08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Si voy a caer, va a ser siendo yo mismo», avisa Solabarrieta

El entrenador cree que estarán «más cerca de ganar» en la Florida si son capaces  de hacer su juego «en campo contrario»

Aritz Solabarrieta durante un entrenamiento. / ALERTA
Aritz Solabarrieta durante un entrenamiento. / ALERTA
«Si voy a caer, va a ser siendo yo mismo», avisa Solabarrieta

Es posible que el pasado miércoles por la noche ni al propio Aritz Solabarrieta se le pasara por la cabeza la posibilidad de estar hoy sentado en el banquillo de La Florida, pero allí estará. Al día siguiente, tanto el presidente del club como el máximo responsable del proyecto deportivo le transmitieron su confianza y él, obviamente, se mostró «agradecido» por el gesto. Sin embargo, afirmó ayer no dejarse llevar por distracciones y tener «todo puesto en el partido» de esta tarde en Portugalete, en el que, a buen seguro, sí que se jugará el puesto.

Es consciente el técnico vizcaíno de que su equipo no llega «en la mejor situación», pero también que tienen tiempo de rectificarla. «Somos conscientes de que empieza la segunda vuelta, que es el primer partido de la segunda vuelta y que llevamos tres derrotas consecutivas», asumió el técnico vizcaíno en su comparecencia de prensa de ayer. Con todo, aseguró que todos los integrantes de la plantilla lo están «viviendo con la máxima energía y con la máxima ilusión de poder ganar en Portugalete».

La incógnita, como siempre, está localizada en saber cómo aparecerá el Racing en La Florida. Lo hará, seguramente, con cuatro atrás, algo que reconoció que es más que probable. A partir de ahí, «se puede variar el juego por dentro» porque no es lo mismo jugar con dos pivotes y un media punta que con un pivote y dos interiores. Con todo, recordó que «en un momento puntual, también se puede jugar con cinco atrás» y, entre risas, incluso dijo que «ojalá». Y sonreía porque eso querría decir que su equipo se ha puesto por delante y que tiene un resultado que defender.

Le preguntaron al entrenador verdiblanco por los posibles fichajes y por si había pedido a alguien específico. A esto último respondió que no. Sí admitió que mantenía «un contacto diario» con los responsables deportivos del club y que, además, todos ellos tienen «una visión similar de la plantilla». Es decir, que coinciden en localizar las carencias y necesidades de la misma. Con todo, recordó que ese tipo de decisiones «no pasan» por él aunque, si le preguntan, dará su opinión, «pero no más allá».

«Lo que tengo es el máximo respeto por los jugadores que están aquí», recalcó Solabarrieta. Desde ese punto de vista, dejó claro que, cuando se tome alguna decisión, los primeros que se enteren serán los afectados, como es lógico. Por eso tampoco quiso concretar qué posiciones se quieren reforzar ni adelantar, obviamente, quién está en el disparadero de salida, aunque no es difícil adivinarlo viendo las últimas convocatorias. Aún así, quiso insistir en que «de verdad» piensa que «todos los puestos están bien cubiertos». «Quizá hay alguno con alguna necesidad de más, pero confío al máximo en esta plantilla y en estos jugadores», apuntó.

Donde es fácil pensar que pueden llegar refuerzos es en el lateral izquierdo, ya que allí está teniendo que jugar un extremo como Álvaro Bustos. Sin embargo, Solabarrieta le ve bien ejerciendo ese rol. «Los buenos jugadores tienen esa capacidad de poder jugar en diferentes posiciones y dar un rendimiento bueno», apuntó. «Desde mi punto de vista, muy bueno», añadió. Así, da la impresión de que el asturiano va a repetir en el puesto del ‘tres’ mientras que hay quien quizá quiera ver debate en la portería después de la mala actuación de Iván Crespo contra el Real Unión. Es difícil pensar que vaya a haber cambio pero como el técnico quiere a todos con las orejas pinadas, subrayó que Lucas Díaz «tiene las mismas posibilidad de jugar que todos». Sin embargo, no hay sitio para todos: «De los veinte convocados, saldrán once y luego jugarán otros cinco, pero, al final, la posición de portero es una posición específica».

Ve bien el psicólogo. Tras lo sucedido el pasado miércoles, era esperable un cambio en el cuerpo técnico pero el único que hubo fue la llegada de un psicólogo. Él está de acuerdo. «He trabajado en Lezama muchos años, primero como jugador y después como entrenador, y siempre he tenido una psicóloga deportiva, que era María Ruiz de Oña y que es la mejor», apuntó Solabarrieta. Como él mismo, ella estaba muy vinculada al propio José María Amorrortu y, como le pasó a él mismo, fue cesada cuando éste fue destituido tras la salida de Josu Urrutia del club rojiblanco. El hoy técnico verdiblanco aseguró que cree en el trabajo psicológico y en su «forma de hacer». «Todo lo que sea sumar y ayudar a que las cosas vayan mejor, bienvenido sea», apuntó.

Respecto al Portugalete, el entrenador verdiblanco advirtió de que se trata de «un equipo reconocible en La Florida». Destacó que tiene «buenos jugadores» a los que ha entrenado él mismo. «Tienen muy claro a lo que juegan y en su campo siempre es complicado sumar, pero creo que estamos preparados y que también les vamos a hacer daño», apuntó. Tiene claro que habrá «momentos en los que tocará sufrir» pero otros en los que serán los rivales quienes lo pasen mal. A buen seguro que es consciente de lo que le ha costado al Racing sumar puntos en campos pequeños y complejos pero él cree que han de estar «preparados para todo». «Vamos a estar más cerca de ganar si somos capaces de hacer nuestro juego en campo contrario y trataremos de poner a los jugadores convenientes para intentar hacerlo», apuntó.

Lo que no quiere, a pesar de la evidente crisis de juego y de resultados que sufre el equipo, es traicionarse a sí mismo. Entiende que «no es fácil» en la actual situación, pero es su intención: «Si hay algo que tengo presente desde el minuto uno es que, si voy a caer, va a ser siendo yo mismo.  Luego, si somos capaces de ganar mañana (por hoy), pues mejor».

En ese sentido, considera que hay camino que recorrer a partir del encuentro del pasado miércoles a pesar de haber encajado tres goles. Sobre todo, porque considera que «se están cambiando cosas» y están «consiguiendo» avanzar hacia el objetivo que pretenden alcanzar. «Sé que hemos perdido tres partidos pero también necesito ver las cosas positivas que hay para, a partir de eso, construir».

Con todo, intuye que el encuentro de esta tarde tendrá poco que ver con el del pasado miércoles. Para empezar, «el escenario será completamente diferente». Y también lo será el rival porque intuye que «va a jugar directo». En ese sentido, llama a estar «preparados para ese fútbol menos vistoso que el que se pueda jugar en El Sardinero». Toca amoldarse a las circunstancias y es algo que le ha venido costando al Racing en este tipo de campos a excepción, probablemente, del segundo tiempo de Gobela, que también fueron los últimos 45 minutos con Javi Rozada en el banquillo.

Lo que sí quiso dejar claro es que el pobre espectáculo dado por el equipo ante el Real Unión a la hora de lanzar el penalti y elegir un lanzador no se va a repetir. «Lo voy a cerrar», aseguró Solabarrieta. Quiere decir que va a elaborar una lista que se tendrá que respetar. Sí admite que son momentos en los que son importantes las sensaciones de los propios jugadores y entender también a los delanteros, que ven una buena oportunidad para marcar un gol, que es de lo que «viven y por eso quieren tirar». Si lo hacen, y haga quien lo haga, será mejor que lo lance bastante mejor que Balboa el miércoles.

«Si voy a caer, va a ser siendo yo mismo», avisa Solabarrieta
Comentarios