25.05.2024 |
El tiempo

BARCELONA-PSG

Montjuic tendrá la última palabra: El PSG llega a Barcelona con sed de venganza

Mañana a las 21:00h el Barcelona puede reconciliarse con la Liga de Campeones ante su afición
El delantero polaco del FC Barcelona, Robert Lewandowski (i), durante el entrenamiento que realiza la plantilla barcelonista en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. / Alberto Estévez
El delantero polaco del FC Barcelona, Robert Lewandowski (i), durante el entrenamiento que realiza la plantilla barcelonista en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. / Alberto Estévez
Montjuic tendrá la última palabra: El PSG llega a Barcelona con sed de venganza

El Barcelona se encuentra ante una oportunidad trascendental este martes, con el reloj marcando las 21:00 horas, momento en que buscará clasificarse para unas semifinales de la Liga de Campeones, algo que no logra desde hace cinco años. Este encuentro reviste un significado especial, ya que podría marcar un hito en la trayectoria reciente del club y supone la oportunidad perfecta para reconciliarse con una competición que ha sido esquiva en las últimas temporadas. El rival en esta contienda crucial es el París Saint-Germain, un equipo que llega al Estadio Olímpico Lluís Companys con sed de revancha tras la derrota sufrida en el partido de ida (2-3).

El presente desafío contrasta notablemente con el panorama que se vislumbraba el pasado 27 de enero, cuando Xavi Hernández anunció su dimisión como técnico del Barcelona. Pocos podrían haber anticipado entonces que el equipo azulgrana se encontraría en posición de acceder a las semifinales de la Liga de Campeones. Sin embargo, desde ese momento, el Barcelona no ha conocido la derrota. Ha acumulado diez victorias y tres empates, y lo más destacado en estos trece partidos ha sido la recuperación de la solidez defensiva que caracterizó al equipo en temporadas anteriores. Desde el anuncio de la salida de Xavi del banquillo, Marc-André ter Stegen solo ha encajado nueve goles, lo que evidencia una mejora significativa en el aspecto defensivo.

La importancia de esta madurez defensiva se puso de manifiesto en el partido de ida contra el París Saint-Germain. A pesar de encajar dos goles, el Barcelona logró neutralizar eficazmente a Kylian Mbappé, una de las principales amenazas del equipo francés. Esta solidez en la retaguardia fue clave para mantener la ventaja en el marcador.

Para el encuentro de vuelta, Xavi Hernández alineará nuevamente al tridente de centrales compuesto por Jules Kounde, Ronald Araujo y Pau Cubarsí, con Joao Cancelo desempeñando el papel de lateral profundo en la izquierda. Sin embargo, el entrenador azulgrana enfrenta ciertas dudas en el centro del campo debido a las sanciones de Sergi Roberto y Andreas Christensen, dos jugadores fundamentales en la resurrección del equipo. Pedro González 'Pedri', recientemente recuperado de una lesión muscular, y Fermín Suárez son las opciones para sustituirlos. En la delantera, Raphinha, Robert Lewandowski y Lamine Yamal parecen ser los candidatos para mantener la titularidad, mientras que en el banquillo aguardará Joao Félix, autor del gol de la victoria en el último partido del Barcelona contra el Cádiz.

Por otro lado, el París Saint-Germain llega a este enfrentamiento con la firme determinación de revertir el resultado adverso de la ida. El equipo francés se aferra a la esperanza de recuperar su mejor versión y confía en la capacidad de jugadores como Achraf Hakimi, que estará disponible tras cumplir una suspensión en el partido de ida, y Kylian Mbappé, cuya actuación en el primer encuentro estuvo por debajo de las expectativas. Además, la presencia de Ousmane Dembelé, quien regresa a la ciudad donde jugó durante seis temporadas, añade un elemento adicional de interés al partido.

El entrenador del París Saint-Germain, Luis Enrique, busca corregir los errores cometidos en el partido de ida y plantea una estrategia más efectiva para controlar el centro del campo. Consciente de la importancia de este encuentro, Enrique y su equipo han optado por no disputar su partido liguero este fin de semana, lo que les ha permitido dedicar seis días completos a preparar el enfrentamiento contra el Barcelona.

El Barcelona y el París Saint-Germain se enfrentan en un partido que va más allá de la simple eliminatoria de la Liga de Campeones. Para el Barcelona, es una oportunidad de redención y de demostrar que está de regreso entre los grandes de Europa. Para el París Saint-Germain, es una oportunidad de revancha y de demostrar que tiene lo necesario para competir al más alto nivel. Ambos equipos llegan al encuentro con un objetivo claro: alcanzar las semifinales y seguir soñando con la gloria europea.

Montjuic tendrá la última palabra: El PSG llega a Barcelona con sed de venganza
Comentarios