17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

‘El Niño’ tendrá que defender su trono en suelo francés

A pesar de acudir a la subasta con una buena bolsa, MGZ perdió ante la promotora de Dylan Charrat, que puso 77.777 euros

Sergio García tendrá que defender su título en territorio francés. / Hardy
Sergio García tendrá que defender su título en territorio francés. / Hardy
‘El Niño’ tendrá que defender su trono en suelo francés

Sergio García tendrá que acometer la cuarta defensa de su título europeo en territorio enemigo. Su promotora perdió la subasta celebrada en la mañana de ayer porque, a pesar de acudir con una buena bolsa, la del equipo francés fue superior. Tanto es así, que el campeón cántabro se va a asegurar, por lo menos, sacar buena tajada de la aventura.

En concreto, MGZ, que se estrenó actuando en representación del boxeador torrelaveguense, puso encima de la mesa una cantidad cercana a los 70.000 euros, cifra que se antojaba ambiciosa. Como mínimo, de esta manera forzaba a la otra parte a hacer un esfuerzo extra si quería llevarse el combate a casa. Y con los movimientos que había realizado en el último mes, había dejado claro que esa era su intención. Y lo ha acabado consiguiendo.

‘All Star’, que es la nueva promotora con la que ha empezado a trabajar Dylan Charrat, jugó fuerte al meter en su bolsa 77.777 euros, que es una cantidad muy a tener en cuenta para tratarse de un Campeonato de Europa. De ese dinero, el 60% va para el poseedor del cinturón, que es Sergio García. De esta manera, éste se garantiza llevarse 46.666 euros. Es un dinero que, de partida, sacia sus aspiraciones de sacar el máximo rendimiento económico a su carrera como boxeador y a la posesión del trono continental. Posiblemente, sea su segunda mejor recompensa de su carrera tras la conseguida en su aventura londinense de febrero del 2019, donde defendió por vez primera el su cinturón continental.

La intención del equipo del campeón era haber peleado en casa. Al menos, ese es el mensaje que salió desde dentro porque, por otro lado, era lo ideal para que la otra parte hiciera un esfuerzo extra para poner más dinero. Se les veía con hambre y había que aprovecharlo. De hecho, lo normal es acudir a Francia porque allí van a contar con el respaldo de la televisión, que es fundamental hoy en día para poder sacar adelante las veladas. Y eso en España es mucho más complicado. De hecho, no hay ninguna plataforma televisiva detrás de los grandes acontecimientos pugilísticos que se puedan dar en el país y, sin eso y sin la posibilidad de conseguir dinero mediante las taquillas, sólo queda la aportación institucional, que da para lo que da.

Sergio García nunca ha tenido problema en pelear a domicilio. De hecho, hubo un tiempo en el que repetía cada poco que incluso lo prefería porque se ganaba más dinero. Y está claro que lo que le van a dar en Francia era difícil de conseguir defendiendo el título en Torrelavega. Que nunca ha tenido miedo a boxear en la casa de su oponente quedó bien claro cuando, nada más ganar el título que tanto tiempo estuvo persiguiendo, aceptó poner en juego el mismo en Londres ante un boxeador al que una promotora del tamaño de Matchroom tenía (y tiene) entre algodones. Fue allí como un cordero camino del matadero, parecía que iba a ser víctima de una encerrona pero ganó tan claro que no hubo ni posibilidad de trampear el resultado. La misma historia querrá repetir en territorio francés.

Una vez designado quién se encarga de organizar el combate, será éste quien deba poner una fecha y un lugar para la celebración del campeonato, que podría ser el quinto para ‘El Niño’ García y su entrenador Víctor Iglesias. La normativa da un plazo de noventa días a partir de la celebración de la subasta, ya que, como muy tarde, el combate se disputaría en julio. Lo probable es que sea en París porque es ahí donde iba a haber sido, según ordenó la EBU hace unas semanas, si el equipo del campeón cántabro no hubiera exigido una nueva subasta.

En el Kronk, donde está el campamento base de Sergio García, confían en que esta vez sea la buena y por fin puedan medirse a un aspirante oficial, ya que todos los que ha habido anteriormente han terminado declinando boxear con él. Alguno incluso también había ganado la subasta, pero se fue corriendo. Y da la casualidad de que los antecesores de Charrat eran paisanos suyos, ya que fueron Zakaria Attou y Cedric Vitú. Lo bueno es que ahora Charrat, tras dar la impresión de estar evitando al campeón en el último año y medio, parece que está decidido. De partida, la ventaja que tendrá ‘El Niño’ es que sí ha boxeado en pandemia mientras que el púgil galo no lo hace desde diciembre del 2019. Se le han caído varias intentonas mientras que el cántabro ha saltado al ring dos veces y ya sabe lo que es boxear sin público. Bueno sería que el combate, cuando se celebre, sí tuviera gente en las gradas. A pesar de que el campeón deberá defender su trono en territorio enemigo, es de los que le gusta que haya ambiente y ruido en su contra para, poco a poco, notar cómo va imponiendo el silencio. Lo hizo en Barcelona contra Chaca y en Londres contra Cheeseman.

‘El Niño’ tendrá que defender su trono en suelo francés
Comentarios