17.09.2021 |
El tiempo

Racing de Santander. En busca de un equipo dominador

Pablo Bobadilla, que fue presentado ayer, cree que Fernández Romo está construyendo un equipo que sea «protagonista tanto con balón como sin balón» y que pueda «hacer daño de todas las maneras»

Pablo Bobadilla posa sobre el césped de Los Campos de Sport. / Hardy
Pablo Bobadilla posa sobre el césped de Los Campos de Sport. / Hardy
Racing de Santander. En busca de un equipo dominador

ng. Tras lograr ser importante en el equipo rojiblanco el curso pasado, cuando compitió en Segunda División, estaba llamado a ser un pilar fundamental del bando riojano en Primera RFEF, pero no será así. Dejó su hogar para convertirse en el hijo pródigo que va a defender los intereses de un rival directo del equipo de Logroño. Esto quiere decir que el conjunto cántabro todavía tiene tirón y aún mantiene algunos puntos de atracción a pesar de su penosa última década. Al nuevo central no le cuesta encontrar las razones que le llevaron a realizar ese movimiento. «Es una respuesta fácil», apunta. «Cuando te llama el Racing, un equipo con esa historia y esa tradición en el que podrás disfrutar de El Sardinero, es sencillo decir que sí», explicó Bobadilla en sus primeras palabras públicas como jugador racinguista.

El nuevo defensor verdiblanco suma ya casi tres semanas como jugador del Racing. El equipo ha sumado ya un buen número de entrenamientos e incluso ha disputado dos amistosos. Poco a poco se puede ir viendo qué es lo que busca Fernández Romo y Bobadilla intuye por dónde pueden ir los tiros. No cierra los ojos porque incluso lo ve desde dentro. Y se atreve a explicar que lo que parece pretender el entrenador madrileño «es un equipo dominador que pueda hacer daño de todas las maneras, tanto teniendo la bola como no teniéndola».

Lo necesario en la categoría de bronce es manejar varios registros y ser también capaz de dominar los partidos sin balón. Y el Racing ya ha dado muestras de poder hacerlo, sobre todo en el encuentro contra el Amorebieta, un rival de categoría superior que acumuló más posesión. Aún así, el conjunto cántabro no sufrió atrás y fue capaz de correr e incluso marcar al contragolpe. Y es que, como recordó Pablo Bobadilla, en la vieja Segunda B, que venía a ser la nueva Primera RFEF, «cada partido es un mundo», por lo que hay que manejar un buen repertorio. Lo necesario es saber lo que se busca y lo que se quiere. Y parece que lo tienen claro: «Estamos construyendo las cosas muy bien pero, sobre todo, trabajamos por un Racing dominador y que seamos protagonistas».

«Un central correcto». Pablo Bobadilla intentará aportar desde el centro de la zaga. Como suele ser habitual en todo acto de presentación, al riojano le tocó describirse y se mostró como un tipo cauto que tampoco quiere levantar demasiadas expectativas. Es de los que prefiere hablar y demostrar las cosas sobre el terreno de juego. Con todo, se animó a destacar que se trata de un central que puede jugar «en los dos perfiles, tanto diestro como zurdo». A continuación, recordó que el pasado año, en Segunda División y a pesar de ser diestro, se hizo con un sitio en las alineaciones «en el perfil izquierdo, sobre todo». También puso sobre la mesa un «buen juego aéreo» pero, en líneas generales, se quedó con que es «un central correcto, tampoco con nada del otro mundo que destacar».

El jugador riojano de 24 años tendrá una buena competencia por hacerse con un sitio en el once inicial, ya que hay otros centrales de la talla de Satrústegui, Pol Moreno, Álvaro Mantilla y, por ahora, también Juan Gutiérrez. Bobadilla advirtió de que, hasta la fecha, sólo se están «conociendo», por lo que es «un poco pronto» para conocer los vicios y virtudes de cada uno o para tener claro qué es lo que les va a pedir en concreto Fernández Romo. Por ahora, subrayó que han estado «probando diferentes estilos» pero ya ha podido comprobar cómo solicita a los de su posición «ser protagonistas a la hora de sacar la pelota».

Considera Pablo Bobadilla que las sensaciones que han tenido en los dos primeros amistosos han sido buenas y que han «estado bien». Sobre todo, se queda con el encuentro completado contra el Amorebieta, ya que consideró que era «una buena piedra de toque al ser un equipo de Segunda División». Entiende que aquel día fueron un equipo «muy serio» que, además, «casi» no concedió ocasiones. El envite del miércoles en Sarón, en su opinión, ya fue diferente porque delante tenían a «un rival de menos entidad», ya que el Cayón jugará una categoría por debajo del Racing. Aún así, entiende que también estuvieron «muy serios y comprometidos». «Es importante que no te generen y, en ese sentido, las sensaciones son muy buenas de momento», añadió.

Son conscientes en el vestuario de la importancia de llegar bien al inicio del campeonato porque la categoría va ser altamente exigente.  Tiene claro Bobadilla que habrá «equipos importantes como el Badajoz, el Deportivo o el Logroñés». Asume que va a ser «una liga muy competitiva» en la que habrá que ser regular y comenzar muy bien. No oculta cuál es el objetivo porque asume que «las aspiraciones del Racing han de ser las máximas», pero tampoco ve necesario «decir ninguna palabra». Y se refiere a la de ‘ascenso’. Todo el mundo la tiene en la cabeza pero prefieren obviarla. La presión ya la llevan de partida porque, aunque sea un recién llegado, es consciente de «la gente que vamos a tener detrás».

Racing de Santander. En busca de un equipo dominador
Comentarios