21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Alemania examina a España

La selección española femenina tendrá hoy una prueba de fuego para comprobar su nivel y competitividad cuando se enfrente al combinado germano en su segundo partido del Mundial

El entrenador de la selección española femenina, Jorge Vilda, observa a sus jugadoras. / EFE
El entrenador de la selección española femenina, Jorge Vilda, observa a sus jugadoras. / EFE
Alemania examina a España

Quizás no necesitaba convencerse de que debía ser valiente, pero la selección española femenina de fútbol ha encontrado en la baja de Dzsenifer Marozsan una invitación irrechazable para lanzarse con determinación a por el liderato del Grupo B. La talentosa jugadora del Olympique de Lyon, campeona de todo salvo del Balón de Oro, deberá renunciar a la partida de este miércoles en el Stade du Hainaut tras fracturarse un dedo del pie derecho. Avista así La Roja su segundo compromiso en el Campeonato del Mundo de Francia con un horizonte cristalino.

Gracias a su triunfo ante el combinado de Sudáfrica, según expuso Jorge Vilda en rueda de prensa, las internacionales se despojaron de la «pesada mochila» que portaban. Él mismo alteró su discurso.

Desapareció de su boca la prudencia ante las expectativas para apuntar a la historia. Cerrado el capítulo de la primera victoria en un Mundial absoluto, el seleccionador español pide más.

«Hemos venido aquí a hacer historia», dijo este martes, en la víspera del duelo ante la selección alemana.

Quiere el técnico madrileño que sus pupilas sostengan la imagen del segundo tiempo ante la escuadra sudafricana, sean atrevidas y aprovechen esa «suerte» de medirse con «un equipo que es favorito al título mundial, que es favorito para ser primero de grupo y para ganar este partido», por «palmarés» y por «jugadoras».

Lo cierto es que el pasado pesa y condiciona porque, aunque los nuevos tiempos alejan a Alemania de la hegemonía exhibida hace años, a Martina Voss-Tecklenburg se le exigen con premura resultados.

Con esa responsabilidad aceptó el cargo el pasado mes de enero, aun conociendo el proceso de reconstrucción en el que estaba inmerso su equipo. Alemania ha dejado de ser la temible Alemania desde la marcha de Silvia Neid con el triunfo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en 2016. Ni cuajó su sucesora (Steffi Jones) ni terminó de consolidarse la nueva generación, conducida provisionalmente por el ‘Tanque’ Horst Hrubesch.

Además, Voss-Tecklenburg ha perdido a la estrella que debía sostenerle en este certamen; una jugadora con un pie exquisito, quizás la más lúcida de Europa, la clarividente Dzsenifer Marozsan.

Su lesión obligará a Sara Däbritz, Melanie Leupolz y Alexandra Popp a ser más protagonistas, si bien las armas del bando alemán son también la velocidad de Svenja Huth y Lea Schueller y las incorporaciones de Giulia Gwinn y Carolin Simon.

De ese ánimo algo confuso quiere aprovecharse La Roja.

Mientras que Voss-Tecklenburg expuso que ‘Dzseni’ es insustituible, Vilda tiene la certeza de que su Plan B es válido.

Lucía García y Aitana Bonmatí se atrevieron a cuestionar en el estreno la jerarquía de Amanda Sampedro y Vicky Losada. Llaman también Patri Guijarro y Nahikari García a las puertas de la titularidad para suerte del cuerpo técnico y es que las benjaminas fueron las que contagiaron su animosidad y entusiasmo al resto.

Ellas rompieron las cadenas del miedo y liberadas apuntan todas al embate ante la selección de Alemania. Los octavos de final son la meta más cercana para un equipo que se dejó los complejos en Le Havre y lo quiere todo en Valenciennes.

«De momento, Alemania está en lo más alto del ránking y nosotros por detrás, en la decimotercera plaza, pero me consta que estamos teniendo una progresión para algún día estar a su altura. Este miércoles vamos a intentar, por lo menos, estar a su altura», adelantó el seleccionador español con osadía.

Comentarios