05.12.2019 |
El tiempo
jueves. 05.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Lo llevaré siempre conmigo»

Buñuel reconoce que recordará «toda la vida» el decisivo gol que marcó en Son Malferit. "Cada vez que lo veo, se me ponen los pelos de punta", reconoce

Aitor Buñuel, celebrando el ascenso en Son Malferit con la afición. / LOF
Aitor Buñuel, celebrando el ascenso en Son Malferit con la afición. / LOF
«Lo llevaré siempre conmigo»

Aitor Buñuel fue el héroe de Son Malferit. Siempre hay alguno que pone su nombre a algún acontecimiento histórico porque siempre es alguien el que marca el gol decisivo. En el 2014 no lo hubo porque fue en propia puerta, pero todo el mundo se acuerda del de José Moratón frente al Atlético de Madrid. Se puede decir que el lateral navarro ha tomado el testigo del cántabro porque, además, el suyo fue un golazo marcado en un escenario que, durante muchos minutos, pareció una trampa sin salida. No son pocas las veces que el defensor verdiblanco ha visto repetido aquel remate suyo desde la frontal que lo cambió todo. «He perdido la cuenta de las veces que lo he visto», reconoció ayer, tras la sesión de entrenamiento que completó el equipo tras dos días de festejos.

«Cada vez que veo el gol se me ponen los pelos de punta», confesó el defensor verdiblanco, que es uno de los que continuará en el equipo el próximo año porque mantiene contrato en vigor. Todavía es un jugador joven a pesar de la experiencia que atesora ya pero tiene claro que lo sucedido el pasado fin de semana quedará entre lo mejor que le pasará en su carrera. De este modo, tiene claro que el «momento» en el que marcó el gol y se puso en primerísimo plano de todo el racinguismo lo recordará «toda la vida». «Lo llevaré siempre conmigo», resaltó.

Pasan las horas pero admitió Buñuel que todavía no habían «asimilado» todo lo vivido desde el pasado fin de semana. «Estamos todos muy felices y orgullosos por haber conseguido este ascenso que tanto nosotros como toda la afición merecíamos», resaltó el defensor verdiblanco. Su gol resultó decisivo y, como lo ha visto tantas veces, se lo sabe de memoria: «Saca en corto Cejudo, después la tiene Enzo y, de repente, veo que el balón llega a la frontal del área, donde Nico lo deja pasar. Entonces, vi que venía directo hacia mí y no me lo pensé. Chuté y no pudo acabar mejor la jugada».

Subrayó Buñuel el hecho de que hubieran sabido «aprovechar la oportunidad» que les brindó la eliminatoria para conseguir el ascenso a la primera sin necesidad de más suspense. Más aún, de haber salido con éxito de la trampa que significó el campo del Atlético Baleares en todos los sentidos. «Fue un partido muy exigente, de mucha competitividad y de un fútbol muy poco vistoso que no permitió generar ocasiones, por lo que sólo valió meter la que tenías», recordó. Lo cierto es que ambos equipos lo hicieron con una de las dos (a lo sumo) que tuvieron y de ahí que el envite culminara con un empate a uno que hizo bueno el firmado a cero en Los Campos de Sport.

Son cientos los mensajes de felicitación que recibió el defensor navarro después de su ya histórico gol y no se atrevió a quedarse con uno que le hubiera hecho especial ilusión. Admitió que «todos» tuvieron su carga emotiva porque siempre «se agradece y se valora mucho que se acuerden de ti en un momento tan especial».

Ahora lo que queda es pensar ya en una Segunda División que Aitor Buñuel ya conoce. En su día aceptó bajar un escalón para jugar en el Racing y ahora volverá a la categoría de plata. Se la jugó y le salió bien. Tras un año en Segunda B, admitió que ya estaba «con ganas de volver al fútbol profesional». De hecho, ya advierte de que la categoría de plata «es muy competitiva y muy bonita, por lo que hay que estar preparados para dar mucha guerra el año que viene».

Desde que un equipo logra el gran objetivo de la temporada y da inicio a la fiesta, lógicamente se libera de tensión y empieza a pensar en las vacaciones o en la próxima temporada. En lo que menos piensan en la caseta verdiblanca es en ese doble enfrentamiento que le espera contra el Fuenlabrada para decidir al campeón de la presente temporada en Segunda B. En ese sentido, admitió Buñuel que su deseo es «jugarlo lo antes posible», por lo que recibieron de forma más que positiva la noticia de que el encuentro de vuelta se adelantaría al próximo miércoles. Con todo, también resaltó el lateral navarro que, ya que hay que jugarlo, también quieren ganarlo. «La trayectoria durante todo el año ha sido inmaculada, hemos demostrado que somos el mejor equipo de Segunda B y por eso también queremos llevarnos la copa de campeones para acabar la temporada con mejor sabor de boca, si es que es posible», explicó.

loading...
Comentarios