18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Vamos a intentar mantener nuestro estilo»

Figueras advierte de que hay un gran salto entre Segunda B y segunda pero, aún así, no creen que deban cambiar su rol

Jordi Figueras, durante un entrenamiento de la actual pretemporada. / J.R.
Jordi Figueras, durante un entrenamiento de la actual pretemporada. / J.R.
«Vamos a intentar mantener nuestro estilo»

Jordi Figueras va a seguir siendo uno de los sabios del grupo, uno de los jugadores con una trayectoria más reputada y uno de los que han caminado por cotas más altas a lo largo de su carrera. Conoce bien la Segunda División y, aunque tiene claro que ésta supone un salto enorme respecto a la Segunda B, no cree que el equipo deba cambiar de rol respecto al curso pasado. Va a pasar de ser cabeza de ratón a cola de león; de ser un equipo que sabía que iba a ganar sólo con bajar del autobús a iniciar el curso con el presupuesto más humilde de toda la competición y, aún así, el defensor verdiblanco cree que han de alterar la personalidad que les ha llevado hasta aquí lo menos posible. 

«No creo que vayamos a cambiar de rol de manera drástica», responde el jugador catalán cuando le cuestionan sobre este extremo. «No creo que vaya a ser así», abunda. Entiende que habrá «algún partido» en el que tocará replegarse y juntarse bien atrás para impedir que el rival construya su ataque, pero no considera que vaya a ser esa la tendencia generalizada. «Nosotros siempre queremos ser protagonistas», insiste. Además, recuerda que ya el año pasado, incluso siendo el gallo del corral, demostraron ser «un equipo que se sabe adaptar bien a las circunstancias de cada partido y saber jugar de una manera o de otra según vayan los partidos o según cómo sea el rival». Así, entiende que, al final, será Iván Ania quien tome una decisión sobre cómo afrontar cada encuentro porque sabe que cuenta con futbolistas a los que poder moldear. 

«Nosotros sabemos que somos un equipo que acaba de subir y eso, quieras o no, pesa», explica Figueras. Lo normal es entrar en la categoría con decisión y ambición pero también con humildad sin olvidar nunca dónde ha estado metido los últimos cuatro años. «Es cierto que somos el Racing, pero también somos un recién ascendido y que vamos a ser nuevos en la categoría», precisa el defensa. Son dos cosas a tener siempre presentes, pero eso tampoco quiere decir que vayan a salir entregados o con el rol de equipo pequeño de partida: «Nosotros queremos hacer nuestro 

juego y, siempre que se pueda, ser protagonistas con el balón, que es lo que nos gusta». Es consciente de que será mucho más difícil imponer su personalidad que la temporada pasada, pero sí que han de «intentar» mantener su estilo. «Es uno de los fuertes que tenemos», insiste el central. 

Para conseguir llegar a un sitio nuevo sin alterar la personalidad, es fundamental llegar al inicio de la competición bien preparado. Y para ello la pretemporada tiene un gran valor. Ya el año pasado, el Racing consiguió comenzar el curso como un tiro y Jordi Figueras destaca que este verano están «trabajando en la misma línea» que hace doce meses. «Los que estamos del año pasado sabemos que al míster le gusta poner mucha intensidad en los entrenamientos y que el balón sea el protagonista», recuerda el zaguero verdiblanco. Así, cree que todo «está enfocado más o menos de la misma manera que la temporada pasada» y, en ese sentido, percibe que los jugadores se están «adaptando a la perfección a las características que quiere el entrenador». 

UNA PIÑA «TERRIBLE». Incluso los recién llegados, aquellos que no habían entrenado antes a las órdenes de Iván Ania, se van adaptando «perfectamente». Todo es más fácil gracias al «grupo extraordinario» que, como destaca Figueras, siguen formando los jugadores verdiblancos. Por ahora, se ha apostado por una clara continuidad del proyecto y del grupo de jugadores que consiguieron el ascenso, lo que es positivo porque, como subraya Figueras, forman «una piña terrible que lo único que quiere es el beneficio del grupo». «Nosotros hemos acogido perfectamente a los nuevos y ellos se han integrado bien», resalta. 

Todo es un poco más fácil cuando parece que las cosas van bien. Y lo parece, sobre todo, por los resultados que está cosechando el equipo en los amistosos que ha disputado hasta la fecha. Por ahora, han sido tres y el Racing los ha ganado todos sin encajar ni un solo gol todavía. Figueras no es de los que resta valor a las victorias de pretemporada porque reconoce que «siempre son importantes». «El hecho de salir de los partidos ganando siempre te refuerza, pero sin olvidar que en pretemporada el objetivo principal es siempre ponerte al cien por cien lo antes posible para llegar al partido contra el Málaga en las mejores condiciones que podamos», precisa. 

En opinión de Jordi Figueras, que ya tiene un buen número de pretemporadas en sus piernas, están haciendo «un trabajo muy bueno tanto a nivel físico como a nivel táctico y técnico». Y cree que es la «línea a seguir para llegar en perfectas condiciones». Para ello, entiende que también resulta positivo acumular partidos ante rivales de categorías superiores, como lo fue la Real Sociedad hace siete días, lo será hoy el Valladolid o el Alavés y el Athletic el próximo fin de semana. Reconoce el central que son «partidos más exigentes y con buenos jugadores» que permiten poner al descubierto las imperfecciones que pueda tener el equipo. Contra el equipo donostiarra ya dieron la cara y, de hecho, se llevaron una victoria que, obviamente, les dejó «muy contentos». 

Desde el punto de vista personal, la pretemporada también es importante para él porque viene de sufrir «el peor año de su carrera» en cuanto a las lesiones se refiere. De hecho, incluso está manteniendo un trabajo específico cuando, por ejemplo, toca hacer dobles sesiones. «El recuperador y el preparador físico me están marcando pautas para tener el tono muscular adecuado y llegar al inicio de la liga en perfectas condiciones», precisa el central. 

Comentarios