20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

FICHAJES

Sin fichaje de última hora

  • A una hora del cierre del mercado, el Racing no había realizado ninguna incorporación sobre la bocina ni vislumbraba cerrar operación alguna  
  • Buscaba a un media punta que completara la plantilla pero no lo ha encontrado
Chuti Molina, director deportivo del Racing, sentado en un banquillo de las instalaciones Nando Yosu junto al doctor Mantecón. / Cubero
Chuti Molina, director deportivo del Racing, sentado en un banquillo de las instalaciones Nando Yosu junto al doctor Mantecón. / Cubero
Sin fichaje de última hora

El mercado se cerró por fin a medianoche de ayer y, al menos al cierre de esta edición, cuando aún faltaban sesenta minutos para que se bajara la ventanilla, el Racing no había realizado ningún movimiento. Y no tenía intención de hacerlo o, por lo menos, no vislumbraba ninguna posibilidad de hacerlo. Sólo un inesperado chollo de última hora de algún futbolista de calidad cuya primera opción hubiera sido anulada podría haber cambiado el desarrollo de los acontecimientos, pero lo cierto es que Iván Ania va a tener que afrontar al menos la mitad del curso con los mismos jugadores con los que afrontó el encuentro de Las Palmas a la espera de que la enfermería le vaya dando mejores noticias.

Tanto Chuti Molina como, sobre todo, Iván Ania habían reconocido que seguían buscando a un jugador que reforzara el ataque del equipo. Es todo un clásico en El Sardinero. Son ya muchos años consecutivos en los que el Racing ha apurado los plazos buscando un hombre que hiciera daño en el área rival y siempre ha dejado esos deberes para el mercado de enero, cuando, además, se suelen abrir nuevos horizontes y surgen posibilidades que están vetadas en verano.

El director deportivo del Racing guardaba una remesa de dinero para fichar a un jugador más pero, al no ver posibilidades de mejorar lo que ya tenía, decidió dejarlo en el cajón para un mejor momento. La semana pasada confiaba en haberse hecho con los servicios del brasileño Marcos André, a quien el Valladolid buscaba una cesión en la categoría de plata después de haber demostrado su valía en Segunda B. A parte de la oferta cántabra, tenía también otras del Elche, el Fuenlabrada y el Mirandés. Y se decantó por esta última.

Y lo cierto es que los burgaleses sí que parecen haberse movido bien en este último suspiro de mercado, ya que no sólo se han hecho con el mencionado atacante, que podía jugar tanto de punta, como de media punta o en cualquiera de los dos costados en un 4-3-3, sino que ayer también incorporó a Álvaro Peña. Éste contaba con un buen número de ofertas encima de la mesa y la presencia de Andoni Iraola en el banquillo burgalés, a quien conoce bien de su etapa en Lezama, resultó definitiva.

De este modo, el periodo estival de mercado para el Racing terminó la semana pasada pero lo hizo con más movimientos de los esperados en un primer momento. En concreto, han abandonado el equipo, además de Dani Segovia, que terminaba contrato, y los jugadores cedidos Alberto Noguera y Redru,  el portero Jagoba Zarraga; los defensas Julen Castañeda y Miguel Gándara; los medio centros Rafa de Vicente, Quique Rivero y Javi Cobo y los delanteros César Díaz y Mario Soberón. Por contra, han sido fichados el portero Luca Zidane; los defensas David Carmona, Abraham Minero, Moi Delgado y Alexis; los medio centros Dani Toribio y Nkaka y los atacantes Yoda, David Rodríguez y Nuha. A estos hay que sumar el fichaje en propiedad de Nico Hidalgo y una nueva cesión de Enzo.

Doce fichajes. En total, han sido doce los fichajes que ha realizado el Racing. De esta manera, se puede decir que la mitad del equipo es nuevo respecto al que consiguió el ascenso el pasado curso. Chuti Molina afirmó en su día que había convertido en prioridad no destruir el buen ambiente que se había formado y disfrutado el pasado curso en el vestuario y, en ese sentido, se puede decir que se la ha jugado al prescindir de jugadores importantes en ese aspecto. Sobre todo, en los casos de Julen Castañeda y Rafa de Vicente. Éste fichó ayer por el Ciudad de Murcia mientras el equipo se queda sin jugadores con sus aptitudes para la zona ancha del campo. Además, ha quedado una ficha vacante. El club pensaba que la iba a cubrir con un atacante pero no ha sido así.

Una vez que se cerró el mercado en la noche de ayer, un club puede seguir fichando, pero siempre que sea a un futbolista que no tuviera contrato en vigor con alguien a 31 de agosto. Es algo que se puede descartar porque, de hecho, eso significaría que necesitaría ponerse en forma y la temporada ya está lanzada después de tres semanas. De hecho, el Racing todavía está pendiente de poner a un buen nivel competitivo a algunos jugadores llamados a ser importantes. El pasado sábado por fin pudo debutar ya Alexis pero queda por hacerlo David Rodríguez, el futbolista llamado a marcar diferencias en área rival.

Echando un vistazo a cómo ha quedado conformada la plantilla, lo cierto es que se aprecian dos jugadores por puesto, lo que siempre ha sido buscado por el director deportivo. Los últimos años, los laterales siempre habían quedado cojos. Hubo temporadas en las que Julen Castañeda fue el único ‘tres’ mientras que Buñuel fue el pasado curso el único ‘dos’. Ahora hay competencia en todas las posiciones quedando, eso sí, Álvaro Cejudo como único especialista para la media punta. De hecho, es eso lo que estuvo buscando el Racing hasta última hora pero no lo encontró. Con todo, el cordobés sabe que va a tener competencia con Yoda o Enzo, que pueden ocupar ese puesto. Por lo tanto, tampoco él se puede dormir. Por ahora, su inicio de campeonato ha sido bueno.

Lo cierto es que el cierre de mercado es siempre un alivio para los jugadores porque dejan de estar a la expectativa de que el club quiera desprenderse de ellos o de que llegue una nueva competencia al equipo que altere un tanto su estatus. Son muchos los movimientos que se realizan los últimos días y lo cierto es que, como piden muchos entrenadores, quizá habría que estudiar cerrar el mercado no cuando termina agosto, sino cuando empieza la temporada porque muchos equipos están a medio hacer cuando empiezan a ponerse puntos en juego. Y al final se puede decidir un ascenso o un descenso por sólo uno. Quizá uno que se perdió cuando el edificio estaba a medio construir.

Sin fichaje de última hora
Comentarios