29.09.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

Sainz Maza sube a bordo

El canterano de Ampuero firmó ayer su primer contrato como profesional con el Racing, al que llegó hace casi doce años

Iñigo Sainz Maza, durante un entrenamiento con el primer equipo. / Hardy
Iñigo Sainz Maza, durante un entrenamiento con el primer equipo. / Hardy
Sainz Maza sube a bordo

Iñigo Sainz Maza ya es jugador de fútbol profesional. Esta temporada va a jugar en una categoría que consideran amateur pero en la que buena parte de los futbolistas ya cotizan a la Seguridad Social. Y él va a ser uno de ellos. El club ha dado el paso de hacerle su primer contrato hecho y derecho y lo ha hecho antes incluso de que comience la pretemporada, lo que no deja de ser una manera de ilustrar lo mucho que los responsables deportivos del Racing confían en élyenloquepuedadardesí.

Fue en la tarde de ayer, el mismo día que estaba previsto que comenzaran los entrenamientos, cuando el canterano estampó la firma que le une al club verdiblanco hasta el treinta de junio del 2023. Hasta la fecha, mantenía una ficha mínima como jugador del filial que estipulaba una renovación automática en cuanto disputara una serie de partidos con el primer equipo. Y el Racing no ha querido esperar a ese momento que a buen seguro terminaría llegando solo, sino que se ha adelantado a los acontecimientos. De este modo, cobrará también un poco más que ese montante mínimo que empiezan cobrando quienes renuevan de manera automática.

Iñigo Sainz Maza se ha hecho mayor jugando como lateral derecho pero en la última temporada completó un buen número de partidos como medio centro en el Rayo Cantabria. De hecho, y a falta de que el paso de los entrenamientos lo vaya confirmando o no, la idea del cuerpo técnico verdiblanco es que juegue en dicha posición. Lo que demuestra este movimiento es que, en el fondo, cuenta con una polivalencia de las que gustan a todo entrenador.

El jugador de Ampuero, que cumplió 22 años hace apenas dos meses, lleva prácticamente doce años siendo un habitual de La Albericia. Entró para formar parte del alevín A hasta asentarse en el filial en las últimas campañas. Aunque no tuvo la oportunidad de debutar en Segunda División este curso pasado, sí tuvo la posibilidad de jugar ya con el primer equipo en el último partido liguero del curso 2018-19, cuando Iván Ania le alineó para jugar de inicio contra la Unión Deportiva Logroñés. Lo cierto es que rindió a un nivel notable pero dicha confianza en él no tuvo continuidad a la temporada siguiente, ya que no contó ni con un solo minuto ni en el tramo final de campeonato donde sí se sumaron a las rotaciones Camus, Martín Solar, Siverio y Goñi, ni cuando el propio Ania se quedó sin laterales derechos del primer equipo, como le sucedió ante el Cádiz. Aquello fue para hundir a cualquiera pero él siguió rindiendo a gran nivel hasta recibir el premio.

Sainz Maza sube a bordo
Comentarios