16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Segunda derrota consecutiva

Un laredo que no se jugaba nada cae en su visita al ebro | Los cántabros se adelantaron en el marcador en el minuto 15 pero los aragoneses lograron dar la vuelta al resultado

Un jugador del Laredo remata un balón. / Reguera
Un jugador del Laredo remata un balón. / Reguera
Segunda derrota consecutiva

El Charles fue incapaz de conseguir sumar puntos en su visita al Ebro, a pesar de haberse puesto por delante poco después del cuarto de hora gracias a un golazo anotado por David Sanz. Dominó hasta ese momento, pero después jugó a remolque de un rival que empató en el tramo final del primer acto, y que en los últimos compases logró el 3-1 definitivo, que supuso la segunda derrota seguida. Al Laredo sólo le queda, como objetivo, acabar la temporada de la mejor manera posible ante dos equipos que serán sus rivales en la Segunda RFEF: el Tarazona y el Osasuna B. 

Poco más de quince minutos tardó en adelantarse el equipo visitante con un golazo desde fuera del área de un David Sanz que se encontró un balón muerto tras un libre directo. Precisamente, dominó el Charles gracias a varias faltas provocadas al borde del área en ese arranque de contienda. Muchos de ellos acabaron con tiros peligrosos. Una de ellas fue provocada por Óscar Siafa, tras un control de espaldas, en el que bajó el balón con gran calidad.

A partir del 0-1 marcado en el minuto 17, el partido cambió por completo. El Ebro reaccionó y dominó el encuentro con múltiples ocasiones que se sucedían por la banda derecha con un José Ramón desatado y que remataban los jugadores de área locales como Álvaro o el central Espín. En el minuto 38 llegó la igualada. José Ramón varió. Esta vez, en lugar de centrar, remató tras un centro de Higón desde la izquierda y empató el partido antes del descanso. El extremo local llegó a posiciones ofensivas totalmente desmarcado tras un fallo defensivo de los centrales del Charles.

En la segunda parte todo quedó para los últimos veinte minutos. Hasta el ecuador, ninguno de los dos equipos consiguió generar ocasiones claras, ni disparos. La fórmula para intentar dañar al oponente pasaba por los centros al área, pero sin peligro alguno.

Eso sí, el tramo final estuvo movido. Primero, el equipo visitante reclamó un posible penalti sobre Siafá que provocó las lógicas protestas de los jugadores del Laredo (min. 72). Sí lo pitó, sin embargo, en el área contraria tan sólo tres minutos cuando Miguel Goñi regaló un disparo desde los once metros al bando anfitrión al empujar a Álvaro, cuando la jugada parecía que acababa en las manos de Puras. Jairo, recién ingresado al terreno de juego, no perdonó y convirtió con un disparo raso y colocado al palo derecho para adelantar al Ebro (min. 77). Lejos de lograr el empate, los pupilos de Manu Calleja permitieron varias internadas de los atacantes anfitriones en el área y, en el minuto 88, una falta absurda al borde del área les costó al Charles un golazo de Carri por la escuadra que, por establecía el 3-1 que terminó de matar el encuentro.

Segunda derrota consecutiva
Comentarios