12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

LIGA DE CAMPEONES

El Atlético, contra una afrenta

El equipo madrileño busca la revancha ante el Borussia Dortmund. Diego Simeone recupera a Diego Godín, reincorporado al trabajo con el grupo, pero cuenta con las bajas por lesión de Thomas Lemar y Stefan Savic. 

El Atlético, contra una afrenta

Campeones en el Wanda Metropolitano contra al Borussia Dortmund y la afrenta del 4-0 de hace dos semanas, en medio del pulso con ese oponente por un liderato de grupo que, de momento, tiene perdido, pendiente de un triunfo y, quizá, de una goleada.

Necesita lo primero para mantener encarrilado su pase a octavos de final, su objetivo primordial e ineludible, más aún después del batacazo de la anterior jornada en el Signal Iduna Park. Sería un hecho ya irrebatible con una victoria frente al equipo alemán y un empate en el otro duelo del grupo entre el Brujas y el Mónaco.

Lo segundo, un desafío enorme, incluso contra la lógica, vista la entidad de su rival, es indispensable para depender de sí mismo para el asalto a la cima del cuarteto, condicionado de forma indudable por el 4-0 encajado en Alemania. A tres puntos ahora del Borussia Dortmund, un triunfo por menos goles le deja aún a expensas de él.

En los casi ya siete años del Atlético de Simeone, hay diecisiete ejemplos de goleadas en su casa por cuatro o más tantos de diferencia contra el Real Madrid, el Sevilla, el Betis, la Real Sociedad, el Granada, el Sporting de Gijón, el Rayo, el Getafe... El más reciente, el pasado febrero, fue un 4-0 frente al Leganés.

Mientras el empate no variaría nada la situación actual ni tampoco el hecho de depender de sí mismo para avanzar de ronda, una derrota sí, porque sentenciaría de forma inmediata la primera posición a favor del club alemán y porque, dependiendo del desenlace del Mónaco-Brujas, reavivaría el debate por su clasificación.

Entre todas esas posibilidades se mueve el partido de hoy, una revancha desde todas las perspectivas para el Atlético, que jamás en la era Simeone había recibido una derrota tan abultada como la que soportó en Dortmund, devorado al contragolpe en el segundo tiempo por la eficacia de un rival aún sin derrotas en esta campaña.

Ni en la Bundesliga, que lidera con cuatro puntos de ventaja, ni en la Copa de Alemania ni en la Liga de Campeones, con doce victorias y tres empates en sus quince choques oficiales del curso, que realzan la dimensión y la complejidad del reto que tiene este martes el conjunto rojiblanco.

Aun así, el Dortmund ha sufrido un pequeño bajón en el juego y en el potencial ofensivo en los últimos duelos, justo después del 4-0 al Atlético. Ya no está contando sus partidos por goleadas a favor.

Las últimas victorias, ante el Unión Berlín en la Copa de Alemania y ante el Wolfsburgo en la Bundesliga, han sido por un gol de diferencia. En el partido anterior, ante el Hertha, empató a dos.

«Todavía tenemos mucho por hacer, ahora hay que concentrarse en el próximo partido que es contra el Atlético de Madrid», dijo Lucien Favre, su entrenador, eludiendo cualquier pregunta sobre la próxima jornada de la Bundesliga, en la que jugará el clásico alemán contra el Bayern Münich, y centrado en el choque en el Wanda Metropolitano.

Ahí, el Atlético no ha perdido ningún encuentro esta temporada, con cinco victorias y un empate, en contraste con su irregularidad como visitante, confirmada el sábado con el 1-1 en Leganés. Además, ha ganado sus últimos seis choques europeos como local, cinco de ellos sin goles en contra, y sólo ha perdido uno de sus 19 partidos continentales más recientes en casa, hace un año con el Chelsea.

Enfrente, el Borussia Dortmund, hoy imponente, sólo ha vencido uno de sus últimos nueve encuentros a domicilio en la competición europea, el 0-1 en Brujas de la primera cita, y sólo ha ganado en uno de sus catorce desplazamientos a España, precisamente cuando visitó al Atlético en la Liga de Campeones 1996-97 (0-1). Esa es también la última derrota rojiblanca en casa con un rival germano.

A falta del entrenamiento vespertino y de la convocatoria, el entrenador argentino Diego Simeone maneja dos dudas, Koke Resurrección y Diego Godín, que apuran sus recuperaciones, y una baja probable, Diego Costa, que condicionan la configuración final de la alineación titular para el desafío de hoy.

No hay duda bajo palos, con Jan Oblak, que divisa ya a un solo partido el centenar de porterías a cero con el Atlético. Tampoco en la titularidad en la delantera de Antoine Griezmann o en el centro del campo de Saúl Ñíguez, ambos indiscutibles. También se prevé el regreso de Juanfran Torres o Nikola Kalinic al equipo titular, además de la permanencia de Lucas Hernández, de central o lateral, dependiendo también del estado físico de Godín, baja en Leganés.

En el resto, las opciones son variadas. Si Koke está recuperado, formará en el centro del campo, donde Rodrigo Hernández y Thomas Partey se disputan un puesto, igual que lo hacen Víctor Machín, ‘Vitolo’, Thomas Lemar y Ángel Correa por una de las bandas o Stefan Savic, José María Giménez y Filipe Luis por dos plazas en defensa.

En el Dortmund, Favre probablemente tendrá la baja del central Abdpu Diallo, con problemas de abductores. Por contra, se prevé el regreso al equipo de Manuel Akanji, tras una lesión de cadera y que podría ocupar la posición de Diallo. En caso de que prefiera no correr riesgos con Akanji, su puesto podría ser para Omer Toprak.

Comentarios