24.01.2021 |
El tiempo
domingo. 24.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Tres vuelven a casa

Tres vuelven a casa

Últimamente, es un clásico que los equipos vizcaínos de Segunda B tengan algún cántabro en sus filas. Sobre todo, los que están a orillas de la ría. Quien primero dio el paso fue quizá el Sestao River de Ángel Viadero que se quedó a un paso de subir a Segunda División, donde estaban Raúl Domínguez, Rasines o Álex García y han seguido también esa línea el Portugalete y el Barakaldo. En la actualidad, el equipo que visitará esta tarde Los Campos de Sport contará con tres en sus filas. Y no se trata simplemente de jugadores cántabros, sino también de futbolistas a los que les creció la barba en La Albericia. Son fruto del trabajo de las categorías inferiores del Racing y que llegaron incluso a debutar en el primer equipo. Lo malo es que no volverán hoy a casa como protagonistas, ya que ninguno de los tres está teniendo, por ahora, la confianza de Aitor Larrazabal.

Los tres exracinguistas que hoy pasarán por Los Campos de Sport son José Picón, Pablo Goñi y Miguel Gándara. El primero está viviendo su cuarta temporada ya en el Barakaldo aunque no está teniendo la importancia en el equipo que tenía, por ejemplo, la última vez que se midió al Racing. Entonces, era el líder de la retaguardia y lo jugaba prácticamente todo. Fue así en sus dos primeras campañas defendiendo los colores gualdinegros, pero la temporada pasada se le complicó por culpa de una lesión. Tanto es así, que desde octubre no pudo jugar más, por lo que prácticamente completó la temporada en blanco, algo a lo que ayudó mucho el parón por la pandemia.

En la presente temporada, Picón sólo ha participado en un partido en el que, además, fue titular. Fue en la visita a Amorebieta, que se saldó con un 2-0 en contra. El sueño húmedo de quien sigue el fútbol cántabro y a los valores que surgen de él era que Aitor Larrazabal, el entrenador del equipo de Lasesarre, apostara por una pareja de centrales formada por Picón y por Gándara, pero está muy lejos de ser así. De hecho, este último se mantiene prácticamente inédito porque ha jugado un solo minuto hasta la fecha. El curso pasado, en su primera aventura lejos de las faldas del Racing y tras haberse pasado una temporada prácticamente parado por culpa de aquella rotura de ligamentos producida en el primer entrenamiento a las órdenes de Iván Ania, disputó 26 partidos, 24 de ellos como titular, lo que quiere decir que tuvo la confianza total del técnico, pero hubo un cambio en el banquillo y, por ahora, Larrazabal no le está teniendo en cuenta

Lo cierto es que Gándara ha estado entretenido todas estas semanas porque el pasado treinta de octubre fue padre por vez primera y, por lo tanto, ha tenido entretenimiento de sobra, pero confía en ir asomando la cabeza. Más aún, al igual que Picón, al ver que el equipo no termina de funcionar y que está muy lejos de tener un buen comportamiento defensivo, ya que ha encajado diez goles en cinco partidos. Por ahora, la apuesta de Larrazabal en el centro de la retaguardia está siendo por Julen López, un gigantón de 1,92 que ya visitó El Sardinero hace un par de temporadas jugando en el Vitoria, y el panameño Jan Vargas, que, de hecho, es el jugador que ha marcado los dos únicos goles que ha anotado el equipo fabril hasta la fecha.

En la delantera, que es la posición que ocupa el tercer cántabro en las filas del Barakaldo, que es Pablo Goñi, vienen jugando tanto Roberto Doncel ‘Pitu’ como el ruso Obolskiy. Ninguno de los dos está viendo puerta pero a Larrazaba le está costando buscar soluciones con el delantero cántabro, hermano de Miguel, el jugador cedido por el Racing al Laredo esta temporada. Ha jugado sólo cuarenta minutos distribuidos en tres partidos. Hoy le encantaría saltar a jugar en Los Campos de Sport, donde ya jugara con el primer equipo en el curso 2016-17. Entonces, participó en cuatro partidos con el Racing pero la apuesta no tuvo continuidad y esta temporada, tras una enorme campaña pasada en el Cayón, ha recalado en el Barakaldo para empezar a hacerse un espacio en Segunda B.

Los tres exracinguistas del Barakaldo tocaron el primer equipo. Picón incluso lo hizo en los buenos tiempos porque su debut se produjo en Primera División, en la campaña 2008-2009 y en un partido histórico en el que el equipo verdiblanco le ganó 5-1 al Atlético. Aquello sucedió un 23 de abril del 2009. El defensor jugó un solo minuto pero lo tiene bien guardado dentro de sí. Volvería a jugar tres partidos en la máxima categoría un par de años después, en la campaña 2011-12 para el olvido. Vivió el descenso y, se puede decir que le tocó asomar la cabeza por el primer equipo en un mal momento. Tuvo que hacer las maletas y hacerse un nombre reputado en el Atlético Baleares, el Cartagena y el Conquense haseta llegar a Leioa, donde brilló con luz especial y pasó a ser un jugador reputado en el fútbol vizcaíno.

Miguel Gándara es quien más importante se ha podido sentir dentro del primer equipo verdiblanco. Le cogió en Segunda B y en la campaña 2016-17, con solo 19 años, ya jugó 18 partidos que fueron 28 al curso siguiente. Lo hizo, sobre todo, como lateral derecho por mucho que se hiciera mayor jugando como central. Ángel Viadero confió en él desde el primer día y, cuando debía comenzar la temporada de su confirmación al no ser ya el novato de la clase, se rompió en esa pretemporada a las órdenes de Iván Ania. Se la tuvo que pasar en blanco. Se recuperó en los últimos meses, pero no estaba para jugar al más alto nivel y lo hizo en el filial. Ya en Segunda, dejaron de contar con él, se dieron la mano amistosamente e hizo las maletas. No fue muy lejos, a Barakaldo. Tanto es así, que hoy podrá acudir en coche a El Sardinero y librarse del viaje en autobús.

Tres vuelven a casa
Comentarios