08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Un plan para no dejar de mejorar

Cali Trueba presentó ayer los detalles del nuevo departamento de metodología, análisis y desarrollo individualizado que hará un seguimiento de todos los jugadores del club

Cali Trueba, presentando ayer el programa de actuación del departamento. / Hardy
Cali Trueba, presentando ayer el programa de actuación del departamento. / Hardy
Un plan para no dejar de mejorar

Al organigrama deportivo del Racing le gustan los nombres rimbombantes. Por ejemplo, José María Amorrortu no es el director deportivo, sino que es el director de Estrategia Deportiva del club cántabro. A su vez, forma parte del Departamento de Metodología, Análisis y Desarrollo Individualizado que dirige Cali Trueba. Suena bien, suena profesional. Y se antoja una buena idea que falta por ver si cuenta con la gente adecuada dentro para ponerlo en práctica. En el fondo, el objetivo final es reforzar las categorías inferiores y, sobre todo, dotar a las mismas de «una estructura firme y sólida de trabajo».

Fue Trueba, que se sumó al Racing a principios de año anunciando así la futura llegada de Amorrortu, quien se encargó de explicar los detalles del proyecto. Su puesto oficial es el de Analista del primer equipo y, durante su exposición, que estuvo ayudada por imágenes proyectadas por una televisión, apuntó que el objetivo de esta iniciativa es encontrar «la mejora de cada futbolista», algo que afectaría a todos los que diariamente acuden a las instalaciones Nando Yosu. Es decir, que se dirigirían a los integrantes de las dos plantillas alevines pero también al primer equipo y a todo lo demás que hay en medio. Y es que, según recordó el técnico santoñés, «los jugadores son los grandes patrimonios de la entidad». Además, como destacó, es «fundamental que crezca su sentimiento de pertenencia». Y en eso también hay que trabajar.

El Departamento de Metodología, Análisis y Desarrollo tratará, en palabras de su responsable, de «mejorar todas las capacidades de los futbolistas, que incluyen aspectos tácticos, técnicos, físicos y de evolución personal». «Esta forma de trabajar se aplicará con los jugadores y cuerpos técnicos, con los que hemos establecido una reunión semanal para compartir una idea y modelo de juego que van a ser compartidos por todos los equipos, incluido el alevín femenino al que esta campaña damos la bienvenida a nuestra estructura. Los entrenadores, como formadores, son claves», explicó el técnico verdiblanco. Trueba aseguró que «aparte del trabajo de campo, es importante el análisis, para lo que se graban los entrenamientos, como el posterior análisis y ‘feedback’ para lograr esa progresión». «La mejora individual -añadió- mejora el colectivo y eso incluye los perfiles de futbolista que queremos proyectar para cada posición. Se trata de un factor importante a medio y largo plazo».

El santoñés, que ya había coincidido con Amorrortu en el Atlético de Madrid, reveló que hay «mucho valor en la cantera de este club». Hablaba, en concreto, de «jugadores que se han ganado por méritos propios estar en el primer equipo. A estos hay que sumar otros de los que se mostró «seguro» de que «también van a conseguirlo». «Pero no porque sean futbolistas de cantera, sino porque tienen nivel para ello. A mí me gusta decir a los futbolistas del Rayo Cantabria que la diferencia entre ellos y los componentes de la plantilla profesional sólo son diez metros, los que separan el campo número tres, de hierba artificial, del dos, de césped natural. Y nosotros vamos a poner el trabajo para que logren cumplir el sueño que ahora viven sus compañeros», apuntó Trueba. Para conseguir ese objetivo, considera que es «fundamental que tengan hambre». «Ademas, los jóvenes que ya han promocionado tienen que ser un espejo para ellos y van a ser partícipes del departamento, van a compartir entrenamientos y charlas con los más pequeños», explicó.

Nueva figura. Finalmente, Trueba dijo que el fútbol «es una gran herramienta educativa y una parte importante es fomentar la identidad del jugar con el club, que conozcan los valores de una entidad que tiene más de 100 años de historia». En este sentido, el coordinador de las Secciones Inferiores, Justo Sisniega, anunció que se va a incorporar «una nueva figura para que se preocupe del aspecto personal de los jugadores, más allá del deportivo». Será, por lo tanto, «un nexo con las familias, que haga un seguimiento de las notas pero no para que el que suspenda no juegue, sino como indicador, porque si un niño de 11 años suspende todas las asignaturas significa que algo no va bien». «Va a ser una figura para atender y conocer las necesidades específicas fuera del apartado deportivo», concluyó.

Un plan para no dejar de mejorar
Comentarios