03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Racing se refuerza

El centrocampista asturiano jugará cedido por el Oviedo en el equipo verdiblanco hasta final de temporada | Hoy mismo entrenará a las órdenes de Solabarrieta, que podrá alinearlo en el partido de mañana si lo desea

Riki jugará en el Racing cedido por el Oviedo. / la voz de asturias
Riki jugará en el Racing cedido por el Oviedo. / la voz de asturias
El Racing se refuerza

El Racing ya tiene su primer fichaje invernal. Se ha hecho esperar, pero hoy mismo estará a disposición de Aritz Solabarrieta para completar el último entrenamiento de la semana y, si el entrenador así lo desea, podrá convocarle e incluso alinearle en el partido de mañana contra el Bilbao Athletic. El elegido se llama Ricardo Rodríguez pero todo el mundo le conoce como Riki. Defenderá los intereses racinguistas vistiendo el dorsal número veinte durante todo lo que queda de temporada en calidad de cedido reforzando, por encima de todo, el centro del campo del equipo.

Encontrar un centrocampista de recorrido, con capacidad de circulación de la pelota y de moverla con sentido, era una prioridad para la dirección deportiva del Racing. Querían encontrar a un futbolista con unas teóricas aptitudes similares a las de Benktib, a quien el club busca una salida después de que no haya rendido como de él se esperaba. Y Pedro Menéndez no se ha ido muy lejos, ya que ha encontrado esa pieza en Oviedo, donde por fin Riki se había asentado en el primer equipo pero donde no estaba contando con los minutos y las oportunidades que a él le habría gustado para demostrar que tiene cabida en el fútbol profesional.

El atento aficionado racinguista quizá se acuerde de Riki. Se cruzó con él cuando defendió los intereses del Langreo hace un par de temporadas. En Los Campos de Sport no brilló demasiado pero sí lo hizo en el partido disputado en territorio asturiano. De hecho, allí se hizo con el control de la contienda en la zona ancha y ni Sergio Ruiz ni Mario Ortiz fueron capaces de frenarle. Tanto es así que, tras adelantarse el conjunto cántabro con un penalti anotado por Dani Segovia, el equipo de la comunidad vecina remontó cortando una triunfal racha verdiblanca y siendo liderados, en buena medida, por el nuevo fichaje del Racing.

Incorporar a un centrocampista de corte creativo era una prioridad para los encargados de confeccionar el proyecto deportivo del Racing. Las otras dos son encontrar un ‘nueve’ que empiece a aportar goles y un lateral izquierdo. Esos tres puestos son los objetivos mínimos que se han impuesto Amorrortu y Pedro Menéndez en ese mercado invernal. Y ya tienen al primero. A lo largo del fin de semana es posible que incluso tengan al segundo.

Durante el verano, cuando la dirección deportiva estaba dando forma a la plantilla que, finalmente, pusieron en manos de Javi Rozada, había dos premisas que los técnicos no se saltaron. Por un lado, no querían jugadores veteranos y cumplieron con ello, ya que no incorporaron a ningún jugador mayor de 26 años. Por otro lado, tampoco querían futbolistas cedidos por otros equipos de categoría superior. Y ahora en enero, con una situación clasificatoria apurada, con la necesidad de corregir los errores estivales y con las complicaciones que se han encontrado en el actual mercado invernal, han tenido que ceder y admitir una cesión por parte del Oviedo.

El nuevo jugador del Racing nació el 25 de septiembre de 1997, por lo que tiene 23 años. Es natural de la capital asturiana y se formó como futbolista en las categorías inferiores del Astur, de donde fue reclutado por el Oviedo. Fue superando categorías hasta que, con veinte años y entrado ya en categoría senior, se incorporó al Tineo de Tercera División. La campaña siguiente defendió los intereses del Marino de Luanco (31 partidos, dos goles) y posteriormente los del Langreo (36 partidos y dos goles) en el que fue su debut en Segunda B.

con el langreo. Su evolución parecía prometer y por eso el Oviedo le reclutó en el 2019 con la intención de que alternara su participación entre el filial en la categoría de bronce y el primer equipo en Segunda División. Por lo tanto, es un jugador que Javi Rozada conoce bien pero no tanto Aritz Solabarrieta, cuyas únicas referencias hasta estos días en los que ha empezado a sonar su nombre en las oficinas de Los Campos de Sport procedían de cuando se midió al Langreo como entrenador del Bilbao Athletic. Con todo, ayer ya se animó a hablar de él por mucho que, para entonces, el fichaje no estuviera cerrado y afirmó que es un jugador que puede aportar cosas diferentes en la sala de máquinas y jugar en cualquiera de las posiciones de dentro.

El debut de Riki con el primer equipo fue el 18 de agosto del 2019 y, a partir de ahí, llegó acumular diez partidos en Segunda División. Terminó la temporada pensando que podrían haber sido más pero fue víctima de una curiosa situación que generó dudas legales en el club ovetense. Sucedió que, justamente en el último partido antes de la llegada de la pandemia y del fin de la competición en Segunda B previo al confinamiento, el nuevo jugador del Racing vio la quinta cartulina amarilla con el Vetusta, por lo que tenía que cumplir un partido de sanción. Sin embargo, el filial no volvió a jugar esa temporada y, entonces, a los técnicos y al delegado del primer equipo les entró el miedo de alinearle por temor a caer en alineación indebida. Y eso es algo en lo que no podían caer porque, como se recordará, el Oviedo se estaba jugando la permanencia. De hecho, la consiguió con su victoria en Santander. Riki vio aquel partido desde la grada al estar fuera de la convocatoria por la razón antes esgrimida pero fue uno más en la celebración.

Riki completó la pretemporada del presente curso con el Oviedo y Ziganda decidió quedárselo, pero no ha tenido oportunidades. De hecho, sólo ha jugado noventa minutos repartidos en cinco partidos, por lo que está claro que estaba en un segundo plano. Ayer mismo, cuando la operación ya estaba cerrada, ni siquiera entrenó con sus compañeros, sino que acudió al lugar de entrenamiento para recoger sus cosas y despedirse. En la rueda de prensa previa a la jornada de este fin de semana, quien ha sido su entrenador en los últimos meses entendió la salida del jugador porque todavía es joven y, lógicamente, aceptaba que lo que necesita es minutos para demostrar que puede asentarse en el fútbol profesional. Confía en lograr el ascenso con el Racing y, en caso de conseguirlo, se le abriría la posibilidad de continuar en Santander.

Riki es un jugador que, eminentemente, puede completar la posición de medio centro junto a otro jugador de contención en un 4-4-2, jugar como interior en un 4-3-3 o de media punta en un 4-2-3-1. Por lo tanto, se trata de un futbolista que bien podría asimilarse a Martín Solar o, si finalmente demuestra tener un corte más ofensivo y cercano al área, a Pablo Torre y Álvaro Cejudo.

Para dar cabida en el equipo a Riki no ha hecho falta la salida de ningún futbolista porque quedaba la ficha libre que dejó Javi Siverio, que pidió irse la semana pasada y que se ha incorporado al filial de la Unión Deportiva Las Palmas. A partir de ahora, el club sí deberá acelerar la operación salida si quiere dar entrada a nuevos futbolistas. Pocas dudas hay de que el primero en salir será Ismael Benktib, que fue titular tanto en el primer partido oficial de Javi Rozada como en el de Aritz Solabarrieta. Sin embargo, en ningún momento ha conseguido asentarse y ganarse la continuidad. De hecho, pasó de jugar de inicio en Zubieta a quedarse fuera de la lista en los siguientes encuentros dirigidos por el entrenador de Ondarroa.

Lo mismo sucede con Maynau, que, sin quemar tampoco una traca especial ante el filial de la Real Sociedad, ha sido puesto en el disparadero de salida tras ser titular aquel día. El catalán ha tenido buenos momentos pero no ha terminado de convencer y ahora están buscando un lateral izquierdo sin esperar ni tan siquiera a comprobar lo que puede dar de sí Pablo Andrade, que se mantiene prácticamente inédito, ya que sólo ha podido jugar unos pocos minutos en el primer partido liguero contra el Portugalete antes de caer en el túnel de las lesiones del que parece que ya ha escapado.

El club vuelve a trabajar con Botas

Eugenio Botas fue uno de los enemigos públicos del racinguismo durante los días de ruido y furia, cuando, desde diferentes sectores se luchó para sacar a Francisco Pernía y a Angel Lavín definitivamente del Racing. Y uno que trabajó durante muchos años codo con codo con el expresidente de Cóbreces fue el citado agente de jugadores asturiano. Tanto es así, que fue uno de los tres que viajó a Girona para mantener esa reunión con la que el prestigio del club cántabro quedó por los suelos. Era un colaborador habitual de Pernía y, tanto es así, que cuando Manuel Higuera llegó a la presidencia dejando definitivamente atrás aquella etapa, dejó bien claro que nunca negociaría con Botas por ningún futbolista, por lo que estaba dispuesto a renunciar a jugadores que pudieran ser interesantes sólo por no volver a vincular su nombre con el Racing. E Higuera cumplió. Sin embargo, sus sucesores, que son Alfredo Pérez y Pedro Ortiz, parece que no lo ven así. Quizá no conozcan quién es Eugenio Botas o también es posible que no se hayan enterado de la jugada porque la negociación la ha llevado a cabo la dirección deportiva encabezada por Amorrortu y Pedro Menéndez, pero la noticia es que Riki, el primer fichaje del Racing este invierno, es un futbolista del representante asturiano. El club ha negociado cn él y ha alcanzado un acuerdo, lo que generó una división de opiniones en el entorno verdiblanco. Los hubo que les pareció una falta de respeto y también estaban quienes apostaban por mirar hacia delante y quedarse con si el futbolista merece la pena y puede aportar o no.

El Racing se refuerza
Comentarios