25.07.2021 |
El tiempo

El verano empieza en Pasajes

Las seis traineras cántabras inician esta tarde sus respectivas ligas con sendas contrarrelojes en aguas pasaitarras  | Pedreña, Camargo, Astillero y Castreña coinciden en la ARC 1 más exigente de los últimos años

Pedreña y Camargo serán, a priori, las dos mejores bazas cántabras en la ARC. / Hardy
Pedreña y Camargo serán, a priori, las dos mejores bazas cántabras en la ARC. / Hardy
El verano empieza en Pasajes

Dicen que el verano empieza el lunes. Qué ignorantes, qué atrevimiento, qué poco saben de traineras. El verano empieza cuando la primera bandera roja baja con fuerza al grito de ‘va’, cuando los patrones sueltan las estachas y se oyen multitud de gritos desde tierra, unos arengando a unos y otros arengando a otros. Multitud multicolor. Es entonces cuando se encienden los motores y se pone en marcha la embarcación, cuando ese crujir de las bancadas suena a canto gregoriano y cada palada transmite la potencia de quien emprende su camino en la autopista hacia el cielo. Puede ser que haga sol o no, pero huele a calor, a mar, a salitre y a bonito. Es entonces, cuando las traineras van en busca del horizonte con la certeza de que en diez minutos estarán de vuelta, cuando por fin comienza el verano.

Y ese día es hoy. Día de fiesta, de promesas, de baños y de mar. En Pasajes no hay playa, pero sí una de las más hermosas puertas hacia la inmensidad del Cantábrico. Es la puerta que atravesarán hoy las seis traineras cántabras que esta temporada competirán en alguna de las diferentes ligas que abrirán el telón esta tarde. Es un escenario tan clásico y tradicional como atractivo, con el público, ese que se sintió muy lejano el pasado verano, muy cerca y con la posibilidad de avanzar por un estrecho pasillo de aguas interiores hasta salir a la impredecible mar. Nunca sabe uno en qué estado de ánimo se la va a encontrar, pero eso no hace sino multiplicar la incertidumbre y, por lo tanto, la emoción del espectáculo.

La tarde pasaitarra de hoy será un buen nexo de unión con lo vivido el curso pasado, cuando todo quedó condicionado por la pandemia y los organizadores cambiaron el calendario tradicional para elegir cinco sedes fijas y hacer coincidir a las dos ligas ARC más la femenina ETE en un mismo día y lugar. Eso mismo volverá a suceder esta tarde. El horario de festejos arrancará a las cinco con las traineras tripuladas por mujeres, continuará con la categoría de bronce masculina y concluirá con la de plata, que es donde más cántabros se acumulan este año. De hecho, nunca había habido cuatro en la ARC 1 aunque sí sucedió en la ACT, donde Pedreña, Castreña y Astillero, que eran los habituales, coincidieron con Camargo.

Este año se cumplen diez años de aquella bonita experiencia. A partir de entonces, comenzó la demolición y la profunda cuesta abajo del remo cántabro, que por segunda temporada consecutiva, la tercera en cuatro años, no tendrá representante alguno en la ACT. Quienes hace una década se peleaban con los mejores, lo harán ahora un piso más abajo. Es la realidad que toca afrontar. Eso no quiere decir que la exigencia sea menor porque todos ellos han ido a caer en la que se anuncia como la ARC 1 de más nivel de los últimos tiempos. Es algo que deberá quedar confirmado en el agua, pero, de partida, los nombres que van a pugnar durante quince fechas no pueden ser más atractivos.

Para empezar, nueve de los trece clubes participantes saben lo que es remar en la ACT. Habría también un décimo que es un filial (Orio B) y sólo tres que no han pasado nunca por allí, que son Getaria, Deusto y Lapurdi. Esto va a hacer que haya muchos que, de partida, partan con la intención de estar en la zona noble, lo que hará que se eleve el nivel medio de la competición. Da la sensación de que todo va a estar más caro que el año pasado, tanto por arriba como por abajo, y que va a haber que remar un poco más. A ver quién está en disposición de hacerlo.

Apenas ha habido este año posibilidad de medirse durante la pretemporada y probarse respecto al otro. Los cántabros sólo han remado entre ellos mientras que en el País Vasco han transmitido buenas sensaciones, fundamentalmente, Getaria, San Pedro y Arkote. Es difícil no poner en las quinielas a Kaiku, que estará pilotado por Miguel Ángel Ruiz Camus, pero lo cierto es que no ha llamado la atención en las regatas preparatorias. O juega al despiste o no tiene tanto motor como se le presupone. Por la zona noble intentarán, posiblemente, estar también Deusto y San Juan. Y también Pedreña, que, como el pasado año, se apunta como la principal baza cántabra a luchar por estar arriba.

Son conscientes los trasmeranos de que colarse entre los dos primeros e incluso estar en la tanda de honor va a estar más difícil que el pasado año. Su tripulación ha sufrido algunos cambios de importancia al haber perdido a remeros que se podían considerar titulares, como Rubén Álvarez - Pedrosa, Sergio Enrique Rodríguez, Marcos Peña o Gabi Bedia. Son ausencias que harían sufrir a cualquiera y que, en la medida de lo posible, se han intentado contrarrestar con algunos nombres importantes como el gallego Jesús Hermelo, que ‘amenaza’ con hacerse el dueño de la proa de la trainera, el santoñés Iván Cano y, a última hora, incluso un tipo con galones y una trayectoria envidiable como Eneko Van Horenbeke, que suma menos de un mes de entrenamiento a las órdenes de Joseba Fernández y que podría debutar hoy mismo.

Cerca de Pedreña pretende estar Camargo, que también ha sufrido importantes cambios. De hecho, buena parte de la banda de babor titular será nueva. Donde ha ganado experiencia es en las marcas porque el pasado curso se responsabilizaron de ellas sendos remeros muy jóvenes mientras que este verano podrían hacerse habituales por ahí dos tipos experimentados como Luismi Villar y Alfonso Lanza. Se trata de una tripulación, como, por otra parte, lo son todas en Cantabria, que reúnen juventud y veteranía y que confía en dar un paso más respecto al pasado curso. Entonces, los de Punta Parayas fueron claramente de menos a más y terminaron agosto con muy buen sabor de boca. Dio la sensación de que la temporada se les quedó corta y, para que no se repita, querrán estar a un buen nivel desde el principio. Y no sólo será un deseo, sino que, seguramente, sea una necesidad. Se va a empujar mucho desde atrás este verano.

Más peligro. Para empezar, este año el pozo será más profundo y el agujero más grande porque descenderán dos y otros dos se verán condenados al playoff. Nunca había sido tan grande el infierno. Por eso Astillero es consciente de que va a tener que hacerlo muy bien. El pasado verano se salvó por los pelos y esos pelos van a ser más cortos. En líneas generales, la plantilla mantiene una cierta continuidad y eso debería garantizar una evolución, ya que se trata de una tripulación eminentemente joven que ha de ir creciendo. Lo que ha cambiado es el entrenador. El curso pasado era Javi Pérez quien estaba al mando mientras que ahora lo es Vasile Matei. En su última aparición, en la Bandera Bansander, la ‘San José’ fue capaz de ir más rápido que Camargo y Castreña pero lo de hoy será otra historia. Hoy comienza el verano y en verano la vida se escribe de diferente color.

‘La Marinera’ será, como Lapurdi, el recién ascendido en la categoría. Los castreños ganaron el campeonato en la ARC 2 el curso pasado tras algunos buenos duelos contra la trainera gala y este año parte con la ambición y el objetivo de asentarse en la categoría, algo que no logró la última vez que pasó por la misma. El bloque se mantiene e incluso ha incorporado algunos remeros que pueden dar todavía un plus a la tripulación, como Javi Pérez, Carlos Iriondo o David Pérez ‘Cires’. Parte sin obligaciones y con el principal objetivo de no pasar apuros, pero tampoco será sencillo. Este verano, apenas va a existir la clase media porque entre quienes remen por evitar alguno de los últimos cuatro puestos y quienes peleen por estar en la tanda de honor, apenas va a haber grises.

Será una temporada diferente en la ARC 1 porque habrá trece traineras, lo que también alterará la confección de las regatas. Constarán de cuatro tandas, tres de tres traineras cada una y una última de cuatro. El sótano estará más profundo de lo habitual y por eso el primer paso será, sobre todo, evitar ese primer acto desde el que será complicado ir avanzando. Hoy todo será diferente porque la regata será a contrarreloj individual y habrá dos únicos actos. Será a partir de mañana, cuando haya que afrontar una regata bien diferente, cuando se estrene el nuevo formato. Y es que, la competición comenzará de forma abrupta, sin tiempo para calentar o ir tomando la temperatura a la mar. En apenas un puñado de horas, habrá que afrontar dos regatas.

Serán dos regatas bien diferentes porque hoy, a parte de ser a una única calle, se disputará mayormente en ría y mañana tocará estrenarse en línea y en la mar, que, además, se anuncia complicada. Será en Getaria y allí las tandas se confeccionarán a partir de los resultados de esta tarde, no como hoy, cuando se sorteó el orden de salida. En dos días, quedarán al descubierto las aptitudes de cada uno y sus vicios y virtudes sobre cada una de las superficies. De amanecer hoy a ciegas sin saber a ciencia cierta dónde va a estar cada uno, a las sospechas que ya estarán redactadas el lunes. Son quince los capítulos que tendrá la historia y este fin de semana serán sólo los dos primeros. Será, en definitiva, la mejor manera de que cada uno ponga las cartas encima de la mesa. A partir de ahí, todos a jugar. O a remar. Como toca en verano.

El verano empieza en Pasajes
Comentarios