12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Oltra los necesita a todos

  • Ha comunicado a sus jugadores que tendrá que usar el fondo de armario en lo que queda de liga   
  • Cree que las lesiones serán «una ruleta» imposible de evitar   
  • Sólo pide que no lleguen al principio ni afecten a hombres importantes
José Luis Oltra, siguiendo el entrenamiento de sus hombres desde una portería. / la liga
José Luis Oltra, siguiendo el entrenamiento de sus hombres desde una portería. / la liga
Oltra los necesita a todos

José Luis Oltra es un tipo al que le gusta su trabajo. Y le gusta llevarlo a la práctica de la manera más convencional posible. Por eso esta semana es un poco más feliz que la pasada, en la cual lo fue también un poco más que en la anterior. Todo este tiempo de confinamiento y desescalada está siendo todo un reto para él porque, además, ha tenido que reciclarse y adquirir roles que pensaba que nunca iba a desarrollar, como la de motivador y preparador a distancia pero también de entrenador de otros deportes. Y él mismo lo explica: «Cuando el entrenamiento fue individual, estaba más cerca del atletismo que del fútbol. Cuando se pudieron realizar en grupos de diez, estaba más cerca del fútbol sala y, cuando se pudo ampliar a catorce, más cerca del fútbol siete». Por todas esas etapas ha tenido que pasar pero, por suerte, ya está en el lugar al que todos querían llegar.

Desde el pasado lunes, el Racing, al igual que el resto de equipos, ha podido dar forma a sesiones de trabajo convencionales en las que poder utilizar a la plantilla al completo. Sin limitaciones. Y eso les ha acercado «más al juego real» que tendrán que practicar cuando vuelva la competición oficial. Por eso han podido dar un paso más después de ir «introduciendo» conceptos en las etapas anteriores. Comenzaron potenciando «los aspectos psicológicos y condicionales» y, desde esta semana, ya se pueden centrar «en el tema táctico y técnico». Todo es un continuo caminar hacia el objetivo que el fútbol profesional tiene marcado.

Se felicita José Luis Oltra porque, aunque hubo momentos en los que se mostraron muy escépticos sobre la posibilidad de retomar el campeonato desde donde lo dejaron, «se van cumpliendo etapas y, afortunadamente, se está haciendo sin incidentes y cumpliendo las normativas». De este modo, se mostró «deseoso» de que vuelva el fútbol «y con ganas de empezar la competición». Aunque el Racing fue de los que más ruido armó hasta, incluso, convertirse en protagonista absoluto del fútbol español durante un par de días por el comunicado conjunto que firmaron jugadores y técnicos, el entrenador valenciano recuerda, porque así, incluso, se detalló en dicho escrito, que «siempre» habían defendido la idoneidad de «conseguir o perder las cosas sobre el terreno de juego». Y todo va camino de ello: «Ahora la pandemia parece más controlada y todo parece que va mejor, lo que permite pensar ya en la competición porque se van abriendo las cosas a nivel social y deportivo».

De este modo, en el vestuario verdiblanco ya llevan tiempo «pensando sólo en el Lugo» porque es el primer rival que tendrán delante.  Y han de estar preparados para la recta final de la liga porque va a ser «diferente» a todo lo conocido. En primer lugar, porque habrá «muy poco tiempo entre un partido y otro» y porque, además, «las condiciones climatológicas» serán diferentes a las que están acostumbrados. Serán propias de playoff pero lo bueno es que, al menos, las reglas del juego serán iguales para todos, por lo que no hay excusa.

sin tiempo. No ha echado aún el balón a rodar pero el técnico verdiblanco ya recuerda la necesidad de ir «partido a partido sin pensar mucho en la victoria o en la derrota». Sobre todo, porque va a haber que ganar la mayoría de los partidos. La rutina será diferente a la que conocen porque pasará por «competir, descansar, compensar, preparar el siguiente partido y competir de nuevo». Apenas hay un día para cada paso. En este sentido, el Racing tiene entre manos el partido del Lugo, el cual considera clave como, por otro lado, también lo consideran en el equipo gallego. Y no tanto por ser un duelo entre rivales directos, sino porque «ganar al inicio te da una confianza, una seguridad y un estado de ánimo óptimo para competir».

Lo que lamenta Oltra es que el partido, y todos los que vengan por detrás, vayan a ser a puerta cerrada, ya que entiende que el Racing siempre tiene un plus en la grada. «Es uno de los equipos que más puede notar que no haya afición porque la gente en El Sardinero aprieta, ya que es una afición que, históricamente, da puntos». Con todo, hace un llamamiento a «dejar de lado las excusas y todo lo que va a rodear esta última fase de la temporada para centrarnos en competir bien, ponerle voluntad y trabajo para pelearlo y lucharlo hasta el final».

El técnico valenciano no puede estar más satisfecho del grupo de futbolistas que tiene a sus órdenes.  Él los «conocía bien» desde el punto de vista exclusivamente futbolístico pero le faltaba conocerles de verdad «en el día a día». Con el confinamiento, dicho conocimiento incluso ha ido un poco más allá. Los ha conocido «personalmente» y ha aprendido cosas sobre ellos «a nivel individual» que quizá no habría conocido en una situación convencional. En ese sentido, no ha venido mal el parón por mucho que él considere que al Racing le llegó en un mal momento por estar, en su opinión, entrando en una buena dinámica que nadie sabe hasta dónde le podría haber llevado. Su trayectoria al frente del Racing ha quedado, de esta manera, partida en dos porque sólo pudo disputar cinco partidos antes del repentino parón en los que, además, utilizó «dos sistemas diferentes» al apostar en los dos últimos encuentros por la defensa de cinco hombres. De este modo, tienen mucho más trabajo que hacer que aquellos que llevan con un mismo técnico y una misma idea de juego desde el varano, ya que éstos se conocen «los automatismos» de memoria mientras que el conjunto cántabro aún debe estar trabajándolos.

Lo bueno es que el grupo anda «bien de moral». «Ya dije cuando llegué que no me había encontrado un equipo hundido a pesar de la situación aunque sí tocado», precisa. El Racing no estaba «desahuciado» y de ahí que viera posibilidades de firmar una remontada para la historia. Y cree que iban por buen camino hasta el parón que, por otro lado, también tiene un punto positivo porque les ha permitido «recuperar jugadores» que andaban tocados, como, por ejemplo, son los casos de Kitoko y Alexis. También Barral acabó en la enfermería, pero volvió a entrar en ella el primer día que pisó las instalaciones Nando Yosu de nuevo.

Este tiempo de confinamiento y parón les ha servido, según afirma Oltra, para «asimilar y creer» que es posible. Considera que han realizado un «buen trabajo» y, de esta manera, anuncia que llegan «con ánimo, ganas y confianza» al inicio de la competición. Los ingredientes están encima de la mesa pero también reconoce que necesitarán que les «acompañe la fortuna», algo que apenas ha sucedido desde agosto. A ello hay que sumar la necesidad de enlazar «un par de resultados buenos para creer aún más». «Yo veo al equipo bien y seguro y pensando que lo puede lograr. En definitiva, somos el Racing y vamos a pelearlo hasta el final porque tenemos ese ánimo y esa moral para lograrlo», añade.

Un hándicap que los equipos tienen asumido que han de afrontar en esta vuelta a la competición será el de las lesiones. «Es una realidad», reconoce Oltra. Es consciente de que van a llegar porque, el día que vuelva a alzarse el telón, a los jugadores les tocará volver a jugar «tres meses después desde el último partido». En todo un trimestre, ni siquiera habrán podido disputar un amistoso. A esto hay que sumar que habrá tres partidos por semana, algo a lo que, según explica el técnico verdiblanco, «sólo están acostumbrados, y más a estas alturas de temporada, los que juegan competición europea». De este modo, tiene claro que serán víctimas de una «ruleta» en la que el objetivo no será ya no tener lesiones, algo que se antoja imposible, sino que «no te toque mucho, que no sea al principio y que no afecte a los jugadores más importantes».

Por de pronto, el preparador valenciano ya ha anunciado a los suyos que tendrán que «competir todos» y echar mano de la «plantilla amplia» de la que disfruta el Racing. Además, es de los que considera que los cinco cambios que va a permitir la normativa «van a venir bien para refrescar y mantener la intensidad, tener rotaciones y variantes tácticas durante el partido». «Creo que es algo positivo sabiendo que va a haber que competir con poco margen», añade.

Confiesa Oltra que «una de las claves» para conseguir la remontada en lo que queda de campeonato será ganar a los rivales directos. Más allá del tópico del partido a partido y de no atreverse a echar números, el entrenador verdiblanco recalca que tendrán que «sumar en torno a 22 puntos para llegar a los cincuenta en los que, históricamente, suele estar la salvación». Y eso, como bien calcula, exige «ganar un mínimo de siete». A partir de ahí, apunta que firma «ganar a todos los de arriba y luego perder esos duelos directos».

Con todo, contabiliza seis partidos contra «esos equipos de la zona media baja que, en principio, están luchando por lo mismo que nosotros». Así, reconoce que, ganando esos seis encuentros, se ganan «puntos a rivales que están en la misma pelea y también los sumas tú, por lo que sales beneficiado». «Hay que ganar muchos partidos, competirlos todos y salir a ganarlos todos porque eso nos permitirá acercarnos a la perfección absoluta que necesitamos para alcanzar el objetivo», concluye.

Oltra los necesita a todos
Comentarios