23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Tenemos un problema evidente»

Cristóbal, recogiendo un balón en la banda. / Cubero
Cristóbal, recogiendo un balón en la banda. / Cubero
«Tenemos un problema evidente»

Al Racing le rematan todas por alto. Por eso a Cristóbal no le quedó más remedio que rendirse a una realidad que empieza a doler. «Tenemos un problema evidente cuando nos rematan tanto a balón parado». «Por mucho que lo trabajas...», lamentó. Tiene ahí un mal endémico que, como destacó, «se paga». Y el conjunto cántabro lleva varias jornadas pagándolo.

«Lógicamente, ha habido dos partidos», destacó el futbolista de Puente Genil. Recordó Cristóbal que, hasta la expulsión de Mario Ortiz, su equipo había sido «superior en todas las facetas del juego». Tanto es así, que subrayó que incluso habían tenido opciones «de meter el tercero y hasta el cuarto». Sin embargo, llegó la cartulina roja y después el primer gol del Fuenlabrada, lo que hizo que su equipo «viera fantasmas y tuviera muchas dificultades».

Al final, asumió el técnico cordobés que incluso pudieron «haber perdido el partido». Sin embargo, entiende que es un mal que arrastran quienes están «ahí abajo». «Cuando hay situaciones de este tipo, nos resentimos muchísimo más porque hay muchísimo en juego», explicó. Destacó que sus jugadores se habían «entregado» e incluso habían podido «sentenciar antes de la expulsión», pero parece que nada le puede salir bien al Racing.

¿Qué le pasó al equipo en ese tramo final para parecer tan endeble? «El hecho de estar ahí en esas posiciones, de no ganar, de no sumar de tres en tres, que es lo que te da confianza...» Cristóbal tiene claro que la cuestión anímica tiene mucho que ver porque, de hecho, puso en valor que, hasta que se quedó con diez, los suyos estaban siendo «muy superiores a un equipo que lleva 32 puntos».

Lo malo fue el último cuarto de hora. «Se trata de un aspecto anímico, por lo que hay que darles confianza y seguir creyendo. Todos estamos decepcionados porque es un punto que nos sabe a poco», insistió el entrenador verdiblanco. Éste recalcó que no les queda más remedio que «seguir trabajando duro el tema mental, el balón parado...» Y, a pesar del empate, afirmó que seguía siendo «optimista». «Si no viera nada, me preocuparía mucho», dijo. En su opinión, «el equipo va dando pasitos y se va viendo a un equipo que sabe a qué juega y qué es lo que quiere». «Hay momentos puntuales que hay que dominar porque no puede ser que cualquier adversidad pase tanta factura», añadió.

Cristóbal se defendió con un cierto tono de seriedad cuando le cuestionaron por el cambio que dejó a su equipo sin delantero para pasar a jugar con tres centrales. «Estábamos sufriendo en acciones a balón parado, íbamos perdiendo... No íbamos a poner a un delantero», dijo. Recordó que son apuestas que «a veces salen bien y otras no» y, al igual que contra el Extremadura pareció una buena idea, ayer quizá no tanto. Al menos, por lo que refleja el resultado.

El gran partido de Sergio Ruiz no le sorprendió porque aseguró Cristóbal que le «conocía y le había visto» la temporada pasada. «Sabía que era capaz de hacer partidos como el de hoy (por ayer). Es lo que le exijo a Sergio para que, al final, todo vaya en beneficio del equipo», subrayó. Aprovechó el entrenador andaluz para «destacar el trabajo de David Rodríguez», que ayer volvió a jugar de inicio en detrimento de Nuha. «No ha marcado, pero ha realizado un trabajo fundamental actuando con mucha movilidad y presionando muy bien para conseguir que ellos no pudieran salir con el balón controlado», argumentó el técnico cordobés. Tanto es así, que afirmó que el talaverano había hecho «un partidazo» a pesar de no haber marcado.

Lamentó también Cristóbal la lesión de Kitoko en los primeros compases de la contienda, ya que le dejaba un menor margen de maniobra para el segundo tiempo, cuando siempre hay que intentar rectificar o refrescar alguna situación del partido. Ahora queda saber el alcance de la lesión del medio centro de ascendencia congoleña, que todo apunta a que se trata de una rotura de fibras.

«Tenemos un problema evidente»
Comentarios