03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Manu Calleja: «Nos ha faltado ese gen competitivo»

Manu Calleja, siguiendo con atención lo que sucede en el terreno de juego. / Hardy
Manu Calleja, siguiendo con atención lo que sucede en el terreno de juego. / Hardy
Manu Calleja: «Nos ha faltado ese gen competitivo»

Se marchó Manu Calleja ayer de Santander con la sensación de haber caído en errores puntuales en los dos primeros goles del Racing que le pusieron las cosas muy cuesta arriba a los suyos, que no habían estado reconocibles hasta entrado el segundo tiempo, cuando el equipo dio una mejor versión y se acercó más a lo que quería ser en Los Campos de Sport. Y con eso se fue sabedor de que puede ser una buena manera de afrontar los siguientes encuentros en los que se jugarán no caer al tercer vagón de la clasificación.

«Si permites que se ponga por delante, al Racing le das mucha ventaja por la capacidad de manejo de partido que tiene», explicó el entrenador de Beranga. Éste se mostró especialmente «molesto» con la acción del 2-0 porque había llegado precedida por «un problema en la grada que no puede ocurrir». De dicha acción no culpó al colegiado pero sí ironizó al decir que debía tener «un ojo de lince» para saber qué jugador había sido quien le había dicho algo cuando, además, había sido uno de los utilleros». Y mostró su enfado al entender que «no se puede permitir que alguien vinculado al club haga un acto que provoque una sanción a un futbolista». Sí reconoció que, como sucede en todos los equipos, se les pide que «aprieten, que ayuden y que animen» porque lo hacen todos, pero consideró que el colegiado había sido ayer «excesivamente riguroso» en esa acción.

La consecuencia fue que el Laredo vio interrumpida una buena tendencia para los suyos e, inmediatamente, llegó el 2-0. «Nos ha faltado ese gen competitivo, esa identidad, esa garra, ese ímpetu y esa lucha en la disputa y en el uno contra uno, algo en lo que no nos puede ganar el Racing», subrayó. En su opinión, el equipo de la capital lo había hecho «en los primeros cincuenta minutos» y eso no puede ser «cuando eres el pequeño y el humilde». Lo bueno es que después reaccionaron. «Hemos creído al final, hemos marcado uno y hemos tenido dos ocasiones para haber marcado el segundo y, al menos, haber generado un ‘runrún’», recalcó.

Destacó Calleja que su equipo había «competido más» en un segundo tiempo en el que el Racing apenas fue capaz, en su opinión, de fabricar ocasiones de gol. Y con lo que se quiso quedar fue con esa reacción de los suyos. Llamó a pensar «sólo en positivo y

saber que el próximo fin de semana hay una final». Con sumar en El Sardinero es algo con lo que no suelen contar equipos como el Laredo a principios de curso y, en ese sentido, ahora toca pasar página y volver a su liga.

Lo peor del partido fueron las bajas y las lesiones. Recordó que llegaron con seis ausencias y, tras el encuentro de ayer, perderá a Riki por acumulación de amonestaciones y está por ver el alcance de las lesiones de Borja Ares y Diego Marta, que se tuvieron que retirar antes de tiempo. Mostró especial pesar por la situación de este último porque «es el que mejor entrena y el que mejor trabaja y al que menos hemos dado». «Me da mucho coraje porque es un crío de veinte años que lo pone todo. Esperemos que le sirva de aprendizaje, se recupere bien y pueda terminar el campeonato con minutos», apuntó el entrenador cántabro. En cuanto a Ares, ya había sido duda por estar recién salido de una lesión. Por

eso no fue titular pero le dio entrada en el descanso para, precisamente, sustituir a Marta. «Es responsabilidad mía», precisó, ya que ahora ha podido dar un paso atrás. Y se trata de un jugador importante en el centro de la zaga.

A la hora de valorar el partido, sostuvo Calleja que había respondido a lo que suele ser habitual, que es que «los goles determinan las dinámicas del juego». «Se han encontrado uno muy pronto, queríamos aguantar lo más posible y hacer largo el partido, pero no ha podido ser», apuntó. De hecho, ese planteamiento se cayó por la borda en tres minutos. De este modo, como ya había destacado en la previa, el técnico cántabro reconoció que el Racing había «acertado en los fichajes «de invierno y que había «metido buena gente en el equipo que lo ha mejorado ostensiblemente». Además, recalcó que, cuando un equipo como el Racing consigue dos victorias consecutivas, «es más difícil de parar». «Las dinámicas de los

equipos dependen de los últimos resultados y seguro que a partir de ahora van a estar bien», apuntó. De este modo, mostró su deseo de que consigan los tres puntos en Barakaldo el próximo sábado porque es les beneficiaría.

Afirmó Manu Calleja que había felicitado a sus futbolistas por la segunda parte que habían completado, ya que «han hecho muchas más cosas y se han parecido al Laredo de verdad». Eso le hace ser «positivo de cara a los partidos que quedan». Y es que, cree que los suyos habían «concedido más» de lo que habitualmente conceden y ni siquiera habían mantenido el orden con el que poder disputar la segunda jugada. Con todo, destacó que jugadores como Toboso y Rasines habían realizado un «gran partido», al igual que otros compañeros, y por ahí cree que deben «engancharse» para seguir en la pelea en la recta final del curso.

Manu Calleja: «Nos ha faltado ese gen competitivo»
Comentarios