12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«El Racing va a llegar muy bien», vaticina Guillermo

El delantero vasco, cuya continuidad en el Racing depende de la permanencia, confía en aumentar su rendimiento tras el parón

Guillermo, chutando un balón durante el entrenamiento de ayer en La Albericia. / la liga
Guillermo, chutando un balón durante el entrenamiento de ayer en La Albericia. / la liga
«El Racing va a llegar muy bien», vaticina Guillermo

No sólo se pondrá en juego el futuro del Racing cuando se retome la competición, sino también el de Guillermo. El delantero vasco fichó por el conjunto cántabro el pasado mes de enero procedente del Numancia. No llegó en calidad de cedido, que es el tipo de movimientos que se suelen estilar en esas fechas, sino traspasado. No pagó nada el club verdiblanco, que, para convencer al futbolista de la idoneidad de subirse a su autocar, le ofreció un contrato hasta el 2022. Sin embargo, éste está condicionado a lo que suceda en el presente curso. Si el equipo verdiblanco mantiene la categoría, la vinculación entre ambas partes mantendrá su vigencia durante dos años más, pero si no lo consigue, el jugador quedará libre para tomar su propio camino.

El interés de Guillermo es el interés del propio Racing. Al ariete le conviene, más allá de las motivaciones puramente deportivas que viajan dentro de cada futbolista, que el conjunto cántabro siga en la categoría de plata. Se trata de un jugador que mantiene cierto cartel en el fútbol profesional pero quizá le costaría encontrar un buen contrato en el mismo el próximo curso después de una temporada y media en la que no jugó tanto como le habría gustado en el Numancia y de estar contabilizando un buen pico de minutos en Santander sin haber visto todavía puerta. Chuti Molina le ató para intentar poner fin a los problemas con el gol del conjunto cántabro pero lo cierto es que no está siendo ninguna solución. Ha habido partidos en los que, por lo menos, ha participado en el juego más de lo que lo habían hecho anteriormente los otros ‘nueves’ que ha alineado el equipo, pero tampoco ha conseguido lanzar entre palos en demasiadas ocasiones. Así es complicado.

Guillermo es de los que confían en que su suerte o su rendimiento cambie después del confinamiento. Como todos tienen la certeza de que nada será igual cuando por fin salgan del túnel, tanto el Racing en sentido general como él mismo en sentido individual confían en cambiar la historia. Por de pronto, el mensaje que sale del vestuario verdiblanco es el de que el proceso de puesta a punto va viento en popa. Tanto es así, que el delantero racinguista está seguro de que «el Racing va a llegar muy bien». Se jugará muchas de sus opciones en ese primer partido ante el Lugo y él confía en empezar a aportar con goles para colaborar en una carrera en la que le va mucho. Porque él se quiere quedar.

Percibe el atacante vasco que, «hasta ahora, el equipo está entrenando a un buen nivel». De hecho, le ve «muy bien» y asegura que, en los ya cada vez menos días que quedan hasta que se retome la competición, estará «igual o mejor». Y es que, a pesar de ser colistas, tener la salvación a siete puntos y necesitar remontar cuatro puestos parea asomar la cabeza por la superficie, en el seno del grupo sigue habiendo ilusión. Y ésta alimenta. «El equipo está con muchísimas ganas de dar la vuelta a la situación y conseguir el objetivo. Y con esa idea y esa ilusión venimos todos los días», confirma.

Guillermo tiene claro cuál ha de ser el camino a seguir cuando el balón eche a rodar de nuevo. Está marcado desde los dos primeros fines de semana de marzo, cuando consiguieron dar forma a una «buena dinámica» en los partidos contra el Zaragoza y el Numancia. Recuerda el ariete vasco que el Racing logró «competir muy bien en esas dos jornadas y por eso es la línea que habrá que seguir cuando vuelva la competición». El delantero no pudo jugar en Los Pajaritos porque, a pear de ser traspasado, en el acuerdo entre clubes había una cláusula por la cual no se podía enfrentar al bando soriano. Lo vio desde la distancia pero eso le basta para tener clara la trayectoria, que fue la misma que les permitió «sumar cuatro puntos de seis posibles que incluso podían haber sido seis, ya que en el último encuentro en El Sardinero se escapó la victoria en el descuento». Y no fue contra cualquiera, sino contra el Zaragoza, que por aquel entonces parecía imparable.

«El equipo estaba bien y estoy seguro de que si mantenemos esa actitud y esas ganas, conseguiremos los puntos que necesitamos para lograr el objetivo», recalca el jugador criado en la factoría de Lezama. Y parece que el grupo de trabajo de José Luis Oltra va por buen camino porque Guillermo considera que están teniendo «muy buenas sensaciones» tras completar una larga serie de «sesiones parecidas a las de pretemporada». Reconoce que están «con ganas de entrenar todos juntos, algo que por ahora no se puede» y para lo que aún habrá que esperar, probablemente, hasta la próxima semana. Con todo, garantiza que el equipo está «bastante contento y con ganas de que empiece».

Un paso hacia delante que lo dejaría todo más cerca sería volver a realizar una sesión de trabajo convencional y no sólo por grupos. Admite Guillermo que los entrenamientos con catorce futbolistas de esta semana «ya se asemeja un poco más» a lo convencional y permiten entrenamientos «más parecidos a lo que después puede ser la competición», pero todavía no es lo mismo. Por ejemplo, no se pueden realizar partidillos a campo completo, que es algo de lo que tienen ganas porque no juegan uno desde los días previos al inicio del confinamiento. Y de aquello ya hace dos meses y medio.

Precisamente por esa sequía que han estado viviendo, los jugadores verdiblancos volvieron a los entrenamientos hace ya más de dos semanas con muchas ganas de tocar balón, ya que ni lo pudieron palpar durante un par de meses «al estar metidos en casa». «Por eso lo primero que quieres el primer día es tocar balón y volver a sentirte futbolista, ya que entrenas en casa y mantienes la forma, pero eso tiene poco que ver con el esfuerzo diario al que está acostumbrado un futbolista», señala Guillermo. Cada día que ha pasado han ido acercándose más a situaciones que se puedan encontrar en competición y eso lo van agradeciendo. Sobre todo, cuando la fecha del probable inicio liguero está ya la vuelta de la escena. Tocará jugar en un periodo en el que apretará el calor pero no cree el delantero vasco que eso deba ser «una excusa» porque será igual para los dos equipos que se estén midiendo en un mismo momento. Además, en ese sentido, es consciente de que el Racing vive en un área geográfica privilegiada.

«El Racing va a llegar muy bien», vaticina Guillermo
Comentarios