26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Primera salida fuera de Cantabria

Saúl García por fin pudo entrenar ayer con sus compañeros. / Hardy
Saúl García por fin pudo entrenar ayer con sus compañeros. / Hardy
Primera salida fuera de Cantabria

El Racing disputará esta tarde su cuarto partido de pretemporada. Será la primera vez que salga de territorio cántabro en este nuevo curso aunque no será para desplazarse hacia el este, que es lo que hará de manera periódica en los primeros meses de competición, sino para coger la autovía hacia Asturias. Jugará en un campo del que guarda buenos recuerdos. No tanto el equipo en sí porque no queda nadie que viviera aquellas fiestas en Villaviciosa, pero sí el aficionado. De hecho, habrá posibilidad de motivarse porque durante la semana se han puesto a la venta un total de 450 entradas, lo que quiere decir que el encuentro tendrá cierto ambiente. Y se echan de menos los buenos ambientes futboleros.

Si el Racing y el Lealtad mantienen una estrecha relación desde hace años, desde la primera vez que el equipo santanderino jugó en Villaviciosa en liga llenando el campo y construyendo una fiesta en las calles de la localidad asturiana durante todo el día, más aún ahora que quien fuera el presidente del club entonces es ahora el secretario técnico verdiblanco. Las vueltas que da la vida. Aunque el equipo vestido de negro se pasó las dos últimas temporadas en Tercera División, hoy recibirá al conjunto cántabro como equipo de Segunda B. En principio, no se verán las caras durante la temporada oficial porque están en grupos diferentes pero hoy aprovecharán su buena sintonía para medir su estado de forma actual justamente a un mes para que comience el curso de manera oficial.

Será el cuarto ‘bolo’ veraniego de los hombres de Rozada tras ganar 2-1 tanto a la Real Sociedad B como a la Gimnástica y empatar a cero en Laredo. Hoy, como hace siete días en La Caseta, le espera un equipo que no le va a regalar nada en un campo de los que abundan en la categoría a la que ha ido a caer, una vez más, el equipo santanderino. Y el Racing necesita estar a la altura, ser capaz de contrarrestar el juego del rival y también proponer el suyo propio manteniendo un estilo reconocible, que es lo que busca, por encima de todo, su entrenador.

Por lo que se pudo intuir en el entrenamiento de ayer, el técnico asturiano tiene en mente volver a jugar con dos sistemas diferentes como ya hiciera el miércoles ante la Gimnástica. Comenzó el partido con el 4-1-4-1 que había sido habitual en sus dos anteriores comparecencias para jugar el segundo tiempo con tres centrales y un 3-5-2 con dos carrileros. Estos últimos apenas tuvieron exigencias defensivas porque el rival apenas atacó, por lo que bueno sería que el Lealtad tuviera una mayor capacidad para hacer cosquillas a los jugadores de banda y, por ejemplo, comprobar si Camus tiene motor suficiente como para estar tanto en su propia área como en la contraria.

El encuentro comenzará a las seis de la tarde y, como ya sucediera el pasado miércoles, podrán verlo gratuitamente los abonados en la página web oficial del club mientras que el resto deberá pasar por taquilla y pagar 3,95 euros. Más allá de comprobar la evolución del equipo y volver a ver en escena a algunos de los jóvenes futbolistas que sigue manteniendo Rozada bajo su manto, el envite también servirá para ver por vez primera a Pablo Andrade, que justamente sufrió una microrrotura apenas 48 horas antes del primer amistoso. Esta semana de trabajo la ha completado con cierta normalidad y eso le va a permitir mostrarse por fin en una situación de juego real.

Rozada podrá también contar hoy con Cejudo, que se perdió el partido intersemanal, e incluso con Saúl García, que por fin ha podido ejercitarse con sus compañeros estos últimos días después de haber tenido que estar al margen durante este primer mes de pretemporada. Él tendrá menos tiempo que el resto para intentar convencer a su entrenador de que puede ser útil al proyecto y el primer día podría ser hoy, cuando podría tener sus minutos.

Esta semana, además, le ha llegado competencia tanto al cántabro como al propio Andrade con Joan Maynau pero parte con la ventaja de que el catalán tendrá que pasarse unos días más en el dique seco por culpa de una sobrecarga. De hecho, hoy no podrá ser de la partida como seguirá sin poder serlo Jon Ander y tampoco Óscar Gil, al que le quedan dos semanas por delante con el brazo en cabestrillo por culpa de esa lesión que sufrió el miércoles.

A las ausencias de estos tres jugadores que están llamados a ser importantes en los esquemas del entrenador cuando empiece lo bueno hay que sumar los dos fichajes cerrados esta semana, que son Adrián Balboa y Alberto Villapalos. En total, son cinco posibles titulares que no tardarán en ir ganando minutos, lo que quiere decir que los jóvenes valores de la casa que están completando la pretemporada deben apurar estos partidos para que el entrenador tenga difícil apartarlos de plano. Por ahora, lo están consiguiendo.

Primera salida fuera de Cantabria
Comentarios