25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

Triunfo de veteranía y prestigio

El Club Deportivo Laredo logró la primera victoria en su retorno a la segunda División B frente al histórico Barakaldo | Miguel Goñi, autor del primer gol del cuadro pejino, le ganó la partida a su hermano Pablo

Vinatea controla el balón ante un jugador del Barakaldo. / Reguera
Vinatea controla el balón ante un jugador del Barakaldo. / Reguera
Triunfo de veteranía y prestigio

Parece de máster lo del Club Deportivo Laredo en su retorno a la Segunda División B al obtener los tres puntos como local ante el histórico y potente Barakaldo (2-0).

No pudo ser más gratificante el reencuentro de San Lorenzo con el fútbol de bronce tres décadas después. Dos goles en un tramo de siete minutos del primer tiempo decantaron el duelo correspondiente a la segunda jornada del campeonato. Los hombres de Manu Calleja realizaron un auténtico ejercicio de eficacia, sufrimiento y oficio para superar a un rival que se estrelló ante la mastodóntica figura del portero Pedrero. Además, Miguel Goñi, que abrió la cuenta en el minuto 27, salió airoso del duelo contra su hermano Pablo Goñi, el primer revulsivo del cuadro vasco por revertir la situación. Los mellizos solamente coincidieron diez minutos sobre el terreno de juego.

Salieron los visitantes con más intensidad al terreno de juego. Así, en el primer minuto, Obolskii cabeceó un centro de Alain Ribeiro ajustado a la cepa del palo como primera ocasión para el recital de vuelos de Pedrero, que despejó a córner en su primera intervención. Pareció intimidar ese arreón a un Laredo a la expectativa y que apenas parecía capaz de proponer otra cosa que no fuese una ordenada resistencia.

Una genialidad en forma de centro con el exterior de Vinatea sorprendió incluso a su compañero Iván Argos que, con un balón franco para rematar, se precipitó al suelo.

El Laredo asestó su primer golpe al partido a continuación. Un córner ejecutado por Faouzi tuvo prolongación en el primer palo y ejecución a la red en el segundo por parte de Miguel Goñi. Un hasta entonces cómodo Barakaldo pasó a ser un incomodado visitante que no encontró solución al nuevo plan de partido, mucho menos cuando, siete minutos después, un córner a su favor se convirtió en un mortal contragolpe del Laredo con asistencia de Saúl para remachar Vinatea a placer y subir el segundo al marcador.

El bombardeo inteligente del Laredo formó parte de un plan gestado perfectamente, dando paso a un segundo tiempo prácticamente huérfano de alternativas en ambas áreas. Los aislados acercamientos a portería del Barakaldo tuvieron un denominador común: la respuesta del portero local Pedrero, capaz de llegar a todas las esquinas de su marco, como en un lanzamiento lejano del revulsivo Rubén Jurado.

Poca incidencia tuvo la expulsión, con tarjeta roja directa, del local Rasines a pocos minutos para el final, a pesar de la larga prolongación decretada por el colegiado.

Triunfo de veteranía y prestigio
Comentarios