11.05.2021 |
El tiempo
martes. 11.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Solabarrieta: «No hemos sido nosotros»

Aritz Solabarrieta. / hardy
Aritz Solabarrieta. / hardy
Solabarrieta: «No hemos sido nosotros»

Es indudable que a los puntos habría ganado el Tarazona, pero Solabarrieta recordó, una vez terminado el partido, que en el fútbol «no hay puntos, sino que se reparten por goles». Y ayer marcó dos cada uno de los equipos. Con todo, sí admitió el técnico vasco que no habían hecho un buen partido. «Creo que no hemos entrado mal pero, a partir de ahí, no hemos estado bien, no hemos sido nosotros, ha costado mucho con balón y hemos sufrido demasiado sin él y, ante un buen equipo bien trabajado que ha hecho ocasiones, hemos empatado, pero no me voy nada satisfecho», resumió el técnico vizcaíno.

No cree el entrenador del Racing que lo sucedido ayer sobre el sintético de Tarazona fuera una cuestión de intensidad porque considera que su equipo sí la tiene. Cree más, por ejemplo, en el «posicionamiento» que tuvieran sus hombres, que sí puede ser fundamental para estar «más atentos a las caídas», lo que les podría haber dado una estadística más aseada de duelos ganados. Lo que está claro es que, como confesó el propio Solabarrieta, el equipo maño había «hecho las cosas bien» mientras que el conjunto cántabro no lo había estado.

«Esta fase acaba de empezar y hay que seguir y darle valor e importancia a los equipos contrarios porque a veces se puede tener la sensación de que los equipos son inferiores y al final es el campo el que demuestra dónde está cada uno», apuntó el entrenador de Ondarroa. Éste repitió, como viene haciendo desde enero, que el equipo todavía tiene «mucho margen de mejora» y, a partir de ahí, anunció que intentarán «estar la semana que viene ante Osasuna B mejor que hoy (por ayer)».

Lo que no parecía tener muy claro Solabarrieta es qué había fallado para que el Racing diera una imagen tan pobre en Tarazona. «Al final, no hay un solo factor que influya en este tipo de cosas», apuntó. Lo que tiene claro es que, cuando uno no está bien, también empieza a «fallar y a dudar y ahí empiezan los problemas». Y el técnico verdiblanco los detectó tanto «con balón como sin balón». Su objetivo declarado era no sólo ganar partidos en esta segunda fase, sino ver al equipo mejorar, y, en ese sentido, está claro que hubo un paso atrás: «Es verdad que hemos aumentado la ventaja un punto más, pero es evidente que no es suficiente».

Lo que lamentó Solabarrieta era haber emprendido el viaje de vuelta «con la sensación de no haber sido tú ni haber mostrado tu mejor versión». Por eso resaltó que ni mucho menos se podían ir «satisfechos» con el resultado o con el botín adquirido en la jornada. A partir de ahí, sólo queda volver a la rutina: «Mañana (por hoy) volveremos a entrenar y a preparar ese partido de la semana que viene con todas las garantías».

Le cuestionaron a Solabarrieta por Lars Gerson y el entrenador respondió que había estado «bien». Sobre la otra gran novedad en el once inicial, que fue Nana, sostuvo que había sido «lo que más» le había gustado en Tarazona. «Es un chico excepcional que llevaba mucho tiempo sin jugar y no es fácil. Él entrena todos los días increíblemente bien y con una sonrisa porque es absolutamente encantador y me alegro por él, por el partido que ha hecho y por el gol», resumió el entrenador verdiblanco.

Afirmó Solabarrieta que tenían claro que el Tarazona era un equipo que «aprieta arriba muy alto» pero que también hacía que dejara «espacios en zonas intermedias, en zonas de medio centro» que intentaron aprovechar tanto con Pablo Torre como con Riki. Destacó el entrenador vizcaíno que en «dos o tres ocasiones» habían sido capaces «de conectar ahí dentro», pero no mucho más. «En la segunda parte, con la necesidad de querer, hemos jugado con dos puntas y nos dejaban uno contra uno al principio», recordó Solabarrieta para justificar que el juego pasara a ser más directo. Alineó a dos delanteros pero él mismo explicó que «cuando acumulas más gente arriba no quiere decir que vayas a atacar mejor».

Solabarrieta: «No hemos sido nosotros»
Comentarios