07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Urritxe espera el día 31 a las cinco

El juez único de Competición decretó que todos los partidos pendientes se disputen ese día  os jugadores que dieron negativo en el Amorebieta jugarán con apenas tres entrenamientos y, posiblemente, los positivos no podrán jugar

Jon Ander, marcando de manera acrobática en la última visita del Racing a Urritxe, el campo del Amorebieta. / ALERTA
Jon Ander, marcando de manera acrobática en la última visita del Racing a Urritxe, el campo del Amorebieta. / ALERTA
Urritxe espera el día 31 a las cinco

Habrá partido. No habrá coeficientes ni cosas raras, sino noventa minutos en Urritxe. Al menos, en principio, ya que todavía pueden pasar muchas cosas en una semana. Lo que sucede es que la Federación Española no parece por la labor de tener manga ancha y mostrarse flexible con los calendarios, sino que quiere cumplirlos. De esta manera, todos los partidos que no puedan jugarse este próximo fin de semana por culpa de casos positivos de Covid se disputarán el próximo miércoles día 31. Y entre ellos está el que debe medir al Amorebieta y al Racing. Será a las cinco de la tarde y, en principio, el equipo vizcaíno debería afrontar dicho envite muy mermado.

El juez único de Competición falló ayer mismo, a última hora de la mañana. Y en su resolución estableció que el partido de Urritxe, junto a toda la jornada del subgrupo 2B, aplazada por hasta once casos positivos en el Haro, y el Espanyol B - Olot del grupo 3A se jueguen el último día de este mes a las cinco de la tarde. Y punto. Quien no pueda disponer de todos sus futbolistas, que es lo que, previsiblemente, le sucederá al Amorebieta, deberá amoldarse a la situación. En el fondo, tendrá que hacer como hacen los equipos de categorías profesionales, que sólo consideran como baja a quienes están confinados y afectados por el virus. Lo que sucede es que, por algún motivo difícil de explicar, dichos equipos no se confinan en su totalidad cuando hay casos positivos a pesar de ser contactos directos, algo que sí sucede en los de Segunda B.

De hecho, toda la plantilla del Amorebieta está en su casa desde el martes. Lo extraño es lo rápido que saldrán de sus casas quienes han dado negativo en las pruebas pero están aislados por ser contacto directo. Y es que, en el mismo escrito del juez único de Competición, se detalla que son siete los casos confirmados por el club zornotzarra. Y afirmaba que el resto de la plantilla y cuerpo técnico «deberán de guardar aislamiento hasta el día 27 de marzo». Y el día 27 de marzo es el sábado. Por lo tanto, o han cambiado el protocolo en el País Vasco o las cuentas no salen.

Según el comunicado que envió la entidad vizcaína el pasado martes, los positivos se habían detectado tras conocer los resultados de un «control rutinario» el pasado lunes, cuando habría completado el equipo su último entrenamiento. Sería, por lo tanto, ahí cuando se produjo el último contacto y sería a partir de ahí cuando deberían contar los diez días de rigor que se vienen guardando y que antes han tenido que guardar el Leioa (en repetidas ocasiones) o el Barakaldo. Sin embargo, según detalló el decreto de Competición, el sábado será su último día de reclusión, por lo que apenas habrían estado cinco días.

Lo que está claro es que todos esos integrantes del equipo que dieron negativo en el control del lunes y que podrán volver al mundo exterior el fin de semana deberán afrontar el partido ante el Racing con apenas tres entrenamientos y después de varios días en casa y dos semanas y media sin jugar un partido. A esto hay que sumar que, entre los siete positivos, además de algún integrante del cuerpo técnico o de los auxiliares, también habrá jugadores que sí que no podrán disputar el encuentro. Y, en principio, todo eso será un serio contratiempo para el Amorebieta, que, al menos, ya sabe que está clasificado para la siguiente fase.

Lo cierto es que, de no haber consumado su fiasco el Racing la pasada semana, el tema de los positivos del Amorebieta y la decisión que pudiera tomar la Federación habría sido más polémica. En el club cántabro han aceptado la decisión con normalidad aunque lo cierto es que tampoco se veía con malos ojos no jugar y recurrir a los coeficientes, ya que no salía mal parado. De hecho, ninguno de los dos lo hacía. Con todo, en la entidad vizcaína tienen claro que salen seriamente perjudicados con la decisión federativa y ayer tenían previsto seguir trabajando para encontrar otra solución. En el fondo, es un partido que se podría celebrar una semana más tarde sin que ello tuviera grandes consecuencias.

Acumulación de partidos. Para el Racing, el mayor problema que puede tener es que el inicio de la segunda fase, que es algo que la Federación no ha querido retrasar de ningún modo, será el siguiente fin de semana (3-4 de abril) y, por lo tanto, apenas tendrá tiempo de recuperarse. Con todo, es algo que afectará también a su rival porque el subgrupo 2B también tendrá partidos el día 31 a las cinco de la tarde. Además, siempre cabe la posibilidad de que le toque descansar, ya que serán siete equipos en la segunda fase por dos puestos en la Primera RFEF y, por tanto, siempre se quedará uno sin pareja.

El Racing ha alterado mínimamente la rutina una vez que conoció la nueva fecha del partido. Cuando cabía la posibilidad de que no se jugara y fuera suspendido definitivamente, incluso había planteado la posibilidad de jugar un amistoso contra el Laredo, que descansa este fin de semana, o el Rayo Cantabria, que tampoco juega. Sin embargo, parece que finalmente no lo va a hacer. Lo que sí hará es disputar su habitual partidillo de los jueves a campo completo en Los Campos de Sport el sábado. Lo hará, también como suele ser costumbre, a puerta cerrada. Mientras, tanto hoy y mañana completarán sendos entrenamientos en las instalaciones Nando Yosu para disfrutar el domingo de un día libre.

Urritxe espera el día 31 a las cinco
Comentarios