05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«El público es un extra»

Ceballos está adquiriendo protagonismo en este arranque de campeonato. / Hardy
Ceballos está adquiriendo protagonismo en este arranque de campeonato. / Hardy
«El público es un extra»

Cuando uno llega al primer equipo del Racing, ya sea desde otro equipo o, sobre todo, desde las categorías inferiores, lo hace, entre otras cosas, para disfrutar de Los Campos de Sport. Pocos jugadores de Segunda B están acostumbrados a jugar ante miles de personas y, de hecho, un hombre ya curtido como Alberto Villapalos no tuvo reparo en reconocer que desde que jugó en Santander con el Atlético Baleares había fantaseado con la posibilidad de volver a hacerlo defendiendo los intereses locales. Sin embargo, los hombres que este año tiene Javi Rozada a su disposición no han podido disfrutar apenas de lo que el coliseo racinguista puede dar de sí. Jugaron para unos centenares de seguidores en los últimos tres amistosos de pretemporada y para tres mil en el estreno liguero ante el Portugalete, pero el domingo ante el Alavés B ya no habrá nadie. Y eso lo notará el Racing más que otros.

Ceballos es uno de los que llevaba muchos años esperando la oportunidad de ser miembro del primer equipo racinguista. Asiduo a Los Campos de Sport, siempre soñó con estar él abajo con la grada llena, pero le toca jugar a puerta cerrada. Su debut ha sido inoportuno en ese sentido pero él es consciente de que está ante una oportunidad que puede marcar su trayectoria deportiva e incluso vital. Lamenta el canterano tener que jugar sin ese público que hace verdaderamente grande al Racing en Segunda B y que le hace diferente. Además, para los propios jugadores es «siempre un extra jugar con público porque siempre ayuda en los momentos difíciles y se nota el apoyo». Y esa baza ya no la van a tener, lo que agradecerán los rivales.

Ante la ausencia, buena es la imaginación. Y en el vestuario se quedan con la certeza de que tendrán a miles de seguidores detrás «viendo los partidos por televisión». «Vamos a notar su apoyo seguro», afirma Ceballos, un jugador que se ha asentado casi por sorpresa en el primer equipo. Y, además, lo está haciendo siendo protagonista, ya que jugó el segundo tiempo del partido contra el Portugalete mientras que fue titular el domingo pasado en Lezama. El club decidió no traer a ningún jugador de fuera para ocupar el puesto del ‘dos’ y serán dos canteranos, él mismo y Mantilla, quienes se disputarán los minutos. Desde la dirección deportiva entendieron que el nivel de ambos bastaba para defender bien el puesto.

Ceballos asegura sentirse «muy cómodo» a pesar de que, una vez que han empezado a ponerse puntos en juego, parece que el técnico haya asentado la idea de jugar con tres centrales y dos carrileros. Al cántabro le toca ocupar toda la banda derecha aunque está poco acostumbrado a ello. Recuerda que «durante la pretemporada» ya había podido practicarlo y él dice desenvolverse «sin problema» en ambos roles, con cuatro o con cinco atrás.

En Lezama completó los noventa minutos. Fue un partido difícil para él en el que no logró tener presencia ofensiva. No le fue sencillo ubicarse pero superó el trámite y, de hecho, fue destacado por ello por Javier Rozada tras el encuentro. El técnico puso en valor el buen rendimiento del propio Ceballos y de Bustos por defenderse en una posición en la que no son especialistas. Y lo cierto es que, como destaca el canterano, se fueron «muy contentos de Lezama porque es un campo muy difícil donde van a puntuar muy poquitos». Y el Racing lo hizo. Jugó en el campo del que todos apuntan que puede ser su gran rival y se marchó con la portería a cero y todo el botín. Trabajo hecho.

Lo que se echó de menos es un fútbol con más presencia en campo contrario y con más protagonismo del balón. El Racing no dio muestras de jugar como un equipo grande porque nadie esperaba a un equipo cántabro con las líneas tan retrasadas y agrupándose bien atrás. Con todo, Ceballos entiende que no va a ser la tónica de la temporada porque, como explica, «al final, depende del rival». «Sabíamos que el Bilbao Athletic era un equipo que propone mucho y que nosotros teníamos que estar juntos y bien ordenados esperando a aprovechar nuestras oportunidades», explica. Y lo cierto es que el plan salió bien. Es irrebatible. Rozada no quería que los jugadores del equipo rojiblanco disfrutaran de espacios, quería que se encontraran incómodos y está claro que lo consiguió. A partir de sentirse poderoso en campo propio, quiso mejorar el equipo. Y más aún quiere hacerlo en próximas fechas. Ceballos considera que han de ser «más protagonistas con balón» y espera que se vea ya este domingo contra el Alavés B, un rival que, «como ya se vio en pretemporada, es un buen equipo». «Tendremos que salir enchufados desde el principio como en Lezama para conseguir los tres puntos», subraya.

El defensor cántabro tiene claro que se va a seguir habiendo una evolución en el juego del equipo verdiblanco porque tiene mucho camino que recorrer aún. «Vamos a ir de menos a más porque somos un equipo en el que prácticamente todos somos nuevos y poco a poco nos vamos a ir conociendo mejor y jugando mejor», explica. Tras más de dos meses de pretemporada, ese conocimiento mutuo ya se podía dar por hecho, pero el problema es que muchos llegaron a última hora. Y hay una maquinaria que adecuar.

En Leioa, el sábado cinco a las 17.00 horas

Ayer se conoció el horario de la cuarta jornada liguera en la que al Racing le corresponderá jugar en Sarriena, el campo del Leioa. Y lo tendrá que hacer, en principio, el sábado cinco de noviembre a partir de las 17 horas. Y hay que decir en principio porque está por ver que el equipo vizcaíno pueda afrontar el encuentro, ya que ayer mismo tenía previsto jugar el correspondiente partido de Copa Federación contra el Tropezón y el mismo se tuvo que suspender apenas hora y media de su inicio, cuando el equipo de Tanos ya estaba en territorio vizcaíno. Habían detectado un positivo entre uno de los integrantes del plantel azulgrana y, posiblemente, eso derive en el confinamiento de todo el equipo durante diez días. Por lo tanto, todo apunta a que el Racing no va a tener partido el próximo fin de semana y que le tocará sufrir los efectos del Covid 19 por vez primera desde que arrancara el presente curso. Es algo que está por confirmar pero a lo que, por otro lado, deberá acostumbrarse.

«El público es un extra»
Comentarios