05.03.2021 |
El tiempo
viernes. 05.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Racing sale del túnel

Hoy concluye su confinamiento y lo primero que harán los jugadores será acudir a La Albericia para completar su primer entrenamiento  | Incluso Jon Ander podrá acudir al mismo  | Rozada contará con todos a excepción de Pablo Andrade

Los jugadores del Racing volverán hoy a los entrenamientos. / Hardy
Los jugadores del Racing volverán hoy a los entrenamientos. / Hardy
El Racing sale del túnel

Ya está, se pasó el mal trago y los jugadores, técnicos y empleados del Racing podrán abrir hoy las puertas de sus casas e incluso atravesarlas. Se terminó el confinamiento para ellos, vuelven a la normalidad tal y como ésta se entiende hoy en día y lo primero que harán será acudir a las instalaciones Nando Yosu porque saben que no hay tiempo que perder. El jueves hay partido y hay mucho terreno por recuperar. Llevan diez días de desventaja y hay que recuperarlo cuanto antes.

Desde que el pasado viernes día cuatro se detectara el positivo de Jon Ander en la ronda de tests de antígenos previa al partido que debían haber disputado 48 horas después en Zubieta contra la Real Sociedad B, los jugadores y técnicos del primer equipo han estado confinados. También los empleados del club que desarrollan su actividad en torno a este han tenido que estar encerrados porque así lo mandó el protocolo. No sólo se aisló al futbolista que tenía síntomas y al que le encontraron el coronavirus de marras en su organismo, sino que todos han tenido que pasar por ese mal trago a pesar de que dieron negativo. Lo dieron en los mismos tests de antígenos de aquel día como en el PCR al que se sometieron a mediados de la presente semana. No hubo ni una excepción.

Lo bueno es que diez días pasan rápido y ya han pasado. Tanto es así, que se cumplen hoy y, por lo tanto, para esta misma mañana está programado un entrenamiento en La Albericia que servirá para reencontrarse en vivo y en directo después de unos días manteniendo el contacto por la pequeña pantalla del ordenador o de la tablet y para, por fin, restablecer la relación con el balón después de varios días echándole de menos. Los técnicos y físicos confían en que la vuelta a la actividad no sea demasiado brusca y cuidarán de no arriesgar la integridad de los deportistas, ya que saben que, tras diez días sin salir de casa, el peligro de lesiones se hace más presente.

Los jugadores no han estado ni mucho menos parados a lo largo de estos días. Han mantenido una exigente carga física en forma de tablas de ejercicios que les enviaron tanto el preparador físico como el recuperador. Han sido sesiones conjuntas aprovechando la plataforma para reuniones virtuales ‘Zoom’, lo que también permitió mantener la dinámica de equipo. Todas las mañanas han completado un exigente entrenamiento que tenía como objetivo no perder el fondo físico adquirido durante los últimos meses de trabajo y durante tres tardes han tenido cita con el recuperador para, sobre todo, realizar tareas que tenían como misión la prevención de lesiones.

El entrenamiento de hoy está previsto para las diez y media de la mañana. Esto quiere decir que el equipo va a contar con cuatro sesiones antes de desplazarse el jueves hasta tierras navarras para medirse al Mutilvera. La vuelta a la actividad tras este nuevo parón, el segundo en mes y medio, será a lo grande, con una eliminatoria copera a partido único donde hay que jugárselo el todo por el todo. Además, el siguiente envite liguero, el que, en principio, será el último del año, por lo que habrá un nuevo parón, será apenas 72 horas más tarde en Getxo contra el Arenas.

Tiene, por lo tanto, trabajo que hacer el entrenador verdiblanco para volver a poner en sintonía a los suyos y conseguir que no se note demasiado todo este tiempo encerrados entre cuatro paredes. Han de activarse de forma brusca porque la Copa del Rey no va a permitir tiempo de adaptación. Lo bueno es que, en principio, Javi Rozada podrá contar con Jordi Figueras después de no poder hacerlo en las últimas semanas previo a encontrar el positivo de Jon Ander. Sufrió una rotura de fibras durante el anterior parón y estará listo para jugar en Mutilva y en Getxo. El problema es que en ambos lugares hay que jugar sobre hierba artificial y eso puede suponer un problema importante. No es lo más aconsejable para alguien que sale de un problema muscular y menos aún para un jugador que ya tiene unos precedentes preocupantes en este sentido durante su anterior aventura en Segunda División B.

Por lo tanto, y salvo sorpresa, el único ausente hoy será Pablo Andrade, a quien no se le espera hasta la vuelta de Navidad. Incluso Jon Ander podrá acudir con todos hoy a las instalaciones Nando Yosu porque el protocolo no le exige pasar otra PCR, sino, simplemente, guardar el confinamiento del mismo modo que lo han hecho sus compañeros y el resto de contactos directos.

Lo que, según anunció ayer el Racing, van a hacer es intensificar aún más el estricto protocolo que ya tenían para limitar al máximo los peligros de transmisión en el hipotético caso de que algún jugador o técnico esté infectado. Entre otras medidas de seguridad, están las de usar cuatro vestuarios para que no coincidan todos en uno, permanecer en el interior del edificio y en las zonas comunes el menor tiempo posible, lo que incluso la sala de fisioterapia, y, como ya venía siendo habitual, portar en todo momento la mascarilla desde el momento en el que se termine el entrenamiento y durante el proceso de preparación para afrontar éste.

El Racing sale del túnel
Comentarios