07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Messi y Ramos ¿su último clásico?

messi-sergio-ramos
Messi y Ramos ¿su último clásico?

En estos momentos, casi parece una certeza en este 2021 que Lionel Messi se siente revitalizado, contento, con un compromiso renovado con el Barcelona de forma evangélica: casi con la misma certeza que sentíamos durante el mes de agosto de que el argentino se iría del FC Barcelona a toda costa; actualmente el argentino parece revitalizado, contento, con un compromiso renovado de forma evangélica; llegando casi al punto que, en mayo o junio próximo, éste anunciará su permanencia en el Camp Nou bajo un nuevo contrato. Pero esa es la cuestión.

Hace pocos meses, parecía una certeza al 100%, escrita sobre piedra, que todo estaba roto, que Messi estaba harto hasta la coronilla de estar rodeado por tanta mediocridad y falsedad. A pesar de ello, aquí nos encontramos. Un salto mortal de 180 grados con triple presión para levantarse del hielo con el fin de cambiar de actitud; y ahora, todo lo que se requiere es lo que cualquier persona que labora en ventas reconocerá como el aspecto más difícil del proceso: cerrar el trato.

Por dichas razones, es obligatorio resaltar el Clásico de este fin de semana diciendo que SI se llegara a producir otro salto atrás; si de alguna forma, el Barcelona molestara a Messi debido a su ineptitud para fichar nuevos talentos, gracias a su incapacidad para ofrecerle la remuneración que él se merece durante los próximos dos o tres años (muchísimos síes y peros); si llega una oferta por parte del Manchester City o PSG con algo especial, pues ésta sería su última oportunidad de enfrentarse al Real Madrid vistiendo la camiseta blaugrana.

Sea cual sea el lado en el que nos encontremos a la hora del Clásico, incluso para nosotros los neutrales, ésta es una idea que llama a la reflexión. Dieciséis años disfrutando de Messi contra el Madrid, de magia a la carta, que han pasado frente a nosotros como las hermosas imágenes del campo por la ventana de un tren a alta velocidad. Preciosas e indelebles en nuestra conciencia, pero que se van, demasiado pronto.

Messi y Ramos ¿su último clásico?
Comentarios