06.03.2021 |
El tiempo
sábado. 06.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Se tiene que notar que jugamos en casa»

Solabarrieta asegura que no condicionará su alineación en función del rival: «pienso más en nosotros que en el contrario»

Aritz Solabarrieta, dirigiendo el entrenamiento. / Hardy
Aritz Solabarrieta, dirigiendo el entrenamiento. / Hardy
«Se tiene que notar que jugamos en casa»

A pesar de que lleva menos de un mes al frente del Racing, Aritz Solabarrieta podrá decir mañana por la noche que ha dirigido ya los mismos partidos en Los Campos de Sport que Javi Rozada. Sus primeros pasos como entrenador verdiblanco han sido muy intensos y con pocos partidos concentrados en pocos días. De hecho, el que le medirá al Bilbao Athletic será ya el quinto. El balance por ahora es muy pobre porque ha sumado sólo tres puntos de doce posibles. En Santander ha perdido los dos partidos que jugó su equipo en apenas cuatro días (contra el Amorebieta y el Real Unión) y el entrenador de Ondarroa sabe que eso no puede ser. Es consciente de que tiene muchos puntos que remontar y que pocos va a poder dejar escapar si quiere estar entre los tres primeros cuando termine la primera fase y ninguno de ellos ha de ser en el coliseo verdiblanco. De hecho, tiene que haber una reacción del Racing como local y así lo entiende el propio Solabarrieta, que no sólo quiere ganar, sino ir un poco más allá: «Se tiene que notar que jugamos en casa y que necesitamos la victoria».

En el seno de la plantilla verdiblanca ya son bien conscientes de que no están como para ganar a nadie sin bajar del autobús. Menos aún ahora, cuando tienen tantos puntos que recuperar. Y, en ese sentido, el encuentro contra el Bilbao Athletic puede tener un valor extra porque es un rival directo que se puede poner a sólo dos puntos cuando la semana pasada a estas horas estaba a siete. Sería como haber estado muerto y resucitar. Y eso siempre hace más fuerte. Por eso Solabarrieta advierte de que mañana van a salir «con todo a ganar». No puede ser de otra manera. Y más aún jugando en Los Campos de Sport, donde no habrá público, lo que, en su opinión, «es un hándicap» para ellos, pero quiere que se note.

Quiere el Racing que el duelo contra el Bilbao Athletic sirva para confirmar que han dado la vuelta al calcetín y que se empieza a ver la luz. Que la victoria de Portugalete es el inicio de algo nuevo. De hecho, el entrenador vizcaíno confiesa que haber trabajado toda esta semana después de haber ganado «ayuda» y, de hecho, incluso cree que es posible que sus jugadores hayan trabajado con «más energía, atención e implicación, si cabe». Y es que, es consciente de que hay mucho que evolucionar porque está seguro de que tiene entre manos a «un equipo que tiene mucho más de lo que ha dado hasta ahora».

Aunque el Racing venga de ganar, lo que parece claro a estas alturas es que el encuentro va a ser bien diferente al de hace siete días en La Florida porque ni el escenario ni el rival tendrán nada que ver. Serán opuestos. El equipo verdiblanco deberá demostrar que tiene argumentos para ser un buen equipo en distintos contextos porque, como recuerda Solabarrieta, «la Segunda B obliga a estar preparado para todo». Y sabe bien que no se puede jugar en Portugalete igual que en Santander. «Nos equivocaríamos si quisiéramos hacer en todos lados lo mismo», precisa el técnico. Con todo, la parte positiva de esta realidad es que, en su opinión, dispone de «jugadores con la calidad de sobra» para aclimatarse a cualquier panorama que se encuentren. Y cree que lo demostraron el fin de semana pasado pero también en el encuentro anterior contra el Real Unión, en el que, «dentro de la adversidad, hubo gente que demostró que es capaz, que quiere y que, además, está entrenando muy bien y con la máxima intención de sacar siempre los tres puntos».

nosotros también. Se enfrentará Solabarrieta a un Bilbao Athletic al que conoce bien porque ha coincidido «con la mayoría» de jugadores en su etapa como técnico en Lezama. «Son buenos jugadores, pero nosotros también», advierte. «Es evidente que nos vamos a enfrentar a un buen equipo, pero ellos también se van a enfrentar a un muy buen equipo y se tiene que ver y se tiene que notar lo importantes que son estos tres puntos para nosotros», añade.

Destaca Solabarrieta que durante la semana han «analizado bien» los vicios y virtudes del Bilbao Athletic pero recuerda que también los jugadores rojiblancos le conocen a él. Con todo, tiene claro que no deben gastar demasiado tiempo en el contrario porque considera que todo depende de ellos mismos y de que la victoria pasa por que hagan «bien las cosas, por estar bien colocados y bien ordenados con la intención de hacerles daño». En ese sentido, ya avisa de que tampoco va a condicionar su alineación, por ejemplo, por la velocidad de Nico Williams por banda, a quien considera «un buen jugador con un potencial muy grande». «Pienso más en nosotros que en el contrario», zanja.

Solabarrieta es consciente de que el Racing consiguió hace exactamente una semana una victoria haciendo «un trabajo muy bueno en un campo que es bastante complicado». Bastante complicado y opuesto al de mañana. Sabe que «el escenario cambia» y ahora lo que toca es «volver a dar un paso al frente», esta vez en casa, y él está «convencido» de que lo van a dar. En el caso de perder, de nuevo volverán a sonar las alarmas, todos será un poco más feos y volverá a ponerse en cuestión al entrenador. Él sabe «cómo funciona esto». «La misma cosa se ve diferente ganando o perdiendo», recalca. «Sé lo que hay pero mi atención está sólo puesta en el partido del domingo», advirtió.

La buena noticia previa al encuentro es que el entrenador de Ondarroa podrá contar con todos sus jugadores tras haber entrenado a buen ritmo tanto Diego Ceballos como Álvaro Bustos desde el miércoles. Sobre este último, Solabarrieta no descarta que el puesto de lateral vaya a ser el suyo «de cara al futuro». De este modo, no considera que el asturiano esté siendo un parche mientras llega un refuerzo específico para esa posición. «Es complementaria a la suya y, como ya dije, los buenos jugadores tienen capacidad para amoldarse a cualquier puesto y él lo está haciendo», sostiene. De hecho, recuerda que es un jugador que siempre ha demostrado «saber jugar para adelante» pero que, además, «tiene trabajo» y está cumpliendo en la faceta defensiva. «En esa banda tiene recorrido», resalta.

«Se tiene que notar que jugamos en casa»
Comentarios