea por ser una preocupación sincera o por no sumar problemas e interrupciones al diseño marcado desde las altas esferas, la realización de los tests resulta fundamental. Por eso le sentó tan mal a Tebas el comunicado de los jugadores y técnicos del Racing de la semana pasada. De hecho, incluso dejó caer que estaba motivado por intereses propios que querrían dar por finiquitada la competición y, de esta manera, salvarse. Para quedarse a gusto, reaccionó asegurando que, se jugara o no, iba a haber descensos.

Prescritos. La Liga necesitaba el visto bueno de las autoridades para realizar esos tests porque así se lo había advertido la semana pasada el ministro de Sanidad. Y lo recibió ayer. Así, las pruebas diagnósticas para la detección del Covid-19 se podrán efectuar «conforme a lo previsto en la orden ministerial SND/344/2020 de 13 de abril dictada por el Ministerio de Sanidad» durante la Fase 0 de la desescalada, en la que «los entrenamientos serán, en todo caso, básicos o individuales». Dicha orden señala que los tests «deberán ser prescritos por un facultativo de acuerdo con las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto por la autoridad sanitaria competente»

Según informó ayer el CSD al Grupo de Tareas de Impulso al Deporte (GTID), el Ministerio de Sanidad ha validado «la práctica totalidad» del protocolo sanitario que, con las aportaciones de los agentes deportivos, se remitió al departamento de Salvador Illa la pasada semana. Dicho protocolo «sólo será público en los próximos días, ya que necesita adaptar su contenido a las órdenes ministeriales que el Gobierno prevé aprobar estos días para el inicio de la ‘Fase 0’ de la desescalada», indicó el CSD en una nota. Durante la reunión, la cuarta del grupo, el CSD subrayó «el compromiso que han mostrado el presidente y el Gobierno en su conjunto con el mundo del deporte, cuyo ‘reinicio’ ha sido tenido en cuenta en las fases de desescalada anunciadas tras el Consejo de Ministros del pasado martes».

«Más allá, y en el seno de la Fase 0, tendrán una consideración especial los deportistas profesionales, federados y de alto nivel», según el comunicado, que apunta que se ha creado un mecanismo interno para atender consultas sobre el retorno a la actividad deportiva a lo largo de las próximas semanas, «dada la enorme casuística imperante en un ámbito tan relevante como el del deporte». El GTID también ha dispuesto que se cree un grupo sobre Turismo y Deporte, cuya coordinación, con participación de otras federaciones y del propio CSD, recaerá en la patronal CEOE. En el Grupo de Tareas para el Impulso al Deporte (GTID) participan LaLiga, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB); federaciones deportivas como las de Motociclismo, Ciclismo, Natación, Atletismo y otras; el Comité Olímpico Español (COE) y Paralímpico Español (CPE); las patronales CEOE y CEPYME; empresas como DORNA Sports; la Asociación del Deporte Español (ADESP); y, desde hoy, la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP).

El jueves, a pasar el test
Comentarios