25.10.2021 |
El tiempo

El Racing ya tiene rivales

El club cántabro conoce los otros 39 equipos que estarán en la Primera RFEF l El jueves habrá una reunión en la Federación donde se avanzará la confección de los grupos y otros detalles
Íñigo Sainz Maza cumplirá en Primera RFEF su segunda temporada en el primer equipo. / Hardy
Íñigo Sainz Maza cumplirá en Primera RFEF su segunda temporada en el primer equipo. / Hardy
El Racing ya tiene rivales

El Racing ya conoce con qué equipos se va a batir el cobre la próxima temporada en la Primera RFEF de nueva creación. Será con 39 equipos y, tras consumarse el pasado fin de semana los descensos de la UD Logroñés y del Sabadell, que acompañarán al Albacete y el Castellón procedentes de Segunda División, ya está todo el listado completo.

Es momento, por lo tanto, de empezar a dar forma a una competición de la que aún se conocen apenas unos brochazos transmitidos por la Federación el mes pasado. Lo primero será dar forma a cada uno de los dos grupos de los que constará la categoría. En la reunión que se celebró hace varias semanas entre los equipos que ya estaban clasificados para la Primera RFEF y los que estaban camino de ello, como entonces era el caso del Racing, se garantizó que la división se realizaría en función de conceptos geográficos. Y lo cierto es que, tal y como ha quedado el mapa de equipos que pugnarán en la tercera división del fútbol español el próximo curso, se puede decir que se lo han dejado fácil a los responsables de la Federación y a los propios clubes, que son los que, al final, han de aprobar o no las propuestas que se les planteen.

La próxima temporada se podría hacer un grupo norte y otro grupo sur, incluyendo en este último a los madrileños, y quedarían veinte equipos justos en cada uno de ellos. El Racing, obviamente, quedaría encuadrado en el primero de ellos y coincidiría con vascos (Bilbao Athletic y Real Unión), castellano leoneses (Cultural Leonesa, Valladolid B, Unionistas y Zamora), riojanos (los dos Logroñés más el Calahorra), gallegos (Celta B, Deportivo y Racing de Ferrol), catalanes (Barça B, Nástic, Sabadell, Cornellá, Llagostera y Andorra, que está inscrito en la federación catalana) y el único navarro, que es el Tudelano.

Captura de pantalla 2021-06-01 a las 5.54.49

En caso de salir adelante, sería un grupo con tres filiales (Celta, Valladolid y Athletic), con algunos buenos campos (Logroño, La Coruña, Ferrol, Lezama, Sabadell, Tarragona, León...) aunque también otros que no lo son tanto, como los de Cornellá, Llagostera, Tudela o Valladolid. Sería, además, un grupo con un buen número de equipos aspirando directamente al ascenso y, como se suele decir, con muchos ‘gallos’ en el corral, pero da la sensación de que es a lo que está condenado esta categoría cuya función práctica es, de hecho, quedarse con lo más selecto de la antigua Segunda B.

Los cuarenta clubes que formarán parte de la Primera RFEF están llamados a una reunión en la Ciudaddel Fútbol de Las Rozas en la que, en principio, debería adelantarse en el trabajo de confección de la competición. Obviamente, el tema de los grupos estará puesto encima de la mesa y podría haber ya una primera propuesta. Y la división norte y sur podría no ser la única porque también se podría llevar a cabo una que, en vez de cortar el mapa de manera horizontal, lo hiciera de forma vertical. Es una elección quizá más improbable porque haría que los viajes, en líneas generales, fueran más largos.

En una hipotética división este - oeste, el Racing quedaría encuadrado en el primero de ellos con los dos equipos vascos, los tres riojanos, el navarro, los seis catalanes, los tres valencianos, los dos manchegos y el murciano. A buen seguro que se debatirán ambas opciones y que habrá unos clubes que consideren mejor una y otros que prefieran la otra. Siempre es imposible dejar contentos a todos.

El debate sobre la confección de los grupos en Segunda B es un clásico de cada verano. En la anterior reunión sobre esta nueva categoría ya quedó detallado que el campeón de cada grupo ascendería de manera directa y que las otras dos plazas para Segunda División se pondrían en juego en un playoff en el que se cruzarían equipos de uno y otro grupo. Un tema que se dejó sobre la mesa fue el de permitir que los equipos tuvieran un máximo de quince fichas de jugadores de más de 23 años, algo que complicaba más de la cuenta la confección de las plantillas y que convertía a jugadores de menos de esa edad en los más preciados tesoros del mercado. Es, además, una medida de la que los filiales salen beneficiados porque suelen tener a los mejores sub 23. Sin embargo, es fácil que esa limitación se eleve a 18 a partir de la reunión del próximo jueves.

Es algo que hay que definir cuanto antes porque condiciona la labor que ahora mismo están desarrollando los clubes. Una vez que ha terminado la temporada en Segunda y Segunda División B, ha comenzado el juego y ha empezado la puja por los jugadores más deseados. En el Racing, esa labor que exige estar permanentemente colgado al teléfono la están llevado a cabo Guillermo Fernández Romo y Víctor Alonso, el director general del club.

Fue el mismo entrenador verdiblanco el que detalló en su presentación oficial la manera de actuar que iban a tener, siendo él quien proponía unos nombres y quien adelantaba conversaciones para, a partir de ahí, una vez que podría haber un interés por parte de un jugador o de su agente, ser el hombre de los despachos quien negociara el dinero. Y así está funcionando el Racing.

En el caso del club cántabro, la lógica intención, ya que desde el club se sigue vendiendo el mantenimiento del proyecto de cantera, es ocupar las plazas de sub 23 con los jugadores de casa. Aún así, Guillermo Fernández Romo se quiere traer a uno de fuera, que es el portero que ha tenido en el Cornella: Ramón Juan Ramírez, que saltó al estrellato por las tremendas actuaciones que tuvo en las eliminatorias de Copa contra el Atlético de Madrid y el Barça. Aún así, se prevé una negociación dura porque es una de las piezas más deseadas del mercado de Primera RFEF, ya que combina su presente como guardameta con esa condición de sub 23 que habla también, sobre todo, de un enorme futuro.

El máximo responsable de esta nueva competición que se va a estrenar la próxima temporada es Joan Soteras, vicepresidente de la Federación. Y éste, en pleno proceso de venta de las virtudes del proyecto, afirmó la pasada semana en una entrevista al Diari de Tarragona que consideraba «un acierto haber creado esta división porque estará la flor y la nata del fútbol español». En el fondo, será más complicado que se les cuele un proyecto como el Amorebieta en la categoría de plata, algo que seguramente no guste demasiado en los despachos. «Estarán los mejores de Segunda B, será una categoría que se podrá autofabricar ingresos y obtendrá una buena cantidad en concepto televisivo. La Federación la mimará con unos condicionantes que los clubes deberán cumplir porque será la antesala del fútbol profesional», afirmó. Y aún dijo más: «La Primera RFEF es la joya de la corona».

Falta demostrarlo porque, por ahora, no han comunicado cómo pretenden convertirla en fuente de ingresos y a cuánto podrían llegar estos, algo también importante a la hora de que cada club realice sus presupuestos y sepa con qué músculo puede acudir al mercado. Con todo, tienen claro que tampoco va a ser una cifra extraordinaria. Al menos, de partida.

El Racing ya tiene rivales
Comentarios