11.05.2021 |
El tiempo
martes. 11.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Oltra refuerza su lateral derecho con Iñigo Sainz Maza

El traslado de Buñuel al centro de una zaga de cinco y, además, la baja de éste por sanción ante el Lugo ha abierto una puerta al canterano

Iñigo Sainz Maza, durante un entrenamiento de esta semana. / la liga
Iñigo Sainz Maza, durante un entrenamiento de esta semana. / la liga
Oltra refuerza su lateral derecho con Iñigo Sainz Maza

José Luis Oltra está entrenando esta semana con 32 futbolistas. Por un lado, están los veinticinco del primer equipo y, por otro, los siete del Rayo Cantabria que se están ejercitando a sus órdenes. No hay duda de que son muchos, pero es una manera de tener el fondo de armario preparado por si hay que hacer acopio de él durante una fase del campeonato liguero en la que se prevén lesiones, rotaciones y mucho agotamiento físico por la acumulación de partidos y el intenso calor de verano bajo el que habrá que jugar. El último en llegar ha sido alguien inesperado como Iñigo Sainz Maza, que se sumó al grupo esta semana reforzando, de esta manera, el lateral derecho del equipo, que puede quedar condicionado por el nuevo rol que, previsiblemente, ejercerá Aitor Buñuel cuando el balón eche a rodar de nuevo.

A día de hoy, están entrenando en las instalaciones Nando Yosu los veinticinco jugadores del primer equipo, entre los que está David Barral, que es el único inquilino de la enfermería. Se lastimó nada más llegar y, tras pasar dos semanas fuera, desde la pasada ya se deja ver de nuevo por La Albericia manteniendo un ritmo de trabajo propio. El puesto que dejó el delantero de San Fernando lo ocupó el portero Germán, lo que permitió al entrenador disponer de cuatro cancerberos para enriquecer así los entrenamientos y tener un mayor margen de actuación. Éste se sumó a sus compañeros del filial que ya empezaron esta especial pretemporada de primavera a las órdenes de Oltra, que fueron Lucas Díaz, Goñi, Martín Solar, Camus y Tresaco y, desde esta misma semana, se ha subido a bordo Sainz Maza.

Durante las primeras semanas, La Liga permitió un máximo de treinta personas entrenando en los equipos profesionales porque era el número máximo de pruebas que permitía. Sin embargo, desde esta semana parece que se ha abierto la veda. Posiblemente, porque los propios jugadores del Rayo Cantabria han pasado ya sus respectivos test al igual que han hecho el resto de equipos de Tercera que disputarán el playoff (Laredo, Gimnástica y Tropezón) antes de retomar los entrenamientos. Sainz Maza ha sido una petición expresa de Oltra, que nunca lo había tenido demasiado en cuenta pero que ahora ha podido ver que le puede dar una solución.

Durante las dos últimas temporadas, el lateral derecho ha tenido nombre propio en el Racing, que es el de Aitor Buñuel. Tuvo un gran rendimiento el curso pasado y, además, marcó el gol del ascenso. Llamó tanto la atención que fue llamado por la selección española sub 21 y su nombre ha aparecido en la supuesta agenda de varios equipos con vistas al futuro. Apenas ha sabido lo que es ser suplente a pesar de que su rendimiento en los últimos meses ha estado muy lejos del esperado. Para Oltra también es un fijo pero es posible que cuando se vuelva a reanudar la competición el jugador navarro ocupe otra designación.

El Racing se despidió de la antigua normalidad jugando con tres centrales y dos carrileros. Entre los primeros, la apuesta de Oltra fue colocar a Manu Hernando por la izquierda, a Jordi Figueras por el centro y a Aitor Buñuel por la derecha. Sorpresa. Incluso le ganó la partida a un especialista del puesto como Olaortua mientras que Alexis estaba lesionado. La labor del navarro en esa posición más centrada satisfizo al entrenador y da la sensación de que va a mantener esa apuesta cuando se retome la competición.

vacante. Esto abrió una vacante en el puesto de lateral o carrilero derecho. La tendencia natural fue apostar por David Carmona, que incluso había transmitido buenas sensaciones en sus últimas apariciones. Tanto es así, que había un sector de la afición que no entendía que los entrenadores tuvieran tan claro que Buñuel estaba por delante de él. Parecía que iba a ser el titular contra el Zaragoza pero en el entrenamiento del sábado, un día antes de ese vital encuentro, el defensor sevillano comunicó al técnico que no se veía y que no terminaba de sentirse seguro en ese nuevo esquema de cinco defensas. Oltra tuvo que buscar rápidamente una alternativa y por eso echó mano de Nando, que cumplió de sobra, que dio la asistencia de gol y que se marchó ovacionado.

A toda esta acumulación de desplazamientos hay que sumar que Aitor Buñuel no podrá ser de la partida en el debut liguero contra el Lugo, ya que fue el jugador expulsado en Los Pajaritos y, por lo tanto, deberá cumplir un partido de sanción. Por lo tanto, Oltra ha podido ver ahí una carencia que ha querido reforzar. Sobre todo, teniendo en cuenta que el camino que tiene por delante el equipo va a demandar muchos sacrificios y, sobre todo, una amplia plantilla para repartir el agotamiento de la mejor manera posible.

Ya antes de que comenzaran los primeros entrenamientos, el cuerpo técnico había planteado utilizar a un buen número de jugadores del filial durante esta pretemporada. No sólo previendo multitud de problemas físicos durante todo este tiempo de intenso trabajo, sino, sobre todo, cuando comenzara la competición. A eso se sumaba que, en esos momentos, aún tenían la incertidumbre de saber cómo iban a responder, por ejemplo, los jugadores que terminan contrato y ya tienen atado, o no, su futuro. Por ejemplo, es previsible que si al Racing le van mal los primeros partidos y queda prácticamente desterrado con aún jornadas por disputarse, los que no tienen contrato para el próximo curso y, sobre todo, los que están cedidos por otros equipos, empezarán a pasar a un segundo plano para evitar riesgos.

Es ahí cuando pueden ir ganando protagonismo los meritorios y, por si acaso hay que tirar de ellos, el cuerpo técnico ha apostado por reclutar a un buen número de ellos. No es fácil administrar un entrenamiento con 32 futbolistas pero Oltra lo está haciendo. Además, él mismo admitió a principios de semana que las lesiones iban a ser inevitables, que iban a actuar como una ruleta rusa de la que confía salvarse. Cómo las salve cada uno de los equipos resultará clave en esta apretada fase del calendario con once partidos en seis semanas.

Por todo ello, viendo que en la derecha va a perder a Buñuel y que Nando no es un especialista del puesto, ha reclutado a Iñigo Sainz Maza, un jugador que ya debutara con nota en el primer equipo en la recta final del curso pasado y que ha sido un fijo en el filial de los últimos años y uno de los mejores jugadores del grupo cántabro de Tercera. Los técnicos de la cantera le tienen en gran estima pero ninguno de los tres entrenadores que han pasado por el Racing en el presente curso le ha dado bola. Y quien lo tuvo de verdad en su mano fue Iván Ania en aquel partido contra el Cádiz en el que no pudo contar con Buñuel al estar concentrado con la selección ni con Carmona por contrato. Se abrió una puerta pero, lejos de dar una oportunidad a un meritorio del filial con proyección de verdad, cambió de sitio a Nico Hidalgo, un jugador que ya había demostrado el curso pasado que no es solvente ejerciendo como lateral. Aquello pudo haber derrotado al canterano pero éste ha insistido y es posible que, de pronto, llegue su oportunidad a última hora. Al menos, Oltra va a disponer de un par de semanas para verle en acción y valorar de verdad lo que puede dar de sí.

Oltra refuerza su lateral derecho con Iñigo Sainz Maza
Comentarios