25.07.2021 |
El tiempo

PORTERÍA RACING

La portería se cierra desde Mallorca

El Racing ficha por una temporada al manacorí Miquel Parera, guardameta de 25 años que ha estado toda su carrera en el Mallorca, donde nunca ha logrado tener un rol importante l Competirá por el puesto con Lucas Díaz
Miquel Parera ha estado prácticamente toda su vida deportiva en el Mallorca.
Miquel Parera ha estado prácticamente toda su vida deportiva en el Mallorca.
La portería se cierra desde Mallorca

El Racing ya tiene cerrada su portería. Necesitaba otro portero que hiciera competencia y formara pareja con Lucas Díaz y lo ha encontrado en Mallorca. Concretamente, en Miquel Parera, que disfrutará de su primera experiencia fuera del club bermellón en Santander. El guardameta se ha comprometido por un año con el club verdiblanco y, por lo tanto, ha firmado un contrato que le une al mismo hasta el próximo treinta de junio del 2022.

Guillermo Fernández Romo puede, de esta manera, pasar página a la problemática de la portería, la cual pensaba que no le iba a dar ningún dolor de cabeza durante el mercado estival. De hecho, firmó por el Racing con la práctica certeza de tener atado a Ramón Juan, el guardameta que tuvo a sus órdenes durante las dos temporadas que estuvo en el Cornellá. Al acabar la pasada campaña parecía que sólo quedaba la firma para convertirse en portero verdiblanco pero la historia se fue complicando.

Tanto es así, que acabó fichando el pasado fin de semana por el Mirandés. Cuando se cruza un equipo de categoría superior, ya no hay nada que hacer. El Racing ha actuado rápido dejando claro que llevaba tiempo trabajando en una alternativa por si la opción de Ramón Juan, a quien querían todos los equipos potentes de Primera RFEF, se venía abajo. Y apenas tres días después de que el catalán se comprometiera con el club mirandesista, el cántabro hizo oficial el fichaje de Miguel Parera. Lo hizo a primera hora de la tarde de ayer dando forma, de esta manera, a la cuarta incorporación del presente verano.

Tiene 25 años y, por lo tanto, no ocupa ficha sub 23, por lo que los encargados de confeccionar el plantel verdiblanco tendrían sitio para otros seis de mayores de dicha edad. A simple vista, da la impresión de que es la defensa la línea donde más material humano hace falta. Tiempo tiene aún el cuerpo técnico de seguir reforzando el equipo porque quedan más de tres semanas para que la maquinaria se ponga en marcha de nuevo.

El Racing no quería cualquier portero que llegara a Santander para ser suplente de Lucas Díaz, sino que quería uno que le discutiera la titularidad para que se generara una deseada competencia entre ambos. Por eso estaba descartado desde un principio echar mano de Jagoba Zarraga, a quien le queda un año de contrato en Santander a cuenta de Chuti Molina, que es quien le ofreció firmar un contrato por cuatro temporadas.

El club, como ya sucediera el curso pasado, El Racing ficha por una temporada al manacorí Miquel Parera, guardameta de 25 años que ha estado toda su carrera en el Mallorca, donde nunca ha logrado tener un rol importante l Competirá porel puesto con Lucas Díaz deberá negociar esa patata caliente este verano, posiblemente buscándole una nueva cesión donde pueda seguir haciéndose una carrera. El sitio vacante en el primer equipo verdiblanco será para Miquel Parera, que ha fichado por el Racing con la firme intención de hacer despegar su carrera, que no se estaba desarrollando como él había soñado cuando logró dar el salto al primer equipo. El nuevo portero del conjunto cántabro nació en Manacor un 18 de mayo de 1996, mide 1,82 y pesa 77 kilos. Se trata de un guardameta que se formó en las categoría inferiores del Valencia pero que fue reclutado por el Mallorca en el 2014, cuando tenía 18 años, para incorporarse al equipo filial.

En el mismo estuvo tres temporadas en las que disputó 21 partidos en Segunda División B. Después, promocionó al primer equipo, con quien no ha pasado de veinte partidos oficiales tanto en Segunda B, como en Segunda e incluso en Primera, algo que sucedió ante Osasuna el 19 de julio del pasado año. En ningún momento ha tenido la posibilidad de sentirse importante en el proyecto isleño y por eso llevaba tiempo buscando una salida. No lo ha tenido fácil y, una vez que ha puesto punto y final a su relación contractual con el Mallorca, ya fue libre de elegir su propio futuro.

Ficha el Racing a un portero que, en verdad, es una auténtica incógnita, ya que nunca se sintió en el Mallorca el portero titular ni del filial ni del primer equipo. No ha tenido continuidad y falta por ver cómo va a responder. No se trata de ninguna garantía y, en ese sentido, Lucas Díaz respira más tranquilo que si el club hubiera conseguido a Ramón Juan, ya que éste habría llegado no sólo con galones, sino con una relación de confianza labrada ya con el entrenador. Ahora, da la sensación de que los dos guardametas van a comenzar de cero en la pugna por hacerse con la titularidad. ganas de salir.

Parera llevaba tiempo queriendo salir del Mallorca. En los tres últimos mercados, había solicitado la rescisión del contrato o, por lo menos, que le permitieran salir cedido a algún equipo donde pudiera sentirse importante y donde pudiera probar su valía como guardameta. De la misma no tenían ninguna duda en las islas y, precisamente por eso, le habían mantenido en la plantilla, ya que consideraban que era una alternativa de garantías por si le sucedía algo al intocable Manolo Reina.

El nuevo portero del Racing tensó el cable, sobre todo, en le pasado mercado invernal, cuando incluso hizo público en redes sociales su deseo de abandonar el Mallorca, pero no pudo ser. Los responsables técnicos de la entidad se mostraban por la labor de ayudarle pero consideraban que antes debían conseguir un buen portero que, además, fuera tan barato como era él. Y no lo encontraron, por lo que tuvo que terminar la temporada defendiendo los intereses mallorquinistas. Ahora, por fin ha pasado página, ha tomado aire y emprende una nueva aventura a bordo de una nave que pretende ser ambiciosa y luchar por lo máximo que se puede luchar en Primera RFEF. «Sólo pido que me dejen seguir mi camino.

He dado todo por el club desde que tenía doce años, me he entregado al máximo y hemos conseguido cosas muy bonitas juntos. Por todo esto, creo que merezco poder salir dignamente de la que considero mi casa», escribió Parera en redes sociales el pasado invierno. Incluso recordó que llevaba «tres mercados pidiendo salir cedido» y acusó al Mallorca de haberle dejado «como tercer portero el último día del mercado» cuando, según explicó, le habían asegurado «que no sería así». Parecía claro que su tiempo en las islas se había terminado y ahora llega a un Racing donde tampoco le van a regalas las oportunidades que le dieron en su casa.

Más allá de su talento, Parera también destaca por carácter su afable y por ser un jugador bien valorado en el vestuario. A la hora de recabar información de primera mano sobre lo que le puede esperar en el Racing, ha tenido futbolistas de sobra para preguntar. Por ejemplo, coincidió en su momento tanto con Cedric como con Álvaro Bustos, que también se había cruzado previamente con otro fichaje verdiblanco de este verano como Carlos Castro, aunque con éste fue en el Sporting. Además, en el seno del mismo equipo en el que ha estado los últimos años también ha podido preguntar sobre el Racing tanto a Abdón Prats como a Enzo Lombardo, que vistió durante dos temporadas los colores verdiblancos. Todo ello ha hecho más sencillo que se haya decantado por el club cántabro, ya que tenía más ofertas encima de la mesa. De esta manera, la cosecha del club cántabro hasta la fecha en el mercado de fichajes se resumen en la incorporación de dos medio centros, uno de contención (Fausto Tienza) y otro de corte más creativo (Sergio Marcos), un delantero (Carlos Castro) y un portero, que es Miquel Parera. La portería ya está cerrada y la maquinaria se puede centrar ya en otras posiciones que necesitan ir cogiendo fuerza. El nuevo proyecto va tomando forma.

La portería se cierra desde Mallorca
Comentarios