20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

A por las segundas rebajas

  • El Racing apura los plazos y sigue sin fichar a los jugadores que han de cambiar la tendencia del equipo 
  • Chuti Molina confiaba en tener prácticamente atada la cesión de sekou, pero éste prefirió fichar por el Fuenlabrada
Chuti Molina, hablando por teléfono. / Cubero
Chuti Molina, hablando por teléfono. / Cubero
A por las segundas rebajas

Primero pasaron las semanas sin que el Racing armara la reconstrucción que le hace falta. Después, entrados ya en la última semana de mercado, están pasando también los días y sigue sin haber noticias. Y, aunque el dicho anglosajón dice que la ausencia de noticias son buenas noticias, en este caso no es así. Porque clama al cielo que el conjunto cántabro necesita corregir los errores estivales que le convirtieron en un equipo incapaz de ganar partidos y el séptimo de caballería sigue sin llegar. Da la sensación de que va a tener que aguardar a las últimas horas, como en los tiempos gloriosos de Francisco Pernía.

En aquellos tiempos, el Racing esperaba al último día de mercado para conseguir a precio rebajado a un delantero que semanas antes valía mucho más. Con el temor a verse sin equipo, aceptaba la oferta de un Primera División como último clavo ardiendo. Ese último suspiro del mercado suele ejercer de segundas rebajas que tienen también sus riesgos, ya que pueden dejar al club en cuestión sin lo que andaba buscando. Y eso es algo que el conjunto cántabro no se puede permitir hoy en día.

En este caso, da la sensación de que Chuti Molina va a apurar los plazos no tanto por encontrar algún chollo de última hora, sino por lo difícil que es convencer a un buen futbolista de que fichar por el Racing es una buena idea. Se trata de un equipo que, a día de hoy, está a seis puntos de la permanencia. Si le da por sufrir un accidente el próximo domingo contra el Alcorcón,  lo inmediatamente después que se le viene encima es una visita a Almería, lo que quiere decir que no es para nada descabellado que en quince días esté fuera de juego. Y los futbolistas saben bien el mal ambiente que se genera si a un equipo le sobran demasiados meses. No es apetecible y, por esa razón, si tienen alguna otra puerta abierta, prefieren cogerla.

Por eso a Chuti Molina le está costando tanto reforzar el equipo con el central, el delantero centro y el medio centro creativo que, en principio, salió a buscar a principios de mes. El último que se le ha escapado y que él creía prácticamente atado es el ariete Sekou, que ha logrado marcar diferencias con el Almería durante la primera vuelta y que ha sido fichado por el Valladolid durante este mercado invernal. En Santander gustó cuando visitó El Sardinero. Fue lo que el director deportivo verdiblanco quiso encontrar en Nuha cuando decidió contratar sus servicios y por eso apuntó su matrícula. 

El Valladolid le contrató para cederlo y que terminara la temporada en otro equipo de la categoría de plata. Y hubo cola, claro. Lo bueno es que Chuti Molina mantiene una buena relación con el club castellano y había alcanzado un acuerdo con el mismo. El problema era el futbolista. No le apetecía nada jugar en el Racing porque huele a muerto. A poder ser, quería sumarse a un proyecto que mirara hacia arriba e incluso tuviera posibilidades de pelear por el ascenso. Y apareció el Fuenlabrada en escena, que, al menos a día de hoy, le ofrece todo eso. No sólo eso, sino que incluso le ofrecía más dinero y, en concreto, le pagaba 150.000 euros por lo que queda de curso mientras que el club cántabro le ofrecía poco más de la mitad. El Racing intentó persuadirle de lo atractivo que podía ser vestir de verdiblanco pero no coló y por eso ayer por la mañana se oficializó su cesión por el club madrileño. 

Este movimiento ha sido todo un contratiempo para el director deportivo verdiblanco, que sigue moviéndose por atar la cesión de Víctor Campuzano por parte del Espanyol. Como ya se explicó ayer en estas páginas, el lunes por la tarde publicaron los dos medios deportivos de referencia en Cataluña, tanto Mundo Deportivo como Sport, que el delantero podría acabar en el conjunto cántabro dentro de una operación que llevaría a Aitor Buñuel a Barcelona, pero no parece haber avances al respecto. De hecho, otras fuentes que trabajan día a día con el Espanyol negaron que existiera negociación alguna al respecto. Lo cierto es que sonaba demasiado bonito conseguir dinero y, además, jugadores por un futbolista que se irá gratis en verano y que, además, está muy lejos de su mejor momento. Con todo, lo que es seguro es que el ariete formado en la cantera del Real Madrid y que ha participado en trece partidos con el Espanyol esta misma campaña interesa como también les interesa a otros. El problema sigue siendo el mismo: convencer a alguien de que hay leña que cortar en el Racing.

Lo malo es que al club cántabro se le acaba el tiempo. En un principio, los problemas económicos para atar a jugadores de calidad se le habrían acabado con el traspaso de Yoda, pero no ha habido fichaje alguno aún desde su marcha. Aunque el Racing cobrará un millón de euros en dos plazos, uno ahora y otro en junio, sólo unos setecientos mil euros podrán aumentar el margen salarial porque es la cantidad en la que valoró la Liga al jugador. Con todo, debería ser suficiente para acudir al mercado con fuerza y fichar por medio año a tres futbolistas. 

Y es que, el Racing ha enseñado tanto sus costuras durante todos estos meses en los que ha dejado claro que, para cambiar de verdad su tendencia y no seguir mostrándose como un equipo incapaz de ganar a nadie, necesita jugadores de calidad. No le valen medianías ni apuestas a ciegas. Y lo cierto es que, en verdad, los necesitaba pronto para impedir que enero se convirtiera en su propia tumba, pero el mes se está acabando, se han disputado ya cuatro partidos de la segunda vuelta, y, por ahora, sólo han llegado Papu y Manu Hernando. Y el efecto del primero de ellos apenas se nota porque llega para sustituir a quien venía siendo el mejor jugador del equipo, por lo que, en verdad, sólo el central refuerza lo que ya había. Eso se va a notar este mismo domingo, cuando deba jugar de inicio por un sancionado Olaortua. Sin él, debería haber jugado Alexis y éste ya ha dejado claro que no está para grandes cosas.

Comentarios