07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Chuti pasa lista

  • El director deportivo del Racing da por cerrado el fichaje de Moi y descarta las salidas de César y Julen, a quien ya consideran un central  
  • Cree que la vuelta de Enzo hoy «es imposible» y afirma que el Cádiz pide traspaso por Hidalgo
Chuti Molina, en su comparecencia de ayer ante los medios. / J. R.
Chuti Molina, en su comparecencia de ayer ante los medios. / J. R.

El Racing inició en la mañana de ayer el habitual carrusel de presentaciones de cada verano. Lo más normal es que este año haya menos que el pasado pero, por ahora, ya hay cuatro fichajes hechos y la ronda comenzó de manera cronológica. El primero en pasar por caja fue Abraham Minero y, por lo tanto, la presentación en sociedad del nuevo lateral izquierdo verdiblanco fue también la primera vez  esta pretemporada en la que Chuti Molina se puso a disposición de los medios de comunicación, por lo que le tocó repasar la actual situación de la plantilla. No se negó a hacerlo de manera individualizada hablando sobre el caso de jugadores en concreto; sobre si el club cuenta con ellos o está dispuesto a buscarles alguna salida. Y se agradece la claridad.

Lo que sí afirmó el director deportivo es que le gustaría que las cosas fueran más rápidas, pero se quejó de que el mercado «está muy parado». Y no está el Racing en situación de animarlo, por lo que toca «esperar». «El año pasado era por unos motivos y ahora es por otros, pero estaremos atentos para intentar cerrar lo que podamos y para que puedan venir los jugadores que queremos que vengan», explicó el técnico manchego. 

Es consciente Chuti Molina de que va a contar con bastante menos dinero que otros clubes para armar un equipo, pero tiene una cosa clara: «Como Racing, no voy a llorar porque no me da la gana, porque conocéis mi carácter y porque el Racing va a salir con once jugadores y con ese escudo». «No somos menos que nadie, pero somos lo que somos», insistió el director deportivo verdiblanco. Cuenta con un presupuesto limitado «y, a partir de ahí, toca ver lo que da el mercado e ir a por ello cuando nos guste». «Yo soy de aguantar y, cuando no hay nada, no voy a gastar por gastar porque, para eso, me la jugaré con lo que hay en casa», subrayó. En todo momento ha echado sobre su espalda la responsabilidad de lo que pueda ir mal pero, como por ahora todo ha ido bien, la carga se lleva bien.  A partir de ahí, fue respondiendo sobre los casos que le pusieron encima de la mesa. Y los primeros eran los de los laterales izquierdos que continúan respecto al curso pasado, ya que ahora mismo parece haber un exceso de jugadores para ese puesto.

Moi Delgado. Abraham Minero es lateral izquierdo y también lo es Moi Delgado, el futbolista que, según reconoció el mismo Chuti Molina en la mañana de ayer, lo tiene «prácticamente cerrado con el Racing». Entonces confiaba en que, a lo largo de la tarde, se fuera solucionando el asunto, pero lo cierto es que se cerraron las oficinas sin que se anunciara su contratación. Con todo, dejó claro el director deportivo que «no hay ningún problema» y que sólo faltaba «algún detalle más administrativo que otra cosa». Con él, son dos jugadores nuevos en la plantilla llamados a vestir el tres, por lo que hay que saber qué pasa con los que quedaban.

Castañeda. El principal de todos es Julen Castañeda. Y el debate termina cuando Chuti Molina asegura que, con vistas a esta nueva campaña, no lo contemplan como lateral, sino como «central zurdo». «Con él, ya tendríamos cuatro centrales (Olaortua, Figueras y Óscar Gil) aunque el mercado va a seguir abierto a todos», avisó. Además, afirmó que todavía quiere ver «lo que dan ciertos jugadores» de las categorías inferiores y, a partir de ahí, contemplarán «la posibilidad de cambiar algo». Con todo, lo que tiene claro es que, «hoy por hoy, en absoluto se va a ir Julen del club». Tanto es así, que incluso el director deportivo alabó su «profesionalidad». «Nunca le duele nada, siempre está dispuesto para lo que haga falta y es un jugador al que te rindes por su rendimiento», explicó.

Recordó, además, que el jugador tolosarra fue el pasado año «el jugador que más jugó». «Parece que siempre está en duda, pero siempre juega», subrayó. Admitió que, con el salto de categoría, buscaron «otras cosas en el lateral porque podría tener alguna deficiencia con vistas a Segunda a nivel de intensidad y velocidad». Sin embargo, entiende que como central izquierdo le puede dar muchas cosas porque «tiene oficio, salida de balón, velocidad y es zurdo, por lo que lo puede hacer perfectamente».

Puras. El otro lateral izquierdo es Jesús Puras, que ayer no entrenó por una sobrecarga. Su ausencia generó el rumor de que quizá ya tenía pie y medio fuera del club, pero Chuti Molina aclaró la cuestión. También aseguró que su intención es que salga porque quieren que encuentre minutos. «A mí es un jugador que me gusta mucho. Me gusta su carácter, su predisposición y cómo atiende de primera mano a todo lo que queremos de él», explicó Chuti Molina. Afirmó que ya cuenta con «ofertas para su cesión», pero no se quieren precipitarse porque lo que quieren es que juegue.

«A partir de ahí, en el futuro estudiaríamos la opción de recuperarlo si nos interesa y si le interesa a él, pero es un chico que no pone ninguna pega», afirmó el técnico verdiblanco. Es consciente de que hoy en día «es difícil» que encuentre sitio en el Racing pero el director deportivo quiere verle en un equipo donde pueda jugar «más de treinta partidos» y donde pueda enseñar «su crecimiento». En el caso de que no lo diera, le darían vía libre para que se buscara la vida en otros lados, pero aún confían en sacar buen partido de él. «Nos llaman todos los días para que le dejemos marchar ya, pero ahora ha surgido el contratiempo de la sobrecarga y queremos elegir bien el equipo a donde se vaya», añadió.

César Díaz. El nombre de César Díaz lleva en el candelero mucho tiempo porque es obvio que se ha vuelto a revalorizar tras su gran segunda vuelta en el Castellón y porque los equipos de Segunda B entienden que si no tenía sitio en el Racing el curso pasado, difícilmente lo va a tener en Segunda División. Sin embargo, parece que no es del todo así. De hecho, Chuti Molina afirmó que ya han recibido una oferta que parecía incluso dispuesta a pagar un traspaso y que la respuesta ha sido que no. «Y no era el Castellón», precisó el director deportivo. Con todo, insistió el técnico manchego que están «abiertos a escuchar» y ver «si interesa» lo que oyen. Lo que sí dejó claro es que hoy cuentan con César y con Julen, dos de los futbolistas sobre quienes más ofertas están recibiendo. Molina aseguró que siempre escuchan al jugador porque puede suceder que le ofrezcan «un contrato de cuatro años bastante mejor pagado de lo que está aquí y pida salir». A partir de ahí, estudiarían la opción de «un posible acuerdo», si exigirían «traspaso» o si permiten «que se marche». «Se puede abrir un amplio abanico de posibilidades», explicó.

Marco Camus. Marco Camus está siendo, por ahora, una de las sensaciones de los entrenamientos de pretemporada. Es un futbolista juvenil de ataque que, como explicó Chuti Molina, ha tenido «todas las ofertas para irse sin tener contrato alguno firmado y ha decidido quedarse». Por todo ello, es fácil convertirle en «un ejemplo para los chavales de la cantera», entre los que hay «cadetes que no han hecho nada y, aún así, ya se quieren ir». «Este caso es todo lo contrario porque ha tenido ofertas reales de fútbol internacional, de Inglaterra y de los grandes de España y se ha quedado aquí», insistió el director deportivo verdiblanco. Por eso mismo, junto a «la calidad que tiene», entienden que hay que darle «su merecido». «Esto no quiere decir que vaya a ser él quien nos solucione la papeleta ni lleve el peso del Racing para conseguir los cincuenta puntos. No podemos pedir un imposible, pero va a tener la oportunidad de crecer sin llevar la mochila de la responsabilidad porque no sería justo», argumentó el técnico manchego.

La intención de la dirección deportiva es «dejarle que crezca dándole la oportunidad hasta que dé su máximo». Como principal explicación a lo bien que parece estar dirigiendo su carrera, pone Molina a su entorno y, sobre todo, a sus padres. «Prefieren tener a su hijo en casa y no a ochocientos kilómetros para nada y para que en dos años esté de vuelta», resaltó. Por eso tiene claro que es «el ejemplo de racinguista por el que hay que apostar». Y lo van a hacer sin meterle «ninguna presión y con toda la ilusión del mundo».

Enzo. Chuti Molina definió el caso de Enzo como «un caso imposible». En primer lugar, porque «ha firmado un contrato impresionante que ahora es el doble de impresionante después del ascenso». Explicó el director deportivo que el Mallorca, club con el que mantiene una gran relación, «cuenta con él para empezar la pretemporada». A partir de ahí, es fácil entender que le van a buscar una salida y el francés «tiene claro que el Racing siempre será su primera opción». Sin embargo, la decisión no es sólo del jugador, ya que tiene a su alrededor unos «agentes que están para ganar dinero» y que saben que, a día de hoy, «Enzo es un jugador cotizado en Segunda y deseado por equipos que multiplican por seis nuestro presupuesto». «El jugador siempre querrá venir aquí porque es donde se ha sentido futbolista, conoce la ciudad, es querido por la afición y, a pesar de que también tiene sus cosas, en el momento de la verdad tiró del carro la temporada pasada», recordó Molina. Éste tiene claro que el atacante francés viaja «con su juventud, sus narices y su forma de ser» y que por todo eso le «encantaría tenerlo», ya que confía en que «la puede romper en Segunda». «Está difícil y, a día de hoy, imposible», zanjó.

Nico Hidalgo. El caso de Nico Hidalgo es similar. El director deportivo del Racing aseguró que el jugador «sólo quiere venir aquí», pero también entiende que va a ser complicado por una cuestión económica. Se han puesto en contacto con el Cádiz y la respuesta que han recibido es que «piden traspaso». Y eso es algo que no se puede permitir el club verdiblanco a día de hoy. «Nosotros no tenemos dinero para traspasos», explicó. De esta manera, Iván Ania se tendrá que olvidar del extremo más puro que tenía el curso pasado y que, sobre todo, completó una gran segunda vuelta. El club tendrá que buscar algo en el mercado porque faltan piezas en la actual plantilla para jugar por banda.

loading...
Comentarios