11.04.2021 |
El tiempo
domingo. 11.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El último de la fila

Siverio es el jugador, a excepción del lesionado Pablo Andrade, que menos ha jugado | Fue el único miembro de la plantilla disponible que no jugó ni ante Barakaldo ni ante el Leioa

Javi Siverio espera su oportunidad de demostrar su valía. / Hardy
Javi Siverio espera su oportunidad de demostrar su valía. / Hardy
El último de la fila

Antes de afrontar la semana con tres partidos que tenía programados el Racing contra el Barakaldo, el Leioa y la Real Sociedad B, Javi Rozada transmitió a sus hombres que todos tendrían su momento y oportunidad en alguno de ellos. Al final, sólo se disputaron los dos primeros porque después se descubrió el positivo de Jon Ander que provocó el confinamiento de la plantilla, pero su palabra había quedado ya prácticamente cumplida. De los 20 futbolistas de campo que tuvo disponibles el técnico asturiano, que eran todos menos los lesionados Jordi Figueras y Pablo Andrade, ya había dado minutos de calidad a 19. Sólo quedaba uno. Y ese uno era Javi Siverio. A éste le quedaba el encuentro de Zubieta para pasar por la ventana que, en teoría, ofrecía esa acumulación de partidos, pero ese encuentro fue aplazado por culpa del confinamiento racinguista. Y para cuando se dispute, ya habrá otro contexto. No va a tener fácil el delantero de asomar la cabeza y, de hecho, a día de hoy es el último de la fila, el jugador que menos minutos acumula.

Cuando se retome la competición, ese contexto en el que cada uno iba a tener su oportunidad habrá pasado. La realidad ya será otra y Siverio volverá a tener complicado asomar la cabeza. La parte positiva es que el equipo retomará la competición jugando la primera eliminatoria de Copa del Rey, donde es previsible que, por ejemplo, Lucas Díaz tenga la oportunidad de debutar esta temporada bajo palos. Es el único integrante de la plantilla que queda por entrar en acción. Lo que está por ver es si el delantero canario tiene ahí una puerta abierta para enseñar su fútbol o no. En el fondo, él sabe que tiene por delante a otros tres delanteros. Y jugar se ha hecho todavía más complicado desde que Javi Rozada ha pasado a jugar con un solo punta.

Siverio comenzó con buen pie porque el entrenador verdiblanco le puso a jugar tras el descanso del primer partido liguero, el disputado ante el Portugalete. Completó los 45 minutos aprovechando que tanto Cedric como Balboa eran aún unos recién llegados. Aquello fue una excepción porque, a partir de ese momento, ha dejado de entrar en rotación alguna. Ha desaparecido y no parece ser ni una opción. Ni siquiera como alternativa en un partido de pocos espacios, mucha brega y juego directo como fue el de Laredo y, en menor medida, también el de Leioa.

Siverio ha jugado sólo esos 45 minutos. Sólo Pablo Andrade, que ha jugado 25 también en ese mismo encuentro ante el Portugalete, tiene menos, pero en el caso del brasileño se entiende por haber sufrido una lesión tras otra. Por detrás estaba también hasta hace poco Martín Solar, pero, tras su notable irrupción en el partido contra el Portugalete y la siguiente titularidad en Leioa, ya acumula 120 minutos de juego.

En verdad, hasta antes de esa semana que iba a tener tres partidos, había varios jugadores que tenían tantos minutos como él (más o menos) o incluso menos. Sin embargo, gracias a esa intención de Rozada de repartir oportunidades y de cambiar prácticamente a todo el equipo entre el duelo ante el Barakaldo y el disputado cuatro días después contra el Leioa (sólo repitieron tres en el once inicial), han ido acumulando más participación jugadores como Mantilla, Marco Camus, el citado Martín Solar, Benktib o el recién llegado Soko, que sólo ha estado para jugar en dos jornadas y ya suma 98 minutos de juego. El rendimiento de Siverio en Segunda B, por lo tanto, continúa siendo un misterio. El curso pasado tardaron en darle la oportunidad y, cuando la tuvo, ni mucho menos desentonó, no bajó el rendimiento que estaban dando los puntas y, además, marcó. Porque si algo tiene el jugador canario es gol y si hay algo que les está costando a los delanteros es marcar. Cedric aún no se ha estrenado y Balboa, tras marcar su único gol a los dos minutos de debutar, suma ya otros 250 sin hacerlo. Quien sí está viendo puerta aprovechando sus apariciones desde el banquillo es Jon Ander, que suma dos tantos en 192 minutos de juego.

Antes de comenzar la temporada, Javi Rozada ya le dijo las cosas claras a Siverio. Le puso las cartas sobre la mesa y le advirtió de que iba a tener complicado jugar porque tenía a otros tres delanteros delante de él. Incluso a cuatro porque, al menos por aquel entonces, contaba a Álvaro Cejudo como punta. Eso era cuando jugaba con dos pero últimamente lo hace con uno. Así, se reducen las esperanzas del canario. Aquella conversación entre el entrenador y el ariete recién renovado el verano pasado tenía como objetivo que aceptara alguna de las propuestas que tenía para salir cedido pero el jugador se resistió. Está por ver lo que pueda suceder con la apertura del mercado invernal, cuando a buen seguro se abrirá otra vez esta posibilidad.

El último de la fila
Comentarios