28.05.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Sevilla y Atlético, acto de fe

Los andaluces se rebelan ante un 0-2 tirando de fe para lograr un empate que se queda corto en su persecución al Madrid

Diego Carlos intercepta una ocasión clara de Santi Mina.
CRISTINA QUICLER (AFP)
Diego Carlos intercepta una ocasión clara de Santi Mina. CRISTINA QUICLER (AFP)
Sevilla y Atlético, acto de fe

El Sevilla y el Atlético de Madrid protagonizaron sendos actos de fe ante el Celta y el Valencia para salvar un punto el cuadro andaluz (2-2) y vencer el equipo de Diego Pablo Simeone (3-2) en un choque marcado por la épica completa.

El Sevilla, pese al sinsabor de la igualada, puede seguir soñando. Continúa a la estela del Real Madrid, que recibirá este domingo al Elche con la posibilidad de ampliar su ventaja al frente de LaLiga Santander, y al rojiblanco puntuar en la cerrada lucha por la 'Champions'.

Tuvo el partido muy en contra el conjunto hispalense con los dos tantos en tres minutos de un eficaz cuadro vigués, obra del argentino Franco Cervi (m.37) y de Iago Aspas (m.40), pero nunca se rindió y encontró la recompensa a su insistencia con otras dos dianas en el mismo espacio de tiempo en el segundo periodo.

El argentino 'Papu' Gómez se convirtió en el gran artífice de la reacción en el marcador del equipo de Julen Lopetegui, que de nuevo no pudo dirigir a su equipo en el césped por la COVID-19. El internacional argentino se inventó un espectacular zurdazo para reavivar el partido (m.71) y dio la asistencia que convirtió Oliver Torres (m.74) para llevar la algarabía a las gradas del Ramón Sánchez Pizjuán.

Tuvo incluso opciones el Sevilla de adelantarse. Pero también el equipo del argentino Eduardo 'Chacho' Coudet. Al final empate a dos -segundas tablas consecutivas- que saben a poco al Sevilla en su lucha por meter más presión al Real Madrid. Aún así, está a tres puntos pendiente de lo que suceda este domingo en el Santiago Bernabéu y tiene seis más que el tercero, su eterno rival, el Betis.

Le ocurrió algo similar al Atlético del argentino Diego Pablo Simeone, aunque en su caso tuvo que esperar a la prolongación para culminar la remontada hacia un triunfo imprescindible en la moral y en la cerrada lucha por la 'Champions'.

El estadounidense Yunus Musah (m.25) y Hugo Duro (m.44) castigaron la pésima primera mitad del Atlético, que ya ha encajado más goles que en toda la pasada campaña. El Valencia, con seriedad y más puntería, se encaminaba hacia su primera victoria ante el equipo rojiblanco en más de siete años.

En cambio, Simeone toco a rebato. Sacó al campo a su compatriota Ángel Correa y luego a Matheus Cunha. El Valencia comenzó a recular. La retirada por problemas físicos del paraguayo Omar Alderete fue otra de las claves. El Atlético siguió creyendo. No le quedaba otra ante una afición que le había pitado.

Cunha inició la reacción tras un saque de esquina con un remate en solitario a un par de metros de portería con casi media hora por delante y cuando el partido finalizaba el Valencia no pudo resistir más. En la prolongación, Correa y Mario Hermoso provocaron el delirio del Wanda Metropolitano. Pocos confiaban minutos antes en un triunfo que podría marcar un punto de inflexión en la difícil temporada del aún campeón de liga.

El Villarreal se situó provisionalmente en puestos europeos, algo muy lejano no hace mucho. Puso fin a una racha de tres partidos sin ganar (dos de Liga y uno de Copa del Rey) con contundencia. Hasta con demasiada claridad. Goleó por 3-0 al Mallorca, que mostró demasiadas debilidades como para pensar en puntuar en La Cerámica.

Un autogol del argentino Franco Russo (m.12) (encuentro negro el suyo, pues cometió la pena máxima final y fue expulsado), al intentar despejar un centro desde la izquierda de Alfonso Pedraza, encaminó el triunfo del equipo de Unai Emery. Manu Trigueros, a pase del propio lateral zurdo, sentenció el partido (m.34) antes del descanso y lo remató Dani Parejo, de penalti, poco antes del final (m.87).

El encuentro relanza al Villarreal y deja al Mallorca sin margen de maniobra a las puertas de la zona de descenso. Tiene al Cádiz a dos puntos y al Alavés, que recibirá este domingo al Barcelona, a tres.

El cuadro cadista, que llevaba ocho jornadas sin ganar en el torneo liguero, respira en la misma medida que asfixia al colista Levante, al que se impuso en el Ciutat de Valencia por 0-2.

Un tanto en cada periodo de Álvaro Negredo (m.34) y de Salvi Sánchez (m.73) devuelven a la vida al equipo andaluz, que tuvo la pegada de la que careció en numerosos partidos y volvió a desplegar un gran trabajo atrás, bien respaldado por el meta argentino Jeremías Ledesma. EFE

jap/ism

Sevilla y Atlético, acto de fe
Comentarios